,

El maravilloso carácter del Terruño de Curiel de Duero

Bodegas Comenge se prepara para celebrar su 20 aniversario con una importante ampliación del viñedo y de las instalaciones de la bodega. Rafael Cuerda, director y enólogo de la bodega, explica todos los de detalles sobre los nuevos majuelos.

¿Por que habéis decidido ampliar con nuevas plantaciones?

R: En Bodegas Comenge hemos creído desde el principio que la base o una parte muy importante para el control de la calidad del vino es disponer de nuestro propio viñedo. Ello va unido al crecimiento lógico que ha tenido la empresa durante estos 20 años, durante los cuales hemos adquirido un gran conocimiento de la zona que nos ha permitido afrontar la decisión de ampliar el viñedo con mucho más conocimiento y experiencia.

¿Qué criterios se han seguido?

R: Una parte importante de estos nuevos terrenos están en el municipio de Curiel de Duero, a continuación de lo que ya tenemos plantado. Conocemos muy bien el potencial del Tempranillo en esos suelos y nos parece un emplazamiento fabuloso. La plantación se va a desarrollar en dos años: en 2019, aquí en Curiel, se van a poner unas 5 Ha. Y el resto, que serán unas 35 Ha., se establecerán en 2020.

En busca de altitud y suelos calcáreos

¿Qué tipos de suelos se han escogido?

R: Curiel seguirá siendo la base para la elaboración de nuestros vinos porque nos encanta cómo se comporta el Tempranillo en estos suelos arcillo-calcáreos. Pero luego también hemos adquirido una parcela muy interesante en Canalejas, lo que supone un enfoque un poco diferente. Se trata de una parcela a bastante altitud, no es páramo pero casi (900 m), con un suelo sobre todo calizo y en una ladera tendida de pendiente moderada con orientación norte.

¿Buscando más frescura?

R: Efectivamente. Uno de las mayores inquietudes que tenemos actualmente en la bodega es el cambio climático. De hecho ahora mismo estamos inmersos en un programa de investigación sobre estos problemas a los que nos estamos enfrentando en los últimos años. La parcela de Canalejas son otras 22 Ha. de viñedo de altura, buscando maduraciones más lentas y mejores acideces en los mostos.

 

¿Cómo han ‘descubierto’ esos terrenos?

R: Las de Curiel evidentemente ya las conocíamos. El ‘boca-oído’ es muy importante y el propietario de la parcela de Canalejas se puso directamente en contacto con nosotros. El resultado van a ser unas 40 Ha. juntas en Curiel de Duero y otras 22 Ha. juntas en Canalejas.

¿Cómo se toma la decisión de qué y cómo se va a plantar? Me refiero a los clones, marcos de plantación, etc…

R: Primero, se hace un estudio previo de análisis de suelo: texturas y composición. En función de la composición, se escogen los patrones y después se mira la afinidad con la variedad determinada. Hay que tener en cuenta que el 80% del sistema radicular de la vid no es muy profundo, la mayor parte de sus raíces están a 40 cm de la superficie.

 

¿Qué nos encontramos en este corte vertical del suelo?

R: En la primera capa de 10 cm sobre todo materia orgánica. Después nos encontramos arcilla con descomposición de la roca madre o caliza, que se deposita por la erosión en todos los pequeños valles de la Ribera del Duero. Los terrenos calizos a mí me gustan porque dan una finura a los taninos del Tempranillo impresionante y, después, en boca, me gusta la sensación especiada que presenta la variedad en estos suelos.

Incorporación de la uva Syrah

¿Qué tipo de variedades van plantar en la totalidad del nuevo viñedo?

R: Va a haber Cabernet Sauvignon, Merlot, Tempranillo y Garnacha y algunas otras variedades, como el Albillo. Estamos a expensas de que el reglamento de la Denominación de Origen Ribera del Duero permita la Syrah para poder incorporar esa variedad.

¿Por qué habéis escogido esas nuevas variedades?

R: Al final se trata de tener una paleta aromática diversa que nos permita después afinar mejor el resultado final de la botella. Tradicionalmente siempre ha sido así, los viñedos viejos están en la mayor parte de los casos compuestos por distintas variedades que se complementan entre ellas. La moda de embotellar vinos monovarietales es en realidad bastante reciente, pero no necesariamente los mejores vinos se componen de una sola variedad, más bien la experiencia me dice todo lo contrario, y no hay más que echar un vistazo a la composición de los grandes vinos del mundo para darnos cuenta de que es así.

