¿Revolución en la sala?

En los últimos años hemos asistido, y seguimos asistiendo, a la revolución en los fogones. No sólo debido a las nuevas técnicas culinarias, a la incorporación de nuevos productos en nuestra dieta diaria, sino también a que los cocineros, los chefs se han convertido de algún modo en estrellas mediáticas.

Cada vez más surgen en los medios de comunicación programas de cocina, programas en los que los protagonistas -personas anónimas, famosos e incluso, niños- demuestran sus dotes culinarias.

En dichos programas aparecen reconocidos cocineros que, cuales estrellas de rock también han entrado a formar parte de nuestro día a día. Los chefs son la cara visible de anuncios de comida (evidentemente), pero también de menaje de cocina, ropa o bebidas.

Desde hace unos años en España se valora la capacidad de convertir la gastronomía en arte. Pero además ahora las redes sociales están repletas de #foodies, #foodlovers y fotos #foodporn. Los usuarios fotografían, comparten y comentan imágenes sobre elaboraciones de todo tipo.

Los niños y niñas ya no quieren ser astronautas, veterinarios o presentadores de televisión. Ahora quieren ser cocineros.

Pero, ¿qué pasa con la sala?, ¿cuántas fotos se comparten de un buen servicio de vino?, ¿o de ese camarero que se desvive por hacer que la velada sea memorable?, ¿o de ese sumiller que nos aconsejó un vinazo al que, en este caso sí, no hemos podido evitar fotografiar?

Sin entrar en detalles sobre el estado o la profesionalidad de los trabajadores de sala en la restauración nacional, lo cierto es que camareros, jefes de sala, sumilleres, maîtres, y personal de apoyo aún no gozan el prestigio y la consideración que atesoran sus compañeros en la cocina.

Para ser un buen profesional de sala también se requiere años de formación, pasión y dedicación. No todo vale. Por desgracia, en ocasiones los trabajadores que nos atienden no desarrollan su labor por gusto o vocación, sino como un salvoconducto “hasta que salga algo mejor”.

Es común leer o escuchar las quejas de los usuarios cuando el trato no es el esperado. Somos demasiado rápidos en juzgar y contar al viento una mala experiencia… Sin embargo, cuando el trato cumple o supera las expectativas es rara la ocasión en la que el comensal desea compartir una foto con su “camarero o sumiller favorito”.

El servicio del vino

A pesar de que los profesionales de sala en la actualidad no gozan del mismo reconocimiento social, que los cocineros, lo cierto es que un buen servicio del vino, o una buena recomendación, pueden ensalzar una comida y convertirla en una experiencia memorable.

La formación de los empleados -bien sea por parte de la empresa o, simplemente, por amor propio- es vital para que los usuarios comiencen a entender y valorar la importancia de una profesión que copa miles de puestos de trabajo en España.

Puede que nunca estos profesionales alcancen la fama mediática de los cocineros, tampoco sabemos si realmente se busca, pero desde luego ser experto conocedor de un arte como la buena atención al cliente ayudaría a ensalzar un trabajo al que todavía no se le otorga la consideración suficiente.

Una buena carta de vinos, imprescindible para elegir restaurante

¿Cuál es la razón por la que elegimos un restaurante u otro? ¿Qué es lo que tiene nuestro restaurante preferido que ha conseguido convertirnos en clientes asiduos y fieles? Sin lugar a dudas, el vino forma parte de alguna de estas respuestas. Para que una buena comida o una buena cena pueda ser reconocida como tal, un buen vino es imprescindible. ¿Qué sería de ese plato, en esa mesa, de ese restaurante si no nos hiciéramos acompañar de un buen vino tinto, un buen blanco o un rosado? Y es que la carta de vinos no es solo tan importante como las demás, sino que además es una de las mayores responsables de la imagen del restaurante que vayamos a frecuentar.

