La vendimia en la Ribera del Duero vallisoletana, condicionada por las lluvias primaverales

No está siendo un año climatológico fácil en la Ribera del Duero, al contrario que el año pasado, la vendimia 2018 estará muy condicionada por las lluvias de primavera y temperaturas más frescas de lo habitual, sobre todo en el mes de mayo y junio, con una gran cantidad de precipitaciones.

Está previsto que la recogida de la uva comience en torno a la primera semana de octubre, aunque en el caso de la uva blanca, la Albillo, para el rosado by Comenge, se hará un poco antes, a final de septiembre.

Según Rafael Cuerda, enólogo de Bodegas Comenge, tenemos que ver que las uvas están en el punto óptimo de maduración que nos gusta. Hemos tenido mucha suerte con la no aparición de lluvia durante todo este mes de septiembre, unido a unas temperaturas altas día tras día, condiciones climáticas idóneas para la maduración de la uva, poco habituales en estas fechas del año. Por el momento no han aparecido problemas de botrytis, pero seguro que la vamos a ver en aquellos viñedos con excesivos rendimientos y por tanto con retraso de la maduración. El oídio, a pesar de las dificultades, es un hongo con el que estamos bien aleccionados y se ha controlado bastante bien en la Ribera”.

El viñedo de la variedad Cabernet Sauvignon sufrió las consecuencias de la helada tardía de mayo y venía con el ciclo muy retrasado. Es una variedad que necesita bastantes horas de sol para madurar correctamente. Sin embargo, las temperaturas registradas durante las últimas semanas han permitido recuperar gran `parte del retraso acumulado y anticipar la maduración.

Esta casta no siempre termina su ciclo de forma adecuada en la Denominación de Origen Ribera del Duero, pero Cuerda afirma que si en octubre no llueve demasiado y no sufrimos heladas “probablemente obtengamos un Cabernet interesante”. Lo que es seguro es que la vendimia de esta variedad no podrá hacerse antes de la tercera semana de octubre. Un vez más, será el clima que tengamos hasta esas fechar tardías las que determinen su calidad.

La añadas marcan el carácter de los vinos

Después de una añada seca y calurosa durante todo el ciclo, ha continuado una extremadamente seca en invierno y muy lluviosa en primavera, lo que evidentemente marcará el carácter de los vinos. El año pasado las uvas eran de un pequeño tamaño, arrojando mostos con mucha concentración, delicados para elaborar vinos jóvenes.

Aún es pronto para vaticinar, ya que es preciso esperar a que la uva entre en la bodega, pero si que habrá alguna ligera adaptación en la elaboración de los vinos. El año pasado apenas remontamos, tratamos con muchísima suavidad los mostos para evitar extraer más taninos de los necesarios. Es cierto que en esta ocasión quizás nos encontremos con uvas de un tamaño mayor del habitual y tal vez sea interesante alargar la maceración en aquellas parcelas donde la maduración y sanidad de la uva sea excelente. Pero ahora es difícil saberlo, habrá que ver cómo se comportan los primeros mostos y, a partir de ahí, ir variando si hay que variar, adaptando el trabajo de los mostos a las características y expresión de cada viñedo”, explica Rafa.

En la presente vendimia, también ha habido un cambio sustancial por parte del Consejo Regulador de la D.O. Ribera del Duero: el rendimiento máximo por hectárea se ha aumentado un 10%, pasando de los 7.000 Kg/Ha. a los 7.700 Kg/Ha.

En el caso de Bodegas Comenge, esta medida no afectará porque ninguna de las parcelas se acercan a los rendimientos máximos, oscilando entre los 3.600 y los 5.800 Kg/Ha, según las estimaciones de cosecha realizadas después del aclareo de racimos.

¿Cómo serán los vinos de la cosecha 2018?

