Disfrutar de los vinos de Comenge en Padrón

osecreto

O’Secreto es uno de los establecimientos donde podéis comprar vino de Bodegas Comenge en Galicia. O’Secreto se encuentra en Padrón, A Coruña, y es el sitio indicado para comprar un buen vino y algún producto delicatessen para acompañarlo, pero si no puedes esperar a llegar a casa también tienen una tapería y restaurante para darse un buen homenaje.

Hemos hablado con Mayca que, junto a su pareja Jose Ramón, se encarga de llevar O Secreto y nos ha contado cómo comenzó este proyecto y cuál es su relación con los vinos de Bodegas Comenge.

Gastronomía gallega y vinos de Comenge

Vinoteca, tapería, restaurante, tienda… O’Secreto parece un proyecto muy grande construido alrededor de la gastronomía gallega, ¿cómo empezó todo?

Así contado parece un proyecto enorme, pero la verdad es que estamos en Padrón, un pueblo pequeñito, todo está en el mismo local y la tienda ni si quiera tiene escaparate.

Es un negocio familiar, empezamos mi hermano y yo como distribuidores y un día surgió la oportunidad de montar la vinoteca. Con el tiempo mi hermano abandonó el proyecto para hacerse cargo de las viñas de nuestros padres y yo continué con O’Secreto con el apoyo de Pepe, mi pareja.

Más adelante completamos con el restaurante y tapería, con la intención de dar a conocer los vinos y demás productos que ofrecemos a nuestros clientes.

¿Qué productos podemos encontrar en O’Secreto?

A parte de vinos, tenemos muchos otros productos: conservas, sobre todo de pescados gallegos, espárragos de Navarra, jamón de Guijuelo, vermouth, patés y aceite de varias procedencias.

Los productos gallegos son importantes en nuestra oferta, pero no nos obsesionamos. Lo más importante para nosotros es la calidad. Al fin y al cabo, lo gallego es lo que más abunda por aquí y nos parece interesante dar a conocer productos de otras procedencias a nuestros clientes.

¿Qué papel juega el vino en O’Secreto?

El vino es muy importante, fue el principio de O’Secreto. A mi hermano y a mí nos encanta el mundo del vino, lo hemos vivido siempre porque mi padre tenía viñedos.

Tenemos bastantes referencias de muchas procedencias distintas. De Galicia tenemos Rías Baixas, Ribeiro, Monterrei… pero también de otros lugares, como Rioja, Ribera del Duero o Navarra, por decir algunas. Normalmente intentamos trabajar con una o dos bodegas de cada denominación de origen de España, de momento no hemos querido hacer hincapié en los vinos de otros países.

¿Cómo y cuándo descubristeis los vinos de Comenge? ¿Lleváis mucho tiempo trabajando con ellos?

Los conocimos en una feria. Intentamos trabajar con una o dos bodegas de cada denominación de origen y Comenge nos gustó, ya llevamos unos cinco años trabajando con sus vinos.

¿Qué vinos de Comenge ofrecéis en tu vinoteca? ¿Qué os llevó a incluirlos entre tus referencias? 

Tenemos todos los tintos: Comenge Crianza, Don Miguel Comenge, Familia Comenge y Biberius, también en formato magnum. Les incluimos en nuestra vinoteca porque nos gustaron. No trabajamos con ningún producto que no nos guste personalmente y que no consideremos de calidad.

Comenge Crianza con pulpo

¿Con qué producto gallego de los que tenéis en vuestra tienda recomiendas tomar los vinos de Bodegas Comenge?

¡Con Pulpo! En las pulperías aquí es típico tomar vino de Barrantes, denso y afrutado, que se toma en tacitas. Recordando esta tradición creo que sería genial acompañar un pulpo con un buen tinto, y para eso Comenge Crianza iría perfecto.

Queremos que te mojes: ¿Cuál es tu vino Comenge preferido? ¿Cómo te gusta disfrutarlo?