Como debe ser una buena carta de vinos

Y, ¿quién decide qué vinos han de formar parte de la carta? Los clientes, porque es a ellos a los que escuchan restauradores y sumilleres. Hay que decir también que la especialidad culinaria del restaurante determinará sin lugar a dudas, los vinos de su carta y que, junto a ella, lo harán además, la provincia y región en la que se encuentre el restaurante y el rango de precios de sus platos.
Pero una carta de vinos debería ser bien recibida y comprendida tanto por quien entiende de vino como por quien no tiene aun los conocimientos suficientes; una carta de vinos debería ser variada, extensa y sobre todo, clara. Para ello es importante poder encontrar en una carta que se precie información sobre la Denominación de Origen, la región, la añada, la bodega en la que se ha producido, la uva de la que procede y, por supuesto, el precio.

En cuanto a la distribución y al orden en el que debería presentarse esta información, la Denominación de Origen es, generalmente, lo primero en lo que nos fijamos, así que con ella a la cabeza, su color – tinto, rosado o blanco – y si su clasificación según la edad – joven, crianza o reserva – sería por este orden de relevancia, la distribución ideal de la información.

Puede ocurrir que entre nuestros restaurantes favoritos haya alguno de comida extranjera, o que incluso, tratándose de un restaurante de comida tradicional, cuenten con una oferta de vino extranjero digno de mención. En estos casos, los vinos internacionales aparecerían después de los nacionales, tras los cuales pueden enumerarse aquellos pensados para acompañar a los postres o a algún brindis final.

Y en caso de duda, el local elegido debería contar entre su personal con un sumiller o un profesional capaz de resolver nuestras dudas y de asesorarnos en nuestra elección. Un buen profesional, un buen vino , una buena carta de vinos… y una buena cena asegurada.

¿Qué vino regalo en Navidad?

Ofrecer vino a los seres queridos, es todo un regalazo. El vino nos brinda momentos extraordinarios, momentos compartidos con amigos, familia o simplemente allegados. El vino ayuda a disfrutar de una buena comida y es parte fundamental de la mesas sobre todo en épocas de celebración.

Existe un vino para cada persona, para cada paladar, para cada momento. Vino blanco, vino de la Ribera del Duero, vino con crianza en barrica o sin ella. La diversidad y variabilidad lo convierte en un producto muy versátil para regalar.

En Bodegas Comenge también disponemos de vinos para cada gusto. ¿Qué vino de Comenge escogerías en Navidad? Te damos algunas pistas.

Vino para gente joven

Si pensamos en regalar un vino a gente joven o a quienes no lo son tanto pero se tienen interés por conocer y probar, recomendamos los vinos más jóvenes de la bodega, Biberius o Comenge Verdejo. Son vinos frescos, afrutados y muy fáciles de beber. ¿Tienes que hacer un regalo del amigo invisible? Escoge Biberius, acertarás seguro, un vino que combina con prácticamente cualquier plato, desde pastas, embutido, carne… Y sólo, también.

Vino para regalar en el trabajo

Todos queremos quedar bien en nuestro ámbito laboral y en estas fechas es habitual tener detalles o incluso llevar algo de aperitivo para festejas las fiestas. Sin duda en este caso el mejor vino es Comenge Crianza, sorprenderá debido a la su suavidad, presencia de la fruta y personalidad.  Un vino persistente con 15 meses de crianza en barrica. ¿Lo mejor? Ya la añada 2015 cuenta con la certificación ecológica. Sea quien sea el agasajado, le gustará.

Vino para disfrutar en familia

¿Buscas un vino para acompañar las comidas o cenas con la familia? Esta pregunta es fácil, Familia Comenge, un homenaje a los grandes vinos tintos de guarda de la Ribera del Duero. Los 27 meses de crianza en barrica se integran perfectamente con los aromas afrutados de la uva Tempranillo. Un vino que es pura seda en la boca, agradable y fino.

Por su fuera poco, también está disponible en formato magnum (1,5 litros), eso sí que es una apuesta segura.

Vino para un Wine-lover

Seguro que en tu entorno tienes algún familiar que se declara auténtico Wine-lover, que pertenece a algún club de vinos y siempre saca el asunto a relucir. Si quieres dejarlo con la boca abierta no dudes en comprar Don Miguel Comenge, el vino más especial de Bodegas Comenge.

Un vino que sólo se elabora en añadas de altísima calidad, procede en exclusiva de una parcela llamada Pago de las Hontanillas y por lo tanto sólo se dispone de una edición limitada de 2.500 botellas. El secreto de este vino está en el Terroir de dicho viñedo, su suelo, orientación y por supuesto la uva. Un vino perfecto para todo tipo de carnes, aunque hacer especialmente buena pareja con los platos de caza.