De momento, la acidez de los mostos se siguen manteniendo en niveles buenos, más alto que otros años, lo que va a permitir mantener mucho mejor el frescor de los vinos. Las uvas son entre un 15 y un 20% mayores que la media de los tres años anteriores, por lo que es posible que los vinos resultantes resulten menos potentes y concentrados, con un buen equilibrio entre el alcohol, la acidez y la estructura, pero eso también va a depender mucho de las distintas características de parcelas de Bodegas Comenge.

En nuestro caso, parece una añada bastante equilibrada y, si conseguimos completar bien la maduración, me recuerda a la añada 2014, que fue un buen año para nosotros. Incluso a la 2009, donde nos movimos con fechas de vendimia similares a este año. Fueron para nosotros años excepcionales, esos años no nos llovió nada durante la vendimia y por las previsiones meteorológicas que manejamos esperamos la climatología se comporte de forma benigna y podamos disfrutar de otra gran añada en la Ribera del Duero”, sentencia el enólogo.

Carmen: belleza, sabiduría y autenticidad

 

“Carmen” atesora toda la belleza, la sabiduría, la autenticidad, la resistencia y el carácter amable de una viña madura, como si de una gran mujer se tratase. Es nuestro homenaje a las generaciones de viticultores que durante años cuidaron las viñas respetaron su biodiversidad. Gracias a ellos hoy podemos seguir disfrutando de su paisaje y su excepcional uva. Y es también un merecido homenaje a Carmen Fuentes, esposa de Jaime Comenge, fundador de la bodega, compañera de su vida y de sus sueños.  

 Este vino nace en una maravillosa viña centenaria cultivada en Hontoria de Valdearados, escondida  en un rincón del monte al abrigo de encinas, robles y sabinas. Un viñedo compuesto por las variedades que  tradicionalmente  se cultivaban en la Ribera del Duero, formando un maravilloso mosaico de colores y sabores. Buena parte de sus cepas son de Albillo, uva blanca casi olvidada de la Ribera del Duero, fresca, dorada y sutilmente perfumada, presente siempre en el vino tradicional de esta tierra: el clarete.

“Carmen” es un clarete de parcela, mezcla del viejo albillo castellano- pura frescura, viveza y sutileza aromática- y las tradicionales uvas tintas de los viñedos de entonces, el tempranillo, la valenciana y la garnacha –compendio de elegancia, potencia y riqueza aromática.

Es un vino, pero también mucho más…

 

El clarete Carmen 2017 de Bodegas Comenge (DO Ribera del Duero) atesora todas las virtudes de una viña madura: carácter, resistencia, hermosura, saber, verdad, como si de una gran mujer se tratase. Es un homenaje a generaciones de viticultores que respetaron durante años la biodiversidad de las viñas y también a Carmen Fuentes, compañera de vida y sueños del fundador de la bodega, Jaime Comenge.

Este vino nace en una viña centenaria cultivada en el municipio de Hontoria de Valdearados (provincia de Burgos), escondida en un rincón del monte al abrigo de encinas, robles y sabinas. Un viñedo compuesto por las variedades que tradicionalmente se cultivaban en la Ribera del Duero, formando un maravilloso mosaico de colores y sabores.

Datos técnicos del vino Carmen

Uva: 50% albillo real, 40% tinto fino, 10 % garnacha y valenciana
Edad del viñedo: 97 años; plantado en 1921 sobre pie franco.
Elaboración: La uva albillo está pisada y macerada con sus pieles y raspones, sin sulfuroso, en cámara frigorífica a 5º C durante 3 días. Las variedades tintas se estrujaron, encubaron y maceraron a 10 grados durante 12 horas.

Los mostos resultantes se mezclaron y desfangaron, realizando posteriormente la fermentación a 15ºC con levaduras propias.

Ha permanecido sobre lías desde octubre de 2017 hasta mayo de 2018.

 

 

Comenge, una de las 4 bodegas de Ribera protagonistas en el Simposium Master of Wine

Simposium Master of wine Rioja
Simposium Master of wine Rioja

Crédito de la imagen: Institute of Master of Wine

El pasado jueves, cerca de 300 congresistas de todo el mundo entre Master of Wine, estudiantes del Instituto, profesionales y aficionados de alto nivel acudieron a la cena de apertura del 9º Simposium Internacional del Instituto de Master of Wine, que tuvo lugar en la plaza de toros de Logroño.