¿Qué marcos de plantación y formas de conducción manejan?

R: Nos gusta lo que en la Ribera llamamos marco de plantación ‘estrecho’, unas 3.600 plantas por Ha., es decir, más o menos un marco de plantación de 2,5 x 1 o 1,10 m. Con respecto a la conducción, aún no hemos decido si vaso o espaldera, dependerá de la parcela y variedad. Hay que ver muchas cosas, como saber las limitaciones del futuro manejo del cultivo en un escenario en la que cada vez es más complicado contar con mano de obra cualificada.

¿Cuánto tiempo ha de trascurrir para poder emplear los frutos con objeto de elaborar vino de calidad?

R: La primera vendimia de una planta nueva, cuando está ya formada (cuarto o quinto año) suele ser interesante. El factor fundamental para la calidad de una uva no es la edad de la cepa, sino el equilibrio que tengas en la planta y, en eso, tengo una amplia experiencia. Hay un periodo entre el sexto y el décimo año en el que las uvas pueden tener una buena expresión frutal, pero sin una gran complejidad. A partir de esa edad normalmente se aprecia una mejoría en la calidad de las uvas, la paleta aromática va ganando expresividad y complejidad, mostrando el verdadero carácter del terruño. Una vez más, en esto del vino, el tiempo siempre tiene cosas que contar…

Puedes comprar vino ecológico de la Ribera del Duero, ¡ya!

Nos gusta lo ecológico. Es garantía de calidad, de equilibrio, de cuidado medioambiental y, cómo no, de exquisito mimo. Hace tiempo que la industria del vino da visibilidad a este concepto y a esta filosofía del trabajo. Lo ecológico, lo natural, la huella del campo, han estado siempre presentes en tan fantástica industria, aunque es ahora cuando los tiempos, por las características de su demanda y de todo el avance en materia de investigación sobre sus cuidados y procesos de elaboración, piden mayor visibilidad, piden extensas explicaciones y piden pruebas. La industria del vino de la Ribera del Duero trabaja en ello, trabaja para acercar hasta sus consumidores lo más auténtico de sus productos y lo hacen con tal cuidado, que hablar de comprar vino ecológico en la Ribera del Duero ha sido, es y será posible porque forma parte de su manera de vivir la tierra, la biodiversidad y el ecosistema.

¿Porqué comprar vino ecológico en la Ribera del Duero?

¿Qué significa comprar vino ecológico en la Ribera del Duero? ¿Qué características especiales poseen estas vides que las distinguen de otras? Para poder hablar con conocimiento hace falta experiencia; una experiencia cuyo resultado se deja notar en el gusto y calidad de los vinos de la Ribera del Duero. El cuidado de la viña y la forma de vivirla como uno más del ecosistema en el que nace, se desarrolla y da sus frutos; la negativa al empleo de productos químicos y un terreno dispuesto a no renunciar a la calidad en favor de la cantidad, han convertido a bodegas de la Ribera del Duero como Comenge en referentes de la producción de vinos orgánicos, por delante de otros grandes competidores que, como Francia o Italia, gozan de gran prestigio mundial.

Compra vino ecológico en nuestra tienda Online

En España, a diferencia de lo que ocurre en nuestras vecinas Francia e Italia, hay un consumo mucho menor de nuestra producción nacional, lo que se traduce por otra parte, en fuerza exportadora y en presencia en mercados extranjeros ávidos de vino ecológico.

¿Por qué los países del norte de Europa están dispuestos a comprar vino ecológico de la Ribera del Duero y de otras de nuestras denominaciones de origen? ¿Sabías que España ha conseguido colocar nuestros vinos ecológicos en el sector Premium?

Valoremos lo que otros hacen ya. Aquí al lado, en la Ribera del Duero, contamos con un gran producto, con un sector como el orgánico que crece de año en año gracias a la importancia que los consumidores otorgan cada vez más a la autenticidad de su materia prima, a las características del suelo en el que se cultivan las viñas y, por supuesto, al inmenso e invisible mimo con el que los campos son tratados todos y cada uno de los días del año.