Vino para dos

Una botella de Ribera del Duero magnum, como Biberius, Comenge Crianza, Familia Comenge o Don Miguel Comenge  siempre es un gran regalo. No sólo por su tamaño sino porque la evolución del vino en grande formato es mucho más lenta. Pero en Bodegas Comenge hemos pensado en todo y por eso hemos diseñado una obsequio especial consistente en una caja de madera con dos copas y una botella de Don Miguel Comenge. Si eres de los que vuelve a casa por Navidad, entrarás por la puerta grande.

,

Postres y vino; dos veces dulces, dos veces buenos

Uno de los grandes errores que solemos cometer llegadas unas fechas tan celebradas como estas, tiene que ver con el vino. La Navidad es sinónimo de celebración, y qué mejor que celebrarlo todo con vino,… con el vino adecuado para cada plato, para cada tipo de alimento. Si hay algún momento del año que se preste a hablar de maridajes, sugerencias, combinación creativa de comida y bebida, es este.

Comencemos pues por evitar ese fallo habitual que consiste en el servir el mismo vino durante toda la comida o la cena. El mismo vino para el primero, para el segundo y, ¡para el postre! Los postres, los reyes de las celebraciones a los que esperamos con ganas y para los que dejamos espacio en el estómago. Esos postres, ¿no se merecerán también el mejor acompañamiento? Y, ¿cuál puede ser ese vino ideal que vaya a la perfección con turrones, mazapanes, frutos secos y frutas escarchadas? Y el chocolate, ¿quién acompañará al chocolate?

Otra tendencia ampliamente extendida es la de reservar el champán o el cava para este último plato. No tiene por qué ser así. Si algo tiene el vino son sus inmensas posibilidades. Veamos…

Vino para turrón y mazapanes

El turrón pide vino dulce y, ¿por qué no acompañarlo con un vino de la misma tierra? Durante estas fechas, no hay tampoco bandeja sin polvorones porque en Navidad, cualquier recipiente luce menos sin ellos o sin alguno de estos característicos dulces; tan característicos y peculiares que necesitan un vino que intensifique su sabor y convierta su textura en algo fino, agradable, esponjoso. ¿Qué tal un vino seco y algo afrutado?

Pero una bandeja con polvorones no debería olvidarse de los mazapanes; más tiernos, más blanditos, más pequeños,… más amigos del vino rosado que cualquier otro postre navideño. Los frutos secos, generalmente en bandeja aparte, piden vino dulce y blanco, y el chocolate, fuente inspiradora de tantos postres, espera con ganas una copita de Oporto, por ejemplo.

¿Sólo un tipo de vino en la mesa esta Navidad? Si escuchas a tus postres, verás que te están pidiendo a gritos algo más de compañía, más variedad y más colorido. Ellos lo agradecerán y tus comensales y tú, también. Si has pensado ya en cuál será tu menú esta Navidad, no te olvides del postre, porque el turrón, el mazapán, los polvorones, el chocolate, cualquiera de ellos, está mucho más rico junto a un buen vino ¡Compruébalo!

,

Descubre otros tamaños de botellas de vino para celebrar la Navidad a lo grande

¿Detallista? ¿Original? ¿Lo tienes casi todo pensado pero no sabes qué hacer con la bebida, qué vino escoger o qué cantidad de vino comprar para servir en esa cena en la que volveréis a reuniros unos cuantos? Quizás te hayas preguntado qué puedes hacer este año para no acumular tanto vidrio, todas esas botellas que se van quedando en casa después de las copiosas cenas y comidas; o quizás eres tú el que se va a desplazar y el que se encargará de llevar el vino que se servirá en la cena.

Sea cual sea la situación, hoy queremos recordar que en materia de vino, existen varios tamaños de botellas. Todos conocemos la tradicional y habitual botella Estándar de 75 cl, sin embargo, podéis encontrar en el mercado otros tamaños que bien pueden responder a alguna de las necesidades que vayáis a encontraros durante alguna de las reuniones navideñas a las que asistáis.