Durante el evento una buena parte de importantes bodegas españolas agrupadas por zonas geográficas, grupos empresariales y asociaciones, ofrecieron cerca de 150 de sus vinos más emblemáticos a los asistentes. De la Denominación de Origen Ribera del Duero se sumaron en una misma mesa expositora cuatro singulares bodegas: Bodegas Comenge, Bodegas Valtravieso, Bodegas Dominio de Atauta, y Bodegas Félix Callejo.

El objetivo de estas bodegas era mostrar a los Master of Wine y al resto de congresistas los cambios que se están produciendo en esta zona vitivinícola, con vinos más frescos, elegantes y de altísima calidad. Así pues, Bodegas Comenge presentaba entre otros su vino más exclusivo: “Jacobus 2012“, una pequeña producción que ha permanecido más de 30 meses en barrica y nace para competir entre los vinos de más alta gama de Ribera del Duero. Dominio de Atauta enamoró con su “Llanos del Almendro 2012”, un vino de pago que solo se elabora en las añadas de excelente calidad y que es reflejo de las mejores uvas del Valle de Atauta. Félix Callejo acudió con su siempre elegante “Gran Callejo 2011”, un clásico renovado por dentro y por fuera, emblema de la bodega y muy reconocido por la crítica. Valtravieso sorprendió con su “VT Tinta Fina 2015”, expresión de mineralidad y de uno de los viñedos calizos más elevados de la Ribera del Duero.

Estos, entre otros vinos que presentaron las bodegas, fueron alabados por varios de los Master of Wine que pudieron catarlos, que destacaron su complejidad, elegancia y carácter.

Durante el evento se ofreció un cátering de los Hermanos Echapresto, del Restaurante “Venta Moncalvillo” (1 Estrella Michelín), y la velada finalizó con una actuación en directo de Diego “El Cigala”, que puso un broche de oro a una noche muy especial donde se juntaron muchos de los mejores prescriptores de vino a nivel mundial.

El Instituto Master Of Wine se da cita en Logroño

La institución más prestigiosa del vino a nivel mundial,  el instituto Master of Wine, se reunirá en Logroño del 14 al 17 de junio para celebrar un simposio que tienen lugar cada cuatro años en un lugar distinto del mundo.

Es la primera vez que el instituto Master of Wine lo celebra en España, tuvo lugar en Oxford en 1982; en Cambridge en 1990; en Bristol e1992; en Perth en 1997; Viena en 2002; en Napa en 2006; en Burdeos en 2010 y en Florencia en 2014.

Más de 400 expertos de todo el mundo, entre los que se incluyen periodistas especializados y estudiantes del Master of Wine, abordarán temas de gran interés para el sector vitícola.

¿De qué hablarán los Master of Wine?

Durante los días que dura el simposio se abordarán temáticas muy diversas, se analizará el sector desde puntos de vista muy diversos; tanto desde la óptica de los consumidores, como de los elaboradores.

Se tratarán temas como qué opina el consumidor sobre los vinos naturales o sobre  la cultura del consumo de vino por copas.

El medio ambiente y el cambio climático también serán objeto de discusión, así como la adaptación de los cultivos a los distintos terroirs. Nuevas técnicas y métodos para trabajar en pro de la sostenibilidad ambiental.

El papel de las levaduras indígenas, su papel durante la fermentación espontánea, así como su influencia en los estilos y sabores de los vinos son otros de los temas que despertarán gran interés. Se podrán sobre la mesa términos extendidos entre los profesionales del sector, como ‘oxidativo’ o ‘reductivo, con el fin de abordar el papel del oxígeno en la elaboración del vino, evaluando los aspectos técnicos y prácticos del uso de acero inoxidable, barricas de roble, contacto con las lías, battonage y dióxido de azufre.