,

Comenge destaca como la bodega con las redes sociales más atractivas

Imagen-RRSS

Imagen-RRSS

En los días que vivimos la popularidad de las redes sociales no deja de crecer. En términos generales, el 80% de la población pasa por lo menos 30 minutos al día en ellas. Hace 10 años parecía impensable que las empresas dispusieran de ellas, pero, a día de hoy, supone una gran pérdida de oportunidades.

A través de un estudio realizado con la herramienta Tweet Binder de análisis de Instagram y Twitter, hemos sabido que Bodegas Comenge destaca como la bodega más activa en estas redes y con un contenido más original en habla hispana.

Además, ocupamos un primer lugar en cuánto a los impactos generados, consiguiendo que nuestro contenido se muestre a casi 250.000 personas. Entendemos que la comunicación en redes sociales es fundamental para conectar con los usuarios. Son una herramienta que nos facilita la creación de una comunidad en torno a nuestra marca. La valoración y análisis de las mismas de forma regular es fundamental para poder saber si el camino tomado es el correcto. En este momento, nos sentimos muy orgullosos de que nuestro trabajo esté dando resultado fructífero, ¡y eso es gracias a ti, que nos estás leyendo!

Tweet Binder es una herramienta que se utiliza para crear informes analíticos en Twitter e Instagram. Generan datos cualitativos y cuantitativos muy útiles para la importantísima trayectoria en redes sociales de las empresas. En Bodegas Comenge nos ayuda a mejorar determinados factores y potenciar aquellos en los que estamos en el camino correcto.

Redes sociales, la piedra angular de la comunicación

Las redes sociales, que llegaron hace ya 10 años, cada vez se asientan más y más en nuestro día a día. Las hemos introducido en nuestra rutina, convirtiéndolas en foro, lugar de búsqueda de información, plataforma social en la que compartir contenido con nuestros conocidos y como última novedad, incluso, para realizar compras.

Desde el lado empresarial, son una herramienta muy útil para darnos a conocer, conseguir un feedback y más ventas. Las diferentes plataformas han ido evolucionando y cambiando en función de las necesidades de usuarios y empresas.

En la actualidad, las campañas son muy concretas, ajustándose al público potencial al que queremos dirigirnos, con un mensaje directo y con multitud de opciones en cuanto al contenido multimedia. La publicidad es personalizada para cada usuario y eso supone una mejor tolerancia hacia ella. Así, el 32% acepta positivamente la publicidad que se ajusta a sus intereses.

 

Quien no está en Redes Sociales, no existe

Internet es la primera fuente de consulta de información sobre empresas y productos. La posibilidad de hacerlo en cualquier momento a través de nuestro teléfono móvil, ha resultado el factor definitivo.

El 53% de los usuarios admite que consulta información en redes sociales antes de realizar una compra en internet. Esta cifra aumenta hasta el 73% si nos centramos en la Generación Z (entre 18 y 23 años). Un 80% del total, admite que si no encuentra la información que busca, no la intenta conseguir en ningún otro medio.

No estar en redes sociales es perder ventas.

Redes sociales y bodegas

Las redes sociales suponen una ventana para dar a conocer nuestros vinos, pero también la forma de trabajar, nuestros métodos y nuestro día a día.  Es una oportunidad impensable hace unos años y que puede acercarnos a nuestros clientes.

En nuestro sector, la primera venta a través de Internet se torna complicada, teniendo en cuenta que, aunque sea cuestión de tiempo, hoy, es imposible degustar, oler o tocar un vino a través de una pantalla. Por esta razón, mostrar nuestros procesos, opiniones y nuestra forma de trabajar es fundamental para que se conozca el producto.

Bodegas Comenge está presente en las siguientes redes sociales, te animamos a que nos sigas y veas nuestro trabajo

Facebook

Twitter

Instagram 

Fuente de los datos: Asociación de la publicidad, el marketing y la comunicación digital en España.

Cuando el vino rosado tiene nombre de mujer

Son muchas las creencias y falsas ideas que se tienen acerca del vino rosado. Es un vino del que es fácil confundir su origen o incluso su método de elaboración. Se ha llegado a decir de él que lo beben aquellos a quienes el vino tinto les parece demasiado fuerte; de él, se ha dicho incluso, que tiene menos fuerza. Nada más lejos de la realidad.