Empezaremos por recordar algunos de los tamaños de botellas que, aunque menos frecuentes que las habituales de 75 cl, posiblemente conozcáis. La más pequeña es la que se conoce con el nombre de Benjamín que, equivalente a ¼ de la botella estándar, solemos encontrar en los aviones o en los trenes.

Con toda seguridad habréis visto en alguna ocasión la medida Magnum; un tipo de botella que al contener un litro y medio de vino o dos veces la medida estándar, puede ser muy útil si vas a encargarte de llevar el vino a una cena o si vas a recibir a otros tantos comensales en Nochebuena, en Navidad o en la despedida del año.

Si lo que estás buscando es algo original, algo con lo que sorprender y que al mismo tiempo sea práctico, quizás te interese buscar la conocida como botella Jeroboam cuya capacidad equivale a 4 botellas de 75 cl; pero si ésta fuera pequeña, prueba con la Rehoboam, con capacidad para cuatro litros y medio de vino.

Si decides buscar alguna de las dos últimas medidas mencionadas, es muy posible que tengas que ir a comercios especializados y que tengas que destinar un presupuesto mayor al habitual. Por sus características son botellas que requieren de una fabricación especial para poder soportar el peso del vino que contienen.

Como curiosidad y por qué no, como sugerencia, añadir que existen también en el mercado botellas de mayor tamaño a las mencionadas anteriormente. Entre ellas, y haciendo honor a la Navidad, la medida Baltasar y la botella Nabucodonosor. No hay duda de que su capacidad para 12 y 15 litros respectivamente, las convierte en las mejores para celebrarlo todo ¡a lo grande!

Bodegas Comenge se hace hueco en Tudela de Duero

guiapladar

David Villorejo y César de la Torre acaban de abrir el Espacio Gastronómico Paladar y Tomar en Tudela de Duero, Valladolid, un nuevo establecimiento donde se pueden encontrar algunos vinos de Comenge, tanto para probar como para comprar.

Ambos son tudelanos y este nuevo espacio es el culmen, o una etapa más, quien sabe, de la Guía Paladar y Tomar que  fundaron en 2011, un ‘tratado’ on-line con recomendaciones gastronómicas para ‘ir a tiro hecho’. “Todo empezó como un hobby, nuestros amigos de Valladolid siempre nos preguntaban dónde comer, principalmente en Asturias y Cantabria, donde somos asiduos, aunque también en Valladolid, así que empezamos a plasmarlo en una web”, explican.

Los establecimientos que se recomiendan no tienen por qué ser caros, o tener Estrella Michelín. Deben ser restaurantes con una trayectoria reconocida, sobre todo nos deben gustar y además tener una buena relación calidad/precio”, cometan David y César. Al año siguiente, a las dos Comunidades del norte de España se unieron las ocho provincias restantes de Castilla y León. A la gastronomía se sumaron recomendaciones de bodegas, vinotecas y otros establecimientos especializados.

Catas y eventos en Valladolid

En 2015 decidieron profesionalizar y ampliar el proyecto, que ahora también engloba la organización de eventos gastronómicos, el alquiler de food-trucks y la gestión de comunicación on-line para hostelería. Con la reciente apertura del Espacio Gastronómico Paladar y Tomar, aparte de ofrecer lo citado anteriormente, extienden su oferta con tienda de vinos y productos gourmet, y sala de catas y degustación en barra. Un lugar en el que se irán incorporando empresas colaboradoras y donde ya tiene planes a corto plazo como impartir formación.

La tienda cuenta con unas 60 referencias de vino, principalmente de Castilla y León, aunque también hay de otras zonas de España; productos gourmet, como conservas (anchoas del cantábrico, mejillones de las Rías Baixas); gildas; quesos de la zona; una selección de aceites de oliva virgen extra; vermús y cervezas artesanas.

Biberius por copas

Entre todos esos productos se encuentran tres vinos de Bodegas Comenge: Comenge Verdejo, Biberius y Comenge Crianza. “Conocimos los vinos en un programa de Radio Pedrajas, donde entrevistamos a Patricia Regidor, de Pintan Copas Comunicación. Nos trajo Comenge Crianza y nos encantó. Después probamos Biberius en La Garrocha y en Martín Quiroga, en Valladolid, dos establecimientos que, además, están recomendados en la Guía”, dicen David y César.