Las zonas vitivinícolas históricas estarán muy presentes en el simposio, pero igualmente tendrán protagonismo aquellas áreas en las climatología permite desde hace unos años el cultivo de la vid; así como los vinos que allí se elaboran con uvas clásicas.

Otro de los asuntos de interés y que preocupa al sector es el tema de las falsificaciones de vino. Saldrán a la palestra propuestas sobre cómo los productores pueden luchar contra el fraude.

‘Nuevas’ zonas de producción en España

Una de las catas más llamativas de las jornadas es la que dirigirá Sara Jane Evans sobre los vinos de la ‘Nueva España’, en la que hará un recorrido por zonas que están experimentando un gran crecimiento en los últimos tiempos, así como por vinos elaborados por variedades minoritarias y autóctonas nuestro país como Albarín Negro, Albillo Mayor, Baboso Negro, Cariñena Blanca, Carrasquín o Mantonegro.

En dicha cata se mostrará a los asistentes la diversidad de terroirs que tiene España, así como regiones que tienen un carácter especial por su orografía (donde se practica la llamada ‘viticultura heroica’), por la forma de conducción de los viñedos o el suelo en el que se asientan.

Algunas bodegas españolas tendremos el honor de presentar nuestros vinos en un exclusivo showroom, en el que los Master of Wine tendrá la ocasión de probar los vinos de Bodegas Comenge.

,

¿Subirá el precio del vino por la escasa cosecha?

La merma de la producción tras la vendimia de 2017, debido principalmente a la sequía y al daño ocasionado por las heladas y el granizo en determinadas zonas, ha traído consigo la publicación de multitud de noticias sobre el aumento del precio de los vinos.

Los expertos hablan de un gran incremento del producto final, algunas organizaciones de consumidores ya han solicitado que el aumento del coste de los vinos por parte de las bodegas se realice de forma paulatina. Por otro lado, diversas organizaciones agrarias ya han solicitado que la subida suponga más beneficios económicos para el viticultor que, al final y al cabo, es el proveedor de la materia prima.

Las Denominaciones de Origen españolas han anunciado recortes de la producción de vino tras la vendimia desde el 20% hasta el 70%; en un año climatológicamente complicado, desde luego.

Pero, ¿qué hay de cierto en todo ello?, ¿es necesario alarmarse?, ¿va a subir tanto el precio del vino cómo se está anunciando? En realidad, hay muchos factores para tener en cuenta antes de tildar como ‘rotura’ a la cosecha 2017, aunque no cabe duda de que el desplome de la producción se ha producido en toda Europa: En Italia en torno al 23 % menos, en Francia sobre el 19 % y en torno al 15 % menos; pero depende mucho de las zonas. En el caso de Bodegas Comenge, ha sido del 63% con respecto a 2016, más o menos la media de la Ribera del Duero.

Menos rendimiento por hectárea

En la cosecha de 2016 se batieron récords de producción y, por lo tanto, récords de ventas en cantidad, pero no en precio, lo que repercute sobre todo en zonas donde se elaboran vinos a granel.

Debido a la superproducción de vino durante el año pasado, las exportaciones aumentaron en términos cuantitativos, sin embargo, su precio disminuyó en términos generales. Se comercializó mucho vino a granel y los viticultores recibieron menos dinero por el kilo de uva.

En el caso de Bodegas Comenge, como ocurre en muchas otras bodegas de la Denominación de Origen Ribera del Duero, se apuesta por una producción controlada y relativamente homogénea año tras año, mediante trabajos en verde cuando es necesario (aunque nadie se libra de los designios de la naturaleza). Por esa razón el año pasado tanto la producción total como los rendimientos fueron ajustados.

El problema de la añada 2017 es que la falta de lluvia, las heladas y el granizo han causado menores rendimientos, es decir, una inferior relación kg/ Ha, que en bodegas Comenge se ha situado en 2.100 Kg/Ha, cuando lo normal es más o menos el doble.

Cantidad vs Calidad

Para comprender cómo puede comportar el mercado del vino durante el año que viene, es importante diferenciar los productores que apuestan por elaborar mucha cantidad de vino a un precio más económico y quienes apuestan por un proyecto a largo plazo, en el que prima la calidad añada tras añada.