El carácter y el cuerpo del vino rosado, nada tienen que envidiar al del vino tinto o al de cualquier otra variedad. “Carmen”, nuestro nuevo vino rosado, contiene la belleza, la sabiduría, la resistencia y el carácter amable de una viña madura. Este vino homenajea a aquellas generaciones de viticultores que respetaron y cuidaron la biodiversidad de su viña, para que sus vinos se puedan seguir disfrutando en el futuro. Es un merecido homenaje también a Carmen Fuentes, esposa y compañera de vida de Jaime Comenge, fundador de la bodega.

En Hontoria de Valdearados se encuentra la viña centenaria con cepas de uva blanca Albillo, que puede encontrarse en los vinos clásicos de la Ribera de Duero, el clarete. “Carmen” mezcla el Albillo con uvas tintas como el tempranillo, la garnacha y la valenciana, consiguiendo un vino elegante y aromático.

Origen del vino rosado

No es casualidad que el origen del vino rosado se encuentre en la Provenza francesa, región vitivinícola más antigua de Francia cuyos primeros vinos fueron precisamente rosados. El conocimiento y la experiencia de quienes se dedican al vino, de quienes tratan a cada una de sus viñas con el mimo que necesitan para que éstas respondan con generosos racimos susceptibles de transformarse en un vino de carácter, supieron desde el principio la necesidad de encontrarle un nombre tan intenso como fresco y auténtico.

Y así, el nombre de Carmen, cuyo significado tiene que ver con la cercanía y el afecto, no puede dejar de asociarse con el tesoro en que se han convertido las viñas para sus viticultores.

 

 

Sin embargo, el vino rosado no fue siempre llamado de esta forma, ni asociado a las cualidades que posee. Hasta hace unos cincuenta años no se le asociaba a ninguna variedad definida y tuvo que enfrentarse a quienes decían de él que no era ni tinto, ni blanco. Hoy, ese vino rosado del que se decía alegremente que ‘iba con todo’, se ha afianzado; se ha hecho un hueco en el mercado y se ha destacado por los mismos atributos que encierra la etimología del nombre con el que Comenge lo ha bautizado.

El vino rosado es auténtico y su versatilidad le permite poseer una gran personalidad y al mismo tiempo, su calidad le otorga fuerza sin olvidarse por ello de la elegancia de su gusto; le otorga presencia y, sin embargo, es sutil. Todos y cada uno de sus atributos se resumen en una sola palabra: Carmen.

Carmen, nominado como mejor Rosado 2018 en los Premios Verema

Carmen, premios verema

Carmen, premios verema

Nuestro vino clarete Carmen ha sido nominado como Mejor Vino Rosado de 2018 en los premios de la reconocida web de vinos Verema.

Carmen es una producción limitada de 2.700 botellas que mezcla el viejo albillo castellano y las tradicionales uvas tintas de la Ribera del Duero: tempranillo, valenciana y garnacha. La primera, aporta frescura y viveza y las segundas elegancia, potencia y riqueza aromática.

Permanece sobre lías durante 9 meses creando un perfecto equilibrio, que hace de Carmen un vino perfecto para cualquier ocasión. En nariz, podemos apreciar toques de fruta negra, flores blancas, lavanda y una pincelada mineral que nos evoca polvos de talco. En boca resulta fresco y perfumado, ligero y con una agradable sensación de untuosidad.

Carmen es, además, un doble homenaje; por un lado, a la esposa de Jaime Comenge, fundador de la bodega, su compañera de su vida y de sus sueños. Por otro, a las generaciones de viticultores que durante años han respetado la biodiversidad de las viñas y han hecho que hoy podemos seguir disfrutando del paisaje y unas uvas excepcionales.

“Poema y caricias, alma elegante, jardín de vida, uvas blancas y tintas, música de robles, encinas y viñas viejas.

Sí, eres inmortal. Como tú belleza. Como tú carácter. Te esperaré, me esperarás. Carmen, eres una melodía eterna. Un mosaico de matices. Eres la Ribera. El amor de una madre. El sabor de un abrazo. La pasión de una mujer.”

Las votaciones de los premios están abiertas hasta el próximo domingo 3 de febrero y son de carácter popular. Os invitamos a participar. Además, entre todos los que votéis, se sorteará una entrada para Verema Valencia.