De entre todos los productos gourmet que ofrecen en la vinoteca y en la barra David y César lo tienen claro: Biberius lo servimos por copas y lo acompañamos con una tablita de embutido y queso curado; Comenge Crianza es que nos va bien con todo… Pero a pesar del dicho ‘que no te la den con queso’ nos gusta mucho con los quesos de la zona. Comenge Verdejo lo tomamos con las anchoas o las gildas de cecina y queso, pero la verdad es que son vinos muy versátiles”.

El pasado mes de mayo organizaron en Bodegas Comenge el VII Evento Maridado y reconocen en ahí se terminaron de enamorar de todos los vinos y de la bodega. Una de las cosas que más les llamó la atención, exponen, es la posibilidad de estacionar con auto-caravana, un transporte que usan para sus viajes gastronómicos.

Espacio del Gourmet, los vinos de Comenge en Tenerife

espacio-del-gourmet

Espacio del Gourmet, en Tenerife, es el lugar ideal para comprar los vinos de Bodegas Comenge si vives en Canarias ¡los tienen todos! Hemos hablado con Daniel Cerro, su propietario, que nos ha contado cosas muy interesantes sobre su negocio y su relación con nuestros vinos.

¿Cómo nace Espacio del Gourmet?

Yo trabajaba en una empresa, pero tenía un local libre desde hace más de cinco años. A los 52 años deje de trabajar ahí, yo siempre había querido una tener una vinoteca, por lo que me lancé. Siempre me ha gustado el mundo del vino y la gastronomía, por lo que poco después ampliamos el negocio para incluir productos gourmet.

También tenemos una tienda online, aunque en Canarias las compras por internet no se han popularizado tanto como en la península. Nos sirve para darnos a conocer y que la gente sepa más sobre los productos que vendemos, todo está muy bien explicado.

Comprar vinos de la Ribera del Duero

¿Qué productos podemos encontrar en Espacio del Gourmet?

Tenemos de todo: conservas de pescado y marisco, conservas vegetales, patés, jamón y otros embutidos, queso, mermeladas, chocolates, licores, aceite… En general, cualquier producto gourmet de calidad.

Tenemos unas 150 referencias de vino, todos nacionales y unos 40 canarios. Las principales denominaciones de origen con las que trabajamos son Ribera del Duero, Toro, Rioja, El Bierzo… pero sin duda los vinos que más se beben por aquí son los de Ribera.

¿Cómo y cuándo descubriste los vinos de Comenge?

Tengo un amigo que se apellida Comenge y cuando oí hablar de los vinos me dieron ganas de probarlos. En Canarias no estaban, así que los pedí a bodega directamente, sin haberlos catado. Antes había leído muchas reseñas y me fiaba de ellas, tenía seguridad de que sería un buen vino.

Cuando por fin los probé cumplieron todas mis expectativas, buenísimos. Desde entonces trabajo con ellos, 8 años ya, y cada vez son mejores.

¿Qué vinos de Comenge ofreces en tu vinoteca?

¡Tenemos todos! Comenge Crianza, Don Miguel Comenge, Familia Comenge, Biberius y Comenge Verdejo. También tenemos grandes formatos: Familia Comenge, Biberius y Comenge crianza los tenemos en magnum. Biberius lo tenemos también en doble magnum y en 6 litros.

El que prueba los vinos de Comenge, le gustan. Aún hay mucha gente que busca marcas más conocidas aquí, pero los dispuestos a probar cosas nuevas se dejan aconsejar y se sorprenden con Bodegas Comenge, está al nivel de vinos muchos más caros. La relación calidad precio es increíble.

Comenge y la gastronomía canaria

¿Con qué producto de la gastronomía canaria recomiendas tomar los vinos de Comenge?

Comenge Crianza lo tomaría con carne a la brasa o con algún guiso potente y Biberius me gusta con el puchero canario, que es el cocido típico de aquí. El verdejo quizás con algún pescado, aunque a mí me gusta mucho para el aperitivo, con un buen queso de cabra canario. La verdad es que son vinos que van con todo, depende de los gustos de cada uno.