Los operadores que apuestan por vender gran cantidad de botellas o incluso vino a granel, este año verán reducidos sus ingresos. Esto es debido a que el precio al que los viticultores cobrarán la uva es superior, como es lógico, por la ley de la oferta y demanda. ¿Será factible encontrar un vino a 2 euros en un supermercado?

Además, hay que tener en cuenta que los vinos elaborados como crianza y reserva saldrán al mercado dentro de más de un año, por lo que será importante cómo se desarrollan los siguientes ciclos.

,

El libro clásico de la viticultura española a tu disposición por gentileza de Bodegas Comenge

En 1932 Miguel Comenge escribió ‘La Vid y los Vinos Españoles’ una obra imprescindible para cualquier profesional del sector vitivinícola, historiador o simplemente aficionado. Hoy en día sigue siendo un indispensable de la librería de cualquier winelover.  El libro, que no se publicó hasta 1942, contiene 22 figuras, 12 láminas y una relación de las características físico-químicas de 87 mostos y 109 vinos españoles.

Don Miguel Comenge, Catedrático de Bioquímica, Director del Laboratorio Municipal de Madrid, Catedrático de Bromatología en la cátedra de Fermentación, Doctor en Farmacia, Académico de Número de la Real Academia de Farmacia, Profesor Químico de primera clase del Instituto Sanidad de Madrid e Inspector Farmacéutico Municipal y estudioso, escribió varias publicaciones importantes para los profesionales de su campo, como ‘Análisis de los alimentos’ (1934).

Para ‘La Vid y los Vinos españoles’ el autor se inspiró en cierta manera en el Ensayo de 1807 sobre las variedades de la vid común que vegetan en Andalucía escrito por Simón de Rojas Clemente y Rubio, pero ‘La Vid y los Vinos Españoles’ es una publicación mucho más extensa y completa que surgió debido a la necesidad de su autor por compilar y clasificar el origen de los distintas variedades de uva y procesos de elaboración para evitar fraudes, copias y adulteraciones.

Según Don Miguel, hasta ese momento no existía ningún manual donde se recogiese un profundo estudio de las variedades de vid de las que se obtenían los vinos nacionales en aquel momento, tampoco información sobre su origen o análisis acerca del color, aromas, sabor, sustancia, edad y mezclas en función de cada cepa en cuestión y el lugar en el que se cultivaban.

Contenido de la obra: Originalidad, erudición y detallada investigación específica

Para desempeñar este arduo trabajo de compilación de información, Miguel Comenge contó con el apoyo de sus compañeros farmacéuticos, de amigos de todo el territorio nacional – quienes le enviaban muestras – , así como con documentación gracias a  obras de otros estudiosos como el ya mencionado Rojas Clemente, los coetáneos de éste Boutelou y Cavanilles o el botánico Mariano del Amo.

Después de un proemio en el que se recopilan datos históricos sobre la filología de la vid, su presencia en la mitología y su importancia en la historia del España, ‘La Vid y los Vinos Españoles’ está compuesto por cuatro capítulos y un índice de láminas y figuras.

Desde las formas de las especies vitis viníferas españolas; las causas que influyen en la calidad de los frutos; una parte dedicada a bioquímica, con información muy relevante sobre la fermentación o composición de las levaduras; crianza, conservación y transporte de los vinos, hasta llegar a los métodos analíticos y descriptores de los vinos de las distintas áreas vitivinícolas; el estudio de Miguel Comenge es una completa obra con la que viajar el tiempo a los orígenes del vino en España.

‘La Vid y los Vinos Españoles’ inspiró a Jaime Comenge para fundar Bodegas Comenge en el año 1999. Tras cursar un Máster en Viticultura de la Universidad Politécnica de Madrid y después de una larga vida laboral como economista, su idilio con el mundo del vino comenzó en los años 90, prácticamente al jubilarse.