Mi preferido es Familia Comenge, solo o con unas tapitas va perfecto. Don Miguel también me gusta, creo que es ideal para acompañar una buena comida. Jacobus también me encantó.

El Druida, los vinos de Bodegas Comenge en Úbeda

druida

La enoteca El Druida, situada en Úbeda, Jaén, es uno de los muchos establecimientos que ha apostado por los vinos de Bodegas Comenge y que cumplen la gran labor de embajadores entre la bodega y el consumidor final.

Además de tener la posibilidad de comprar los vinos de Bodegas Comenge y otras muchas referencias de la Ribera del Duero u otras Denominaciones de Origen españolas, en este establecimiento de la provincia de Jaén también es posible adquirir productos gourmet y acudir a las catas y degustaciones que organizan.

Hemos hablado con su propietario, Juan Antonio Navarrete, para conocer más sobre uno de los muchos negocios donde comprar los vinos de Bodegas Comenge.

¿Cómo nace la enoteca El Druida?  

La Enoteca El Druida nace en Úbeda en 1995. En un principio empezamos como distribuidora de vinos, aceites, aguas y accesorios, y nos dedicábamos a introducir las mejores marcas en el mercado.

Con el tiempo decidimos abrir nuestra propia tienda especializada para satisfacer mejor las necesidades tanto del cliente final como de los hosteleros.

 Vinos de la Ribera del Duero y productos Gourmet

¿Qué productos podemos encontrar en la enoteca El Druida? 

Principalmente tenemos vino, aceites y la mejor oferta de aguas premium internacionales. Nuestra oferta se complementa con otras bebidas, como licores, champagne, cervezas artesanas, destilados y vermús. Además, trabajamos con las marcas más prestigiosas en accesorios para el servicio y degustación del vino.

En cuanto a vino, contamos con casi 300 referencias de distintas procedencias de todo el país, principalmente de Rioja, Ribera del Duero, Rueda, Rías Baixas y, por supuesto, vinos de la Tierra de Jaén, pero también tenemos vinos de muchas otras denominaciones de origen de toda España.

¿Cómo y cuándo descubriste los vinos de Comenge? ¿Llevas mucho tiempo trabajando con ellos?

Los conocimos una vez que visitamos Peñafiel y alrededores hará ya unos tres años, y desde entonces veníamos siguiéndolos la pista.

En las últimas navidades uno de nuestros mejores clientes nos solicitó varias botellas de los vinos de Bodegas Comenge y es lo que nos hizo decidirnos. Empezamos a trabajar con ellos y estamos muy satisfechos con la respuesta y aceptación que han tenido entre nuestros clientes, tanto consumidores como hosteleros.

Vinos de gran calidad

¿Qué vinos de Comenge ofreces en tu vinoteca?

En nuestra tienda especializada vendemos todos: Comenge Verdejo, Comenge Crianza, Don Miguel Comenge, Familia Comenge y Biberius. También disponemos tanto del verdejo como de los tintos en formato magnum.

Decidimos incluirlos entre nuestras referencias porque nos gustaron, son unos vinos de una relación calidad precio excepcional y la acogida entre todos nuestros clientes ha sido fabulosa.

¿Con qué producto de la gastronomía jienense recomiendas tomar los vinos de Comenge?  

Sin dudarlo, me quedo con Familia Comenge, el vino reserva, acompañado con una buena pierna de cordero segureño, la raza típica de esta zona.

¿Cuál es tu vino Comenge preferido? ¿Cómo te gusta disfrutarlo? 

Tanto el blanco, Comenge Verdejo, como el joven con un toque tostado, Biberius, son la mejor propuesta en relación calidad precio para disfrutarlo ahora que llega el calor. ¿Cómo? ¡En buena compañía y con unas tapas se puede convertir en una gozada!