¿Cuál es tu vino Comenge preferido? ¿Cómo te gusta disfrutarlo?

Yo creo que a partir de las 12 ya es buena hora para beber vino. Por la mañana me gusta más el verdejo, y por las tardes, Biberius. Solos, con el aperitivo, la comida… ¡Van con todo! Lo importante es disfrutarlos en buena compañía.

diVino, referente para comprar los vinos de Comenge en Castellón

diVino

Hemos hablado con Félix Tejeda, propietario de la vinoteca diVino ubicada en Almazora, Castellón. Hemos conocido mejor su negocio y su relación con los vinos de Bodegas Comenge, ya que fue uno de los primeros establecimientos que apostaron por ellos y desde el principio la relación en fantástica. De hecho, hace unos días se celebró en la vinoteca una cata maridaje sobre la que también hemos hablado, fue un placer como siempre. ¡Os sorprenderá!

¿Cómo nace diVino?

diVino nace hace unos 11 años como un negocio familiar, lo llevamos mi mujer y yo. Nos gusta el mundo del vino y queríamos acercárselo al consumidor final, por eso en la tienda solemos organizar eventos como presentaciones de vinos y catas.

Vinos, licores y productos selectos en Castellón

¿Qué productos podemos encontrar en diVino?

Principalmente ofrecemos vinos y licores, pero también tenemos productos selectos: jamones, quesos, patés, foies, chocolates… productos de calidad.

Lo que más tenemos son vinos. Alrededor de 600 referencias de muchísimas procedencias distintas, pero lo que más vendemos aquí, son vinos de Rioja y Ribera del Duero, aunque también destacan Priorat y los vinos de Castellón. Ahora está bastante de moda Campo de Borja.

Tenemos algunos vinos internacionales, pero no muchos, por ejemplo en blancos tenemos algunos Riesling alemanes y Pomerol, de Francia en tintos. La verdad es que funcionan mejor los vinos nacionales, tienen mejor relación calidad-precio.

¿Cómo y cuándo descubriste los vinos de Comenge?

Hace muchos años que trabajamos con los vinos de Comenge, 8 o 9 por lo menos. Llevábamos un par de años abiertos y yo iba catando vinos y metiendo en la tienda los  más me gustaban.

Los de Comenge fueron unos de esos, así que llamé a bodega para pedir unas muestras y desde entonces siempre les tenemos aquí.

¿Qué vinos de Comenge ofreces en tu vinoteca?

¡Todos! En diVino se pueden comprar Comenge Crianza, Don Miguel Comenge, Familia Comenge, Biberius, Comenge Verdejo e incluso Jacobus. También tenemos grandes formatos, todos los vinos de Comenge se pueden comprar en formato magnum, excepto Jacobus, que solo viene en tamaño botella.

Decidí trabajar con ellos porque los vinos me gustaron, después hablé con bodega y también me gusto el proyecto que tenían, así que… ¡Adelante!

La acogida ha sido muy buena, todos los que lo prueban quedan encantados. No es difícil convencerles de que los prueben, al final conoces a tus clientes, les cuentas la historia de estos vinos y ellos se fían de tus recomendaciones. De hecho, Biberius es posiblemente el vino más vendido en nuestra tienda.

Maridajes sorprendentes con los vinos de Comenge

¿Con qué producto de la gastronomía valenciana recomiendas tomar los vinos de Comenge?

En esta zona se bebe tinto para todo. Familia Comenge lo puedes tomar con una carne, un pescado, un arroz… combina muy bien con todo. No hay que encasillar los tintos para carne y los blancos para pescado.

De hecho, hace unos días realizamos en diVino una cata maridaje de Comenge con un showcooking y a la gente le encantaron los vinos. Los maridajes fueron sorprendentes:

  • Comenge Verdejo con una tosta de tataki de atún con guacamole.
  • Comenge Crianza con una crema de patatas a la riojana con huevo de corral.
  • Familia Comenge con una merluza de pincho con una salsa langostada.
  • Don Miguel Comenge con unos canelones de rabo de toro con salsa Café París.
  • Biberius lo tomamos a temperatura de vino de blanco con una tarta Sacher.