En Bodegas Comenge somos conocedores de que ‘La Vid y los Vinos Españoles’ forma parte de la cultura e historia vinícola española y por eso queremos divulgarlo y ofrecerlo en formato digital. Para conseguirlo, tan sólo debes suscribirte a nuestra newsletter en Inscribirse a la newsletter

Comenge Crianza 2015, un vino aromático y estructurado

Acaba de salir al mercado la nueva añada de Comenge Crianza, de Bodegas Comenge, un vino elaborado con la variedad reina de la Denominación de Origen Ribera del Duero, la Tempranillo, procedente de 17 parcelas distintas ubicadas entre Curiel de Duero y Pesquera de Duero.

Las cepas están plantadas en suelos de arcilla y caliza asentadas en laderas de suave pendiente. Tras la fermentación alcohólica con levaduras propias seleccionadas, el vino realiza la fermentación maloláctica en depósitos de hormigón.

Después, Comenge Crianza permanece 15 meses en barricas de roble francés (90%) y en barricas de roble americano, de las cuales el 40% son barricas nuevas.

En particular, la añada 2015 de Comenge Crianza se caracteriza por su gran concentración y una paleta aromática muy amplia. Fue un añada cálida y seca que favoreció la acumulación de azúcares y compuestos polifenólicos, aunque no tan seca como la presente.

Comenge Crianza 2015 es un vino con mucho volumen, mucha persistencia al final de boca y de largo recorrido; adecuado para beber ya o para guardar algunas botellas y disfrutar de ellas dentro de cinco, seis o siete años.

Carácter de la uva Tempranillo de Ribera del Duero

Aunque los vinos de la bodega se caracterizan por su elegancia, discreción y sutileza, quizás la añada 2015 se distinga más por su concentración. En estos momentos es explosivo en nariz y necesitará algo de tiempo para afinarse tras unos meses de crianza en botella.

Sin embargo, ahora tiene el encanto de la uva Tempranillo de la Denominación de Origen Ribera del Duero, esa potencia que no se consigue siempre en otros lugares donde se cultiva esta variedad y que viene determinada, entre otras cosas, por el abrigo del río Duero.

Según Rafael Cuerda, director y enólogo de Bodegas Comenge, “para mi es una añada singular. Esa uva pequeñita que tuvimos en vendimia nos ha dado una sensación en boca espectacular y muy amplia, es su principal encanto”.

,

Octubre, el mes del Salón de los Mejores Vinos de este año

¿Dónde puedo encontrar buena parte de los mejores vinos españoles? ¿Hay algún evento que los reúna a todos sin tener que recorrer largas distancias entre una región y otra?

Las respuestas a estas y otras preguntas que posiblemente estés formulándote, son afirmativas porque el evento que se encargará de reunir a todos estos vinos que quieren presentarse este año como los mejores de nuestro país, será el Salón de los Mejores Vinos de España, que celebrará su decimoctava edición los días 23 y 24 de octubre de 2017 en Madrid.

Muchos de los mejores vinos españoles se darán cita en el Pabellón 2 de IFEMA, donde está prevista la asistencia de profesionales del sector y amantes del vino a un evento en el que descubrir cuáles son los vinos que se producen en cada rincón de nuestro país, un escaparate inmejorable para descubrir hacia dónde se dirigen la nuevas tendencias tanto en la elaboración como en la presentación de las diferentes marcas, en el afán de encandilar al consumidor tanto nacional como de los mercados exteriores.

Entre las curiosidades que el mencionado salón tiene preparadas para sus asistentes, se encuentran los vinos ecológicos, etiqueta y forma de producir que no se le ha escapado a nuestra industria vinícola por la que sienten gran curiosidad buena parte de los aficionados al vino y profesionales del sector y entre los que presentaremos en primicia nuestro Comenge Crianza (92 puntos), nuestro primer vino con Certificación Ecológica que entra de lleno en el grupo de los “Vinos Excelentes”. Biberius Roble 2016 también se ha ganado un hueco en esta misma categoría, merced a los 90 puntos que el comité de cata de la Guia Peñin ha otorgado a nuestra añada 2016.