Vinoteca Alpicat y su idilio con el vino Don Miguel Comenge

alpicat

Viajamos hasta Lleida, donde encontramos un pequeño pueblecito con una gran vinoteca que lleva su nombre: Alpicat, para entrevistar a Miquel, propietario de Vinoteca Alpicat, apasionado del mundo del vino y un enamorado de Don Miguel Comenge.

¿Cómo nace Vinoteca Alpicat? 

Hace unos dos años y medio empecé como distribuidor, buscando vinos y productos gourmet con los que mereciera la pena trabajar. Solo cinco meses después nació la Vinoteca en Alpicat, para poder vender directamente al público los productos con los que trabajamos.

¿Qué podemos encontrar en Vinoteca Alpicat?  

Solo vendemos los productos que también distribuimos, productos gourmet en los que confiamos y sabemos que están buenos. Tenemos desde ibéricos hasta bacalao, pulpo, conservas… de casi  todo, lo importante es la calidad.

El vino es una parte muy importante, claro. Tenemos muchísimas referencias, no sabría con exactitud, quizás más de 200, procedentes de unas 40 bodegas. Trabajamos con vinos de distintas procedencias: Ribera, Rioja, Bierzo… y las D.O. catalanas. También tenemos referencias internacionales, por ejemplo de Champagne ,y en nuestra serie de vinos naturales, tenemos de Borgoña, Burdeos, Granada… ¡Y muchos más!

Vinos para no dejar escapar

¿Cómo y cuándo descubriste los vinos de Comenge?

Hace un año más o menos estaba cenando en un restaurante de Madrid, me recomendaron probarlos ¡y me encantaron! Encima el primero que probé fue Don Miguel ¡se llama como yo! Parece una tontería, pero eso me hizo gracia y encima estaba muy bueno.

En seguida les busqué en las guías Peñín y Parker y empecé a investigar, me parecieron unos vinos excepcionales y quería trabajar con ellos. Cuando encuentras vinos de estas características no quieres dejarlos escapar.

  ¿Qué vinos de Comenge ofreces en tu vinoteca? ¿Qué te llevó a incluirlos entre tus referencias?

¡Todos! Tengo Comenge Verdejo, Comenge Crianza, Biberius y los dos Reserva: Familia Comenge y Don Miguel Comenge. Algunos también los tenemos en gran formato, por ejemplo, el magnum de Comenge Verdejo.

Decidí trabajar con los vinos de Bodegas Comenge primero porque me gustaron y segundo porque la relación calidad-precio es casi insuperable, es difícil encontrar vinos así. Son vinos de sobresaliente, al menos un 9’5, y así me lo dicen también todos los que los compran. La gente sabe que no son los típicos vinos de esta zona, que están probando algo diferente y lo aprecian. El proceso es lento, pero para eso estamos nosotros, para darles a conocer, porque se nota que están haciendo cosas nuevas y además, ricas. Merece la pena difundirlo.

Ya que estáis en Lleida ¿Con qué productos de la gastronomía catalana recomiendas acompañar los vinos de Comenge?

Aquí son muy típicos los caracoles y creo que podría quedar bien, pero ahora me los estoy imaginando con un buen chuletón o con unas “llonganissas” a la brasa y… ¡Ufff! Son vinos con mucha personalidad que podrían casar con muchos platos, lo importante es disfrutar y aprovechar el juego que dan los vinos, no hay que encasillarlos.

Esto pasa mucho con los verdejos, y el de Comenge es fantástico, es bastante seco y sería genial para acompañar una comida no solo de marisco, y tampoco hay que reservarlo solo para el tapeo.

¿Cuál es tu vino Comenge preferido y cómo te gusta disfrutarlo?

 ¡Don Miguel! Es una joya, la calidad precio es fantástica y está buenísimo. Como ya he dicho, es un vino que va con todo ¡hasta con un mal día! Así se alegra un poquito.