El público decide en Verema

Los próximos 21, 22 y 23 de febrero, en el Hotel Balneario Las Arenas de Valencia, se celebrará la 17 edición de la Experiencia Verema, donde se darán a conocer los premiados 2019.

Los galardones cuentan con 14 categorías y 12 nominados en cada una de ellas: mejor sumiller, restaurante con mejor tratamiento del vino (Premio Louis Roederer), mejor vino blanco, mejor vino rosado, mejor vino tinto, mejor vino espumoso, mejor vino generoso, mejor vino dulce, mejor vino revelación, mejor distribuidor o importador, mejor bodega, bodega con mejor trayectoria histórica, mejor CRDO de vino, personajes del mundo del vino. Las categorías mejor vino revelación y mejor distribuidor o importador son una novedad para esta edición.

Los candidatos han sido seleccionados por el equipo de redacción y catas de Verema, teniendo en cuenta los comentarios y opiniones de su web durante este año. La entrega de los galardones tendrá lugar como acto inaugural de la feria, el jueves 21 a las 19h.

Verema es una web divulgación vitivinícola, que nació en 2000 con el objetivo de que sus usuarios, a través de foros, compartan opiniones, dudas, información, etc. Cada año organizan varios showroom en diferentes ciudades españoles, a los que acuden tanto profesionales del sector, como aficionados y prescriptores, siendo el salón más importante el celebrado en Valencia.

 

4 razones por las que regalar vino esta Navidad es un acierto seguro


Haz clic aquí para ver nuestras ofertas y lotes de navidad

Un año más. Una semana escasa para Navidad. ¿Y los regalos? De nuevo esa duda, esa pregunta aun sin resolver sobre qué regalar a quién. ¿Lo pensaste el año pasado y no lo hiciste? ¿No te atreviste a regalar vino por si no acertabas con la añada, la denominación de origen o simplemente, el gusto del destinatario de tu regalo? Entonces, seguro que ya, en aquel momento, descubriste algún dato importante sobre las preferencias en materia de vino, de esa persona a la que vas a volver a regalar. Por si acaso, aquí tienes información que te ayudará a recordar y que, en cualquiera de los casos, te será útil en aquellos momentos en los que decidas regalar vino, ya sea en Navidad o en cualquier otra fecha del año digna de celebración.

1.- Apuesta segura: denominación de origen Ribera del Duero

Si no sabes qué denominación de origen elegir, prueba un vino de la Ribera del Duero, es una apuesta segura. Puedes encontrar multitud de vinos de gran personalidad a un precio asequible. Si a pesar de ello sigues dudando, prueba un tinto Reserva o un Gran Reserva, los procesos por los que han pasado para poder ser catalogados como tales, te aseguran un sabor agradable, inolvidable; un sabor que hace que merezca la pena regalar vino esta Navidad.

2.– Regalar una caja de vinos: doble alegría

¿No te decides? ¿Te parece poco? ¿Te apetecería ser aún más generoso? ¿Has pensado en una caja regalo? Tanto por una razón como por la otra, regalar una caja de vinos resolverá tu problema. El envoltorio y la presentación son importantes y con este formato puedes dar rienda suelta a tu generosidad, lucirte tú y lucir tu regalo como merece todo buen vino. Una caja regalo te permite, además, acercarte hasta tu tienda de vinos y componerla tú mismo. Si no tienes tiempo, entra en tu tienda de vino online preferida y escoge entre los productos más atractivos, aquellos que quieras incluir. Puedes combinar añadas, denominaciones de origen y accesorios varios.

3.- ¿Qué tal una botella magnum?

Este tamaño de botella evitará tener que descorchar una botella tras otra durante comidas y cenas multitudinarias. Puedes regalar vino de diferentes denominaciones de origen en botella magnum, elige una o varias y ¡adelante!

4.- Acompaña tu regalo con accesorios para el vino

Entre los múltiples objetos con los que puedes acompañar tu regalo es interesante, por ejemplo, un aireador de vino para que la botella se oxigene inmediatamente. Otra opción: un enfriador de botellas. Puedes encontrarlo en forma de funda flexible que envuelve la botella tras sacarla del congelador. Mucho más cómodo, ligero y menos aparatoso que la tradicional cubitera que suele estar presente durante las ocasiones especiales. Y si lo que menos te gusta de estas celebraciones son las casi inevitables manchas de vino que dejan las botellas tras el goteo que sigue a cada copa servida, quizás, un posa botellas sea una buena idea.