Junto a él, tres de nuestros vinos han sido catalogados en la categoría de “Vinos Únicos”: Familia Comenge Reserva (93 puntos), Don Miguel Comenge Reserva (93 puntos) y Jacobus Reserva (94 puntos).

Durante esta edición que espera la visita de más de 200 bodegas y de más de 4000 personas, se presentará también la Guía Peñín 2018, una guía de vinos de prestigio internacional cuyo objetivo es dar a conocer nuestros mejores vinos por todo el mundo.

Eventos de estas características son interesantes para los profesionales del sector y para los aficionados a todo lo que tenga relación con el vino y su industria; sin embargo, quienes deseen empezar a acercarse a este mundo, a su industria, a su cultura y a las bodegas y viñedos de las que salen nuestros vinos, pueden empezar por aquí. Nada como vivir en primera persona la presentación de una guía que nos proporcionará información valiosa, o acercarse hasta algunas de las bodegas allí presentes para charlar con sus representantes mientras disfrutamos de alguno de los vinos que se han destacado a lo largo de este año 2017.

Muchas novedades, tendencias, productos y futuros productos, dispuestos a triunfar dentro y fuera de España; juntos a escasos metros de distancia… todos allí para nosotros… en algunas semanas nos estarán esperando.

,

Mosto, fermentación y crianza: Las Edades del Vino

El día 14 de octubre celebramos en Comenge un evento destinado a todos aquellos que quieran conocer y catar nuestros vinos en todos sus estados de elaboración después de la vendimia, mosto en proceso de fermentación o recién fermentado y vinos que ya han comenzado su proceso de crianza en barrica.

La actividad, que comenzará a las 13.00 horas, también incluye visita guiada a la bodega y al viñedo ecológico para terminar con una comida informal y degustación de vinos, ya terminados, de la bodega. ¡Conocer el proceso del vino de principio a fin! Además los asistentes se llevarán como obsequio una botella de Biberius.

El menú que se servirá para finalizar la actividad será una teja de morcilla choricera y chorizo ibérico; anchoas de Santoña y queso de leche cruda; pinchos de lechazo a la brasa de sarmiento al estilo de Traspinedo, tarta de piñones; todo ello acompañado de Comenge Crianza.

El evento es exclusivo y tendrá un aforo limitado a 50 asistentes, con un coste de 60 euros por persona, que podrán inscribirse en visitas@comenge.com , en los teléfonos 639 162 270 o 983 880 363 o a través del siguiente enlace www.comenge.com/blog/las-edades-del-vino

Aprender a apreciar los aromas del vino

Para educar el olfato y aprender, poco a poco, a percibir los aromas de los vinos en toda su plenitud es importante dejarse aconsejar, probar, catar y ‘meter las narices’ donde se pueda. No sólo en las copas, sino también tener la curiosidad por oler todo lo que hay a nuestro alrededor: Desde frutas verdes, maduras, casi pasadas, hierba, piedras, cueros…

Todos los aromas susceptibles de ser apreciados en un vino están en la naturaleza y el entorno que nos rodea. Ser un buen ‘observador’ de los mismos es vital para conseguir sensibilizar a la pituitaria.

Igual de importante es curiosear a nivel olfativo los elementos que nos rodean, que tener la oportunidad de oler el vino en sus distintos momentos del proceso de elaboración.

Vino en sus distintos momentos de elaboración

Además, Rafael Cuerda, enólogo, tendrá preparados mostos frescos, los aromas que se encuentran en el jugo de la uva recuerdan a flores frescas, a frutas, a flores, incluso a gominolas debido al dulzor del zumo.

Una vez que el vino comienza a fermentar, esos aromas siguen estando presentes en mayor o menor medida; pero lo que será distinto es su sensación en boca. Los vinos de Bodegas Comenge en estado de fermentación son chispeantes – debido a las burbujas de carbónico derivadas del proceso- pero también con una cierta mineralidad y muy frescos.