 

Martín Quiroga, un pequeño oasis en el centro de Valladolid

Marcos cocinando en Bodegas Comenge

Marcos cocinando en Bodegas Comenge

Continuamos con la serie de entrevistas a responsables de establecimientos que han apostado por nuestros vinos. Inauguramos esta sección con una tienda gourmet situada en el Mercado de Chamartín de Madrid, Peña Delicatesen, y hoy seguimos con un restaurante local, el  Martín Quiroga de Valladolid. Uno de sus propietarios (además del sumiller del gastrobar), Marcos, ha querido compartir con nosotros su experiencia con los vinos de Bodegas Comenge.

El Gastrobar Martín Quiroga, en la calle San Ignacio de Valladolid, es uno de los locales de moda en la capital pucelana (siempre lo estará), una parada casi obligada para aquellos amantes de la buena gastronomía y un trato exquisito. El MQ toma su nombre de los apellidos de los dos hermanos responsables del restaurante, Nicanor en cocina y Marcos en sala.

Sus premisas están claras: cocina de mercado con una gran presencia de los productos frescos y de calidad, de forma que la carta se va adaptando a cada temporada. En la sala se caracterizan por la cercanía y la intimidad que da su pequeño local de tan solo cuatro mesas y una cocina abierta que permite a los comensales ver cómo trabajan.

El vino es una parte fundamental de este restaurante, con una gran selección que atraen a cualquiera que disfrute del tándem de lujo de su exquisita propuesta gastronómica y una buena copa que lo armonice.

Un ambiente familiar

El día dos de diciembre de 2011 se abrió por primera vez el gastrobar Martín Quiroga, una propuesta familiar según Marcos, “nosotros hemos trabajado siempre en este sector, y al final decidimos emanciparnos. Queríamos un sitio pequeño y familiar, donde se comiera bien a un precio asequible”.

El vino ha sido un papel fundamental en la propuesta gastronómica del establecimiento, y así lo asegura el encargado de la carta de vinos, quien asegura que juega “un papel muy importante, hemos apostado por el vino desde el principio. Para que te hagas una idea, solo tenemos cuatro mesas pero más de setenta referencias de vino”.

Desde hace dos años y medio aproximadamente es posible encontrar entre todas esas referencias los vinos de Bodegas Comenge, Biberius, Comenge, Don Miguel, Familia Comenge… Marcos y Nicanor decidieron que debían formar parte de su carta “¡primero por lo bueno que están!, el sabor es lo primero en que nos fijamos, ambos catamos todos los vinos de los que disponemos. Y segundo porque la relación calidad precio es muy buena”.

Marcos nos ofrece algunas pistas para armonizar los platos que elabora su hermano con nuestros vinos, Comenge con los platos de carne, Biberius con cualquiera de sus entrantes, “aunque si tengo que elegir una combinación concreta, sería Biberius con gambones, unos salteados al estilo tailandés que solemos hacer”.

La larga lista de espera para poder disfrutar del Martín Quiroga demuestra el alto nivel de su cocina, unos 15 o 20 días entre semana y hasta cinco meses para comer o cenar durante el fin de semana. Por suerte, si estás en Valladolid y la curiosidad te lleva hasta este reducido oasis también es posible disfrutar de algunos platos en su barra. Ya se sabe, ¡las buenas esencias se guardan en frascos pequeños!

Peña Delicatessen, un templo gourmet en el Mercado de Chamartín

pena

Empezamos en el blog de Bodegas Comenge una serie de entrevistas y reportajes a responsables de establecimientos en los que se venden y cuidan nuestros vinos. El primero de ellos es Antonio Peña Barrio, propietario de Peña Delicatessen.

Peña Delicatessen comenzó hace más de 40 años como una tienda especializada en charcutería ibérica y productos cárnicos de primera calidad, ubicada en el mercado de Chamartín de Madrid.