A la gente le encantó, los vinos de Comenge van muy bien para los maridajes porque combinan con muchos productos y dan mucho juego.

Queremos que te mojes: ¿Cuál es tu vino Comenge preferido? ¿Cómo te gusta disfrutarlo?

¡Jacobus, eso está claro! Pero si pensamos en relación calidad precio, Familia Comenge es uno de los mejores vinos que hay a día de hoy. Don Miguel también me gusta, es muy elegante. La verdad es que son unos vinazos y están al alcance de cualquiera.

Creo que cada vino tiene un momento y una gente. En función de con quién esté saco un vino u otro, depende de sus gustos y del momento. Al final los vinos son para compartirlos, saben mucho mejor con amigos.

Disfrutar de los vinos de Comenge en Padrón

osecreto

O’Secreto es uno de los establecimientos donde podéis comprar vino de Bodegas Comenge en Galicia. O’Secreto se encuentra en Padrón, A Coruña, y es el sitio indicado para comprar un buen vino y algún producto delicatessen para acompañarlo, pero si no puedes esperar a llegar a casa también tienen una tapería y restaurante para darse un buen homenaje.

Hemos hablado con Mayca que, junto a su pareja Jose Ramón, se encarga de llevar O Secreto y nos ha contado cómo comenzó este proyecto y cuál es su relación con los vinos de Bodegas Comenge.

Gastronomía gallega y vinos de Comenge

Vinoteca, tapería, restaurante, tienda… O’Secreto parece un proyecto muy grande construido alrededor de la gastronomía gallega, ¿cómo empezó todo?

Así contado parece un proyecto enorme, pero la verdad es que estamos en Padrón, un pueblo pequeñito, todo está en el mismo local y la tienda ni si quiera tiene escaparate.

Es un negocio familiar, empezamos mi hermano y yo como distribuidores y un día surgió la oportunidad de montar la vinoteca. Con el tiempo mi hermano abandonó el proyecto para hacerse cargo de las viñas de nuestros padres y yo continué con O’Secreto con el apoyo de Pepe, mi pareja.

Más adelante completamos con el restaurante y tapería, con la intención de dar a conocer los vinos y demás productos que ofrecemos a nuestros clientes.

¿Qué productos podemos encontrar en O’Secreto?

A parte de vinos, tenemos muchos otros productos: conservas, sobre todo de pescados gallegos, espárragos de Navarra, jamón de Guijuelo, vermouth, patés y aceite de varias procedencias.

Los productos gallegos son importantes en nuestra oferta, pero no nos obsesionamos. Lo más importante para nosotros es la calidad. Al fin y al cabo, lo gallego es lo que más abunda por aquí y nos parece interesante dar a conocer productos de otras procedencias a nuestros clientes.

¿Qué papel juega el vino en O’Secreto?

El vino es muy importante, fue el principio de O’Secreto. A mi hermano y a mí nos encanta el mundo del vino, lo hemos vivido siempre porque mi padre tenía viñedos.

Tenemos bastantes referencias de muchas procedencias distintas. De Galicia tenemos Rías Baixas, Ribeiro, Monterrei… pero también de otros lugares, como Rioja, Ribera del Duero o Navarra, por decir algunas. Normalmente intentamos trabajar con una o dos bodegas de cada denominación de origen de España, de momento no hemos querido hacer hincapié en los vinos de otros países.

¿Cómo y cuándo descubristeis los vinos de Comenge? ¿Lleváis mucho tiempo trabajando con ellos?

Los conocimos en una feria. Intentamos trabajar con una o dos bodegas de cada denominación de origen y Comenge nos gustó, ya llevamos unos cinco años trabajando con sus vinos.

¿Qué vinos de Comenge ofrecéis en tu vinoteca? ¿Qué os llevó a incluirlos entre tus referencias? 

Tenemos todos los tintos: Comenge Crianza, Don Miguel Comenge, Familia Comenge y Biberius, también en formato magnum. Les incluimos en nuestra vinoteca porque nos gustaron. No trabajamos con ningún producto que no nos guste personalmente y que no consideremos de calidad.

Comenge Crianza con pulpo

¿Con qué producto gallego de los que tenéis en vuestra tienda recomiendas tomar los vinos de Bodegas Comenge?