Aunque a veces las fiestas navideñas pueden darnos algún que otro quebradero de cabeza, al final, siempre hay algo que nos facilita la tarea y, regalar vino, es una de esas cosas que nos lo pone fácil. Apto para hombres y mujeres, elegante, asequible e indispensable en cualquier mesa, el vino no puede dejar de ocupar durante fechas como estas, un lugar predominante ni entre nuestros obsequios, ni en nuestra mesa.

 

 

 

Bodegas Comenge finaliza con éxito su 4º proyecto trinual de Investigación y Desarrollo

Durante este mes de noviembre Bodegas Comenge ha finalizado con éxito el proyecto de Investigación “APLICACIÓN DE ULTRASONIDOS Y NO‐SACCHAROMYCES PARA LA ELABORACIÓN Y CRIANZA DE VINOS TINTOS”, en el que se han desarrollado tres líneas paralelas de trabajo: la mejora de la lisis celular de las levaduras empleadas en la crianza sobre lías de sus vinos tintos, los estudios en profundidad de las características aromáticas de los diferentes tipos de maderas de roble empleadas en la crianza del vino así como su interacción con la materia colorante del vino tinto y por último la selección propia de levadura no-Saccharomyces para la elaboración de nuestros vinos, tanto tintos como rosado, incidiendo especialmente en su capacidad para moderar el pH final del vino.

Los trabajos se han desarrollado en las propias instalaciones que Bodegas Comenge tiene Curiel de Duero, (Valladolid), contando con la colaboración del Grupo Enotec de la Universidad Politécnica de Madrid para los primeros ensayos en laboratorio y selección de las levaduras no-Saccharomyces.

El plazo de ejecución del proyecto ha sido de 38 meses, comenzando los trabajos el 14 de septiembre de 2016 y finalizando el 15 de noviembre de 2018.

Para la ejecución del mismo se ha contado con un presupuesto de 374.375,00€. Este proyecto ha sido cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), dentro del Programa Operativo de Crecimiento Inteligente 2014-2020, con el objetivo de potenciar la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación.

La cofinanciación del CDTI y de los Fondos FEDER ha supuesto una ayuda en forma de préstamo de 318.218,15€, con un tramo final no reembolsable de 56.156,25€. Su apoyo a este proyecto nos ha permitido incorporar al equipo de trabajo durante estos años de trabajo a dos empleados más,  consolidando de este modo el carácter innovador de nuestra empresa, a día de hoy embarcada en un nuevo y ambicioso proyecto de investigación en colaboración con otras empresas elaboradoras y varios centros tecnológicos y de investigación.

A día de hoy, la investigación y la innovación tecnológica, tanto en viña como en los procesos biotecnológicos, constituye base fundamental en la búsqueda de la excelencia de nuestros productos.

La vendimia en la Ribera del Duero vallisoletana, condicionada por las lluvias primaverales

No está siendo un año climatológico fácil en la Ribera del Duero, al contrario que el año pasado, la vendimia 2018 estará muy condicionada por las lluvias de primavera y temperaturas más frescas de lo habitual, sobre todo en el mes de mayo y junio, con una gran cantidad de precipitaciones.

Está previsto que la recogida de la uva comience en torno a la primera semana de octubre, aunque en el caso de la uva blanca, la Albillo, para el rosado by Comenge, se hará un poco antes, a final de septiembre.

Según Rafael Cuerda, enólogo de Bodegas Comenge, tenemos que ver que las uvas están en el punto óptimo de maduración que nos gusta. Hemos tenido mucha suerte con la no aparición de lluvia durante todo este mes de septiembre, unido a unas temperaturas altas día tras día, condiciones climáticas idóneas para la maduración de la uva, poco habituales en estas fechas del año. Por el momento no han aparecido problemas de botrytis, pero seguro que la vamos a ver en aquellos viñedos con excesivos rendimientos y por tanto con retraso de la maduración. El oídio, a pesar de las dificultades, es un hongo con el que estamos bien aleccionados y se ha controlado bastante bien en la Ribera”.

El viñedo de la variedad Cabernet Sauvignon sufrió las consecuencias de la helada tardía de mayo y venía con el ciclo muy retrasado. Es una variedad que necesita bastantes horas de sol para madurar correctamente. Sin embargo, las temperaturas registradas durante las últimas semanas han permitido recuperar gran `parte del retraso acumulado y anticipar la maduración.