Hace 10 años tomaron la decisión de ampliar el negocio con una boutique gourmet con una amplia selección de productos que van desde sus tradicionales carnes y embutidos hasta quesos y dulces, pasando por aceite de oliva y su propia marca de conservas. Entre este abanico de productos no podía faltar una cuidada selección de bebidas y entre ellas, por supuesto, el vino, acompañante ideal de cualquier degustación de nivel.

Peña Delicatessen no solo se distingue por su excepcional catálogo de productos, también se caracterizan por el asesoramiento gastronómico y una cuidada atención al cliente. Y por si aún faltaran motivos para visitar esta meca de la gastronomía en Madrid, todos los viernes y sábados se organizan degustaciones de sus productos.

¿Cómo surgió la apertura de Peña Delicatessen en el Mercado de Chamartín de Madrid?

A. Nació hace más de 10 años como complemento de la tienda de cárnicos que teníamos en el mismo mercado, desde hace más de 40 años. Queríamos ofrecer un mayor servicio y más productos, poco a poco ha cogido vida propia.

¿Qué tipo de productos gourmets pueden encontrar en la tienda?

A. Desde el aperitivo hasta el postre, embutidos, conservas (vegetales y de pescado), chocolates, aceites, cervezas, vinos… Y por supuesto productos cárnicos.

Más de cien referencias de vino

¿Tuvieron claro desde el principio apostar por el vino?

A. Sí, porque es el mejor complemento que se puede dar a una buena carne es un buen vino. Tenemos más de cien referencias, sobre de España, pero también de europeos como de Francia o Italia… Y ahora también vamos a introducir otros vinos internacionales, por ejemplo de Chile.

¿Desde cuándo trabajan con los vinos de Bodegas Comenge?

A. Desde hace un año aproximadamente, son unos de los vinos de los que más vendemos, por no decir los que más, son los de mayor rotación. Desde el principio hemos potenciado su venta  y desde la bodega también nos hemos sentido apoyados. Vendemos Comenge Verdejo, Biberius, Comenge, Familia Comenge, Don Miguel y Jacobus… ¡Todos! También en grandes formatos, disponemos de magnums y tres litros, sobre todo de Biberius y Comenge.

¿Por qué decidieron introducirlos entre sus productos gourmet?

A. Porque tienen una calidad excelente y un precio fantástico. No los conocíamos pero cuando los probamos decidimos meterlos inmediatamente, tienen muy buena aceptación.

¿Con qué productos de Peña Delicatessen recomiendan acompañar los vinos de Bodegas Comenge?

A. Comenge Verdejo con quesos; Biberius y Comenge con entrantes, de embutidos sobre todo. Familia Comenge y Don Miguel para comer con ellos, dependiendo del tipo de comida y su potencia recomendamos uno u otro. Y Jacobus para darte el gusto. Los clientes que tenemos se dejan aconsejar, si repiten, ¡será porque confían en nosotros!

En la pasada Feria de Gourmets en Madrid se celebró una exquisita degustación entre los vinos de Comenge y su carne de Kobe, ¿cómo fue la experiencia?

A. La verdad es que los asistentes estuvieron encantados, porque se trata de los grandes productos. Maridamos los vinos según la intensidad de cada plato, cecina, carpaccio, tartar… Nuestra carne de Kobe Nagussi procede de vacas 100% Wagyu, tenemos cinco generaciones certificadas, es un producto que comenzamos con los propietarios de las fincas hace ya diez años.

,

Evento maridado en Bodegas Comenge

enoturismo

Bodegas Comenge luce de una forma especial en primavera. El suelo de nuestros viñedos se pinta de cubierta vegetal natural, repleta de amapolas, plantas aromáticas y florecillas de todos los colores que ayudan a mantener un suelo vivo y a favorecer la biodiversidad del entorno.

Nuestros caballos están sueltos por el jardín (son las segadoras de césped ecológicas) y las ocas del estanque están más alteradas que de costumbre. ¡Una época fantástica para venir a visitarnos!