¡Con Pulpo! En las pulperías aquí es típico tomar vino de Barrantes, denso y afrutado, que se toma en tacitas. Recordando esta tradición creo que sería genial acompañar un pulpo con un buen tinto, y para eso Comenge Crianza iría perfecto.

Queremos que te mojes: ¿Cuál es tu vino Comenge preferido? ¿Cómo te gusta disfrutarlo?

Mi preferido es Familia Comenge, solo o con unas tapitas va perfecto. Don Miguel también me gusta, creo que es ideal para acompañar una buena comida. Jacobus también me encantó.

El Druida, los vinos de Bodegas Comenge en Úbeda

druida

La enoteca El Druida, situada en Úbeda, Jaén, es uno de los muchos establecimientos que ha apostado por los vinos de Bodegas Comenge y que cumplen la gran labor de embajadores entre la bodega y el consumidor final.

Además de tener la posibilidad de comprar los vinos de Bodegas Comenge y otras muchas referencias de la Ribera del Duero u otras Denominaciones de Origen españolas, en este establecimiento de la provincia de Jaén también es posible adquirir productos gourmet y acudir a las catas y degustaciones que organizan.

Hemos hablado con su propietario, Juan Antonio Navarrete, para conocer más sobre uno de los muchos negocios donde comprar los vinos de Bodegas Comenge.

¿Cómo nace la enoteca El Druida?  

La Enoteca El Druida nace en Úbeda en 1995. En un principio empezamos como distribuidora de vinos, aceites, aguas y accesorios, y nos dedicábamos a introducir las mejores marcas en el mercado.

Con el tiempo decidimos abrir nuestra propia tienda especializada para satisfacer mejor las necesidades tanto del cliente final como de los hosteleros.

 Vinos de la Ribera del Duero y productos Gourmet

¿Qué productos podemos encontrar en la enoteca El Druida? 

Principalmente tenemos vino, aceites y la mejor oferta de aguas premium internacionales. Nuestra oferta se complementa con otras bebidas, como licores, champagne, cervezas artesanas, destilados y vermús. Además, trabajamos con las marcas más prestigiosas en accesorios para el servicio y degustación del vino.

En cuanto a vino, contamos con casi 300 referencias de distintas procedencias de todo el país, principalmente de Rioja, Ribera del Duero, Rueda, Rías Baixas y, por supuesto, vinos de la Tierra de Jaén, pero también tenemos vinos de muchas otras denominaciones de origen de toda España.

¿Cómo y cuándo descubriste los vinos de Comenge? ¿Llevas mucho tiempo trabajando con ellos?

Los conocimos una vez que visitamos Peñafiel y alrededores hará ya unos tres años, y desde entonces veníamos siguiéndolos la pista.

En las últimas navidades uno de nuestros mejores clientes nos solicitó varias botellas de los vinos de Bodegas Comenge y es lo que nos hizo decidirnos. Empezamos a trabajar con ellos y estamos muy satisfechos con la respuesta y aceptación que han tenido entre nuestros clientes, tanto consumidores como hosteleros.

Vinos de gran calidad

¿Qué vinos de Comenge ofreces en tu vinoteca?

En nuestra tienda especializada vendemos todos: Comenge Verdejo, Comenge Crianza, Don Miguel Comenge, Familia Comenge y Biberius. También disponemos tanto del verdejo como de los tintos en formato magnum.

Decidimos incluirlos entre nuestras referencias porque nos gustaron, son unos vinos de una relación calidad precio excepcional y la acogida entre todos nuestros clientes ha sido fabulosa.

¿Con qué producto de la gastronomía jienense recomiendas tomar los vinos de Comenge?  

Sin dudarlo, me quedo con Familia Comenge, el vino reserva, acompañado con una buena pierna de cordero segureño, la raza típica de esta zona.

¿Cuál es tu vino Comenge preferido? ¿Cómo te gusta disfrutarlo? 

Tanto el blanco, Comenge Verdejo, como el joven con un toque tostado, Biberius, son la mejor propuesta en relación calidad precio para disfrutarlo ahora que llega el calor. ¿Cómo? ¡En buena compañía y con unas tapas se puede convertir en una gozada!