Esta casta no siempre termina su ciclo de forma adecuada en la Denominación de Origen Ribera del Duero, pero Cuerda afirma que si en octubre no llueve demasiado y no sufrimos heladas “probablemente obtengamos un Cabernet interesante”. Lo que es seguro es que la vendimia de esta variedad no podrá hacerse antes de la tercera semana de octubre. Un vez más, será el clima que tengamos hasta esas fechar tardías las que determinen su calidad.

La añadas marcan el carácter de los vinos

Después de una añada seca y calurosa durante todo el ciclo, ha continuado una extremadamente seca en invierno y muy lluviosa en primavera, lo que evidentemente marcará el carácter de los vinos. El año pasado las uvas eran de un pequeño tamaño, arrojando mostos con mucha concentración, delicados para elaborar vinos jóvenes.

Aún es pronto para vaticinar, ya que es preciso esperar a que la uva entre en la bodega, pero si que habrá alguna ligera adaptación en la elaboración de los vinos. El año pasado apenas remontamos, tratamos con muchísima suavidad los mostos para evitar extraer más taninos de los necesarios. Es cierto que en esta ocasión quizás nos encontremos con uvas de un tamaño mayor del habitual y tal vez sea interesante alargar la maceración en aquellas parcelas donde la maduración y sanidad de la uva sea excelente. Pero ahora es difícil saberlo, habrá que ver cómo se comportan los primeros mostos y, a partir de ahí, ir variando si hay que variar, adaptando el trabajo de los mostos a las características y expresión de cada viñedo”, explica Rafa.

En la presente vendimia, también ha habido un cambio sustancial por parte del Consejo Regulador de la D.O. Ribera del Duero: el rendimiento máximo por hectárea se ha aumentado un 10%, pasando de los 7.000 Kg/Ha. a los 7.700 Kg/Ha.

En el caso de Bodegas Comenge, esta medida no afectará porque ninguna de las parcelas se acercan a los rendimientos máximos, oscilando entre los 3.600 y los 5.800 Kg/Ha, según las estimaciones de cosecha realizadas después del aclareo de racimos.

¿Cómo serán los vinos de la cosecha 2018?

De momento, la acidez de los mostos se siguen manteniendo en niveles buenos, más alto que otros años, lo que va a permitir mantener mucho mejor el frescor de los vinos. Las uvas son entre un 15 y un 20% mayores que la media de los tres años anteriores, por lo que es posible que los vinos resultantes resulten menos potentes y concentrados, con un buen equilibrio entre el alcohol, la acidez y la estructura, pero eso también va a depender mucho de las distintas características de parcelas de Bodegas Comenge.

En nuestro caso, parece una añada bastante equilibrada y, si conseguimos completar bien la maduración, me recuerda a la añada 2014, que fue un buen año para nosotros. Incluso a la 2009, donde nos movimos con fechas de vendimia similares a este año. Fueron para nosotros años excepcionales, esos años no nos llovió nada durante la vendimia y por las previsiones meteorológicas que manejamos esperamos la climatología se comporte de forma benigna y podamos disfrutar de otra gran añada en la Ribera del Duero”, sentencia el enólogo.

Carmen: belleza, sabiduría y autenticidad

 

“Carmen” atesora toda la belleza, la sabiduría, la autenticidad, la resistencia y el carácter amable de una viña madura, como si de una gran mujer se tratase. Es nuestro homenaje a las generaciones de viticultores que durante años cuidaron las viñas respetaron su biodiversidad. Gracias a ellos hoy podemos seguir disfrutando de su paisaje y su excepcional uva. Y es también un merecido homenaje a Carmen Fuentes, esposa de Jaime Comenge, fundador de la bodega, compañera de su vida y de sus sueños.  

 Este vino nace en una maravillosa viña centenaria cultivada en Hontoria de Valdearados, escondida  en un rincón del monte al abrigo de encinas, robles y sabinas. Un viñedo compuesto por las variedades que  tradicionalmente  se cultivaban en la Ribera del Duero, formando un maravilloso mosaico de colores y sabores. Buena parte de sus cepas son de Albillo, uva blanca casi olvidada de la Ribera del Duero, fresca, dorada y sutilmente perfumada, presente siempre en el vino tradicional de esta tierra: el clarete.