Cuando los vinos están en barrica no quiere decir que estén terminados, ni mucho menos, los aromas primarios suelen desaparecer de forma momentánea para dar paso a toques tostados, especiados, vainillas, tofes, frutos secos… En función del tipo de barrica, edad, procedencia y tostado.

Este momento resulta de gran interés para cualquier aficionado a la cata de vinos pues, cuando el vino esté embotellado y después de un tiempo de reposo en botella, será más difícil diferenciar unos de otros. ¿Quiéres saber qué diferencias hay a nivel sensorial entre la barrica de roble americano y la roble francés? Esta esta es tu oportunidad.

Las Edades del Vino es, sin duda, una gran oportunidad para adentrarse en la cata de vinos y exprimir todo su potencial.

,

Ribera Run Race, la competición que recorrerá la Ribera del Duero

PresentacionRRR

Los próximos días 16 y 17 de septiembre la Denominación de Origen Ribera del Duero celebra la competición deportiva Ribera Run Race, que tendrá como centro neurálgico el municipio de Peñafiel.

Recorrido de Ribera Run Race

La prueba principal tendrá lugar el sábado día 16 a las 8.00 horas y la salida se realizará desde la histórica Plaza del Coso de Peñafiel. El recorrido transcurre por el propio casco urbano de la localidad, para después tomar la vía G14 o también llamada Senda del Duero, hasta llegar al Monasterio Cisterciense de Santa María de Valbuena.

La siguiente etapa del recorrido trazado llevará a los participantes a Curiel de Duero, donde se sitúa Bodegas Comenge, y después afrontar la ruta del Río Duratón hasta llegar de nuevo a Peñafiel para realizar uno de los tramos más complicados: el ascenso el propio Castillo de Peñafiel, a unos 900 metros de altitud, y que alberga el Museo del Vino.

En este caso, el recorrido principal son 50,8 Km, un desnivel de 467 metros, una altitud mínima de 725 metros y máxima de 987 metros.

Para aquellos que quieran disfrutar de el paisaje y los caminos que transcurren entre los viñedos de la Ribera del Duero pero prefieren hacer un trayecto más corto, la organización a previsto Run Race Media, que comparte con el recorrido principal los 21 primeros kilómetros y sus puntos de avituallamiento.

Una opción de 20,8 Km que finalizará en la localidad de San Bernardo y cuyo desnivel es de 60 metros.  La salida será asimismo desde la Plaza del Coso, pero a las 10.00 horas.

También está prevista la celebración de una carrera popular el domingo día 17, bautizada como Ribera Run Race Promo, con 10 kilómetros de recorrido exclusivamente por las calles de Peñafiel.

¿Cómo participar en Ribera Run Race?

La inscripción para participar en la Ribera Run Race es muy sencilla, tan sólo es necesario cumplimentar el formulario disponible en la web de la carrera. Hasta el día 15 de agosto, el dorsal para el recorrido largo de Ribera Run Race cuesta 50 euros; 20 euros la de medio recorrido y 13 euros la inscripción en RRR Promo.

Además de los servicios propios de la competición, como control de seguimiento, la asistencia durante la carrera y el avituallamiento sólido y líquido, los participantes recibirán una bolsa del corredor que incluirá detalles de los patrocinadores, como es el caso de Bodegas Comenge.

Actividades durante Ribera Run Race

La competición Ribera Run Race pretende unir deporte, gastronomía, turismo y vino durante todo el fin de semana. Los participantes y acompañantes tendrán la oportunidad de compartir experiencias inolvidables en un entorno natural y patrimonial excepcional; pero además algunas de las bodegas colaboradoras estamos preparando actividades especiales en torno al evento deportivo.

Las actividades paralelas se irán desvelando en la próximas semanas, os mantendremos informados de la visita especial que tendrá lugar en Bodegas Comenge. Ribera Run Race es, sin duda, una ocasión única para dar a conocer la Ribera del Duero vallisoletana y para demostrar todo lo que nuestro entorno tiene que ofrecer.