“Carmen” es un clarete de parcela, mezcla del viejo albillo castellano- pura frescura, viveza y sutileza aromática- y las tradicionales uvas tintas de los viñedos de entonces, el tempranillo, la valenciana y la garnacha –compendio de elegancia, potencia y riqueza aromática.

Es un vino, pero también mucho más…

 

El clarete Carmen 2017 de Bodegas Comenge (DO Ribera del Duero) atesora todas las virtudes de una viña madura: carácter, resistencia, hermosura, saber, verdad, como si de una gran mujer se tratase. Es un homenaje a generaciones de viticultores que respetaron durante años la biodiversidad de las viñas y también a Carmen Fuentes, compañera de vida y sueños del fundador de la bodega, Jaime Comenge.

Este vino nace en una viña centenaria cultivada en el municipio de Hontoria de Valdearados (provincia de Burgos), escondida en un rincón del monte al abrigo de encinas, robles y sabinas. Un viñedo compuesto por las variedades que tradicionalmente se cultivaban en la Ribera del Duero, formando un maravilloso mosaico de colores y sabores.

Datos técnicos del vino Carmen

Uva: 50% albillo real, 40% tinto fino, 10 % garnacha y valenciana
Edad del viñedo: 97 años; plantado en 1921 sobre pie franco.
Elaboración: La uva albillo está pisada y macerada con sus pieles y raspones, sin sulfuroso, en cámara frigorífica a 5º C durante 3 días. Las variedades tintas se estrujaron, encubaron y maceraron a 10 grados durante 12 horas.

Los mostos resultantes se mezclaron y desfangaron, realizando posteriormente la fermentación a 15ºC con levaduras propias.

Ha permanecido sobre lías desde octubre de 2017 hasta mayo de 2018.

 

 

Comenge, una de las 4 bodegas de Ribera protagonistas en el Simposium Master of Wine

Simposium Master of wine Rioja
Simposium Master of wine Rioja

Crédito de la imagen: Institute of Master of Wine

El pasado jueves, cerca de 300 congresistas de todo el mundo entre Master of Wine, estudiantes del Instituto, profesionales y aficionados de alto nivel acudieron a la cena de apertura del 9º Simposium Internacional del Instituto de Master of Wine, que tuvo lugar en la plaza de toros de Logroño.

Durante el evento una buena parte de importantes bodegas españolas agrupadas por zonas geográficas, grupos empresariales y asociaciones, ofrecieron cerca de 150 de sus vinos más emblemáticos a los asistentes. De la Denominación de Origen Ribera del Duero se sumaron en una misma mesa expositora cuatro singulares bodegas: Bodegas Comenge, Bodegas Valtravieso, Bodegas Dominio de Atauta, y Bodegas Félix Callejo.

El objetivo de estas bodegas era mostrar a los Master of Wine y al resto de congresistas los cambios que se están produciendo en esta zona vitivinícola, con vinos más frescos, elegantes y de altísima calidad. Así pues, Bodegas Comenge presentaba entre otros su vino más exclusivo: “Jacobus 2012“, una pequeña producción que ha permanecido más de 30 meses en barrica y nace para competir entre los vinos de más alta gama de Ribera del Duero. Dominio de Atauta enamoró con su “Llanos del Almendro 2012”, un vino de pago que solo se elabora en las añadas de excelente calidad y que es reflejo de las mejores uvas del Valle de Atauta. Félix Callejo acudió con su siempre elegante “Gran Callejo 2011”, un clásico renovado por dentro y por fuera, emblema de la bodega y muy reconocido por la crítica. Valtravieso sorprendió con su “VT Tinta Fina 2015”, expresión de mineralidad y de uno de los viñedos calizos más elevados de la Ribera del Duero.

Estos, entre otros vinos que presentaron las bodegas, fueron alabados por varios de los Master of Wine que pudieron catarlos, que destacaron su complejidad, elegancia y carácter.

Durante el evento se ofreció un cátering de los Hermanos Echapresto, del Restaurante “Venta Moncalvillo” (1 Estrella Michelín), y la velada finalizó con una actuación en directo de Diego “El Cigala”, que puso un broche de oro a una noche muy especial donde se juntaron muchos de los mejores prescriptores de vino a nivel mundial.