Por ello el día 21 de mayo hemos organizado un evento muy especial, para que decenas de amigos de la zona vengan a vernos y disfruten de un día de aprendizaje vinícola y disfrute gastronómico.

En esta ocasión colaboramos con el equipo de la Guía Paladar y Tomar quienes nos traerán los mejores productos: embutido, queso y empanada de conejo escabechado (típica de Matapozuelos, Valladolid); esparrárragos frescos de Tudela de Duero regados con aceite de oliva virgen extra; pinchos de lechazo churro al estilo de Traspinedo y mantecados al verdejo elaborados en el obrador La Giralda de Castilla todo ello acompañado de los vinos de Bodegas Comenge. Además, para terminar también habrá la posibilidad de probar la ginebra Premium de 987 o, quién sabe, degustar algún cóctel elaborado con vino… ¡Todo depende de la imaginación!

Como hemos comentado al comenzar este post, la primavera es  una época mágica en Bodegas Comenge y en general en toda la región, pues el campo nos ofrece diversos productos de temporada dignos de conocer y repetir. Uno de ellos es el espárrago de Tudela de Duero, que el año pasado consiguió la Marca de Garantía. Tendremos el placer de degustar los espárragos blancos de uno de los productores acogidos al marchamo, los de Espárragos Belloso. De esta localidad también probaremos el queso de un productor artesano con una larga trayectoria, Tudesan.

¿Quién no ha escuchado hablar de los pinchos de lechazo? Probablemente si nos estás leyendo desde fuera de Valladolid sea así, por ello te animamos a que también te unas a este evento maridado y te deleites con una de las preparaciones de la provincia más exitosas (con razón).

Matapozuelos es otra de esas villas que merece la pena visitar sólo para conocer su gastronomía. De aquí probaremos empanada de conejo, una carne que se toma muy habitualmente en la localidad en diferentes versiones, y los mantecados elaborados con vino verdejo.

Visita y menú castellano

Por supuesto el evento comenzará a las 12.30 horas con una visita a Bodegas Comenge para que los asistentes conozcan de primera mano cómo elaboramos nuestros vinos y la filosofía de nuestra bodega, basada en trasladar nuestro paisaje a una copa de vino. Un entorno único entre el Castillo de Curiel y el Castillo de Peñafiel.

El precio del evento es de 45 euros y 5 euros más si prefieres a acudir en autocar desde Valladolid o Tudela de Duero. Las entradas se pueden adquirir en los puntos de venta habituales de la Guía Paladar y Tomar.  Un evento entre amigos prólogo a los actos de enoturismo que tenemos previstos para el mes de junio. ¿Te animas?

18156399_774635806038812_3944726592327759511_o

 

 

 

Armonías entre vino y gastronomía

quesos_comenge

Una de las labores más importantes de un sumiller en un restaurante es aconsejar al comensal los vino que mejor acompañarán los platos que va a tomar, teniendo en cuenta muchos factores, como los gustos del consumidor, su disposición a probar novedades, el precio, etc

Hace años que quedó claro que eso de que el vino blanco va bien con pescado y el tinto con la carne no vale. Existen multitud de elaboraciones, variedades, estilos y tipos de vinos que han demostrado que esa máxima pasó a mejor vida.

Pero, ¿de dónde viene la inquietud de maridar?, ¿de escoger el mejor vino para acompañar una comida? Hace pocas décadas el vino se consideraba una parte más de la alimentación, un ingrediente adicional que formaba parte de la alimentación diaria sin prestar atención a si iba bien o no con una determinada comida.

Tipos de maridajes

Los primeros maridajes eran los maridajes, podríamos decir, por cercanía. El vino y la gastronomía no dejan de ser partes fundamentales de la cultura e historia de un grupo social, por lo que su combinación es tan antigua como lo es la materia prima.

Esos primeros maridajes tienen como fundamento precisamente la tradición y la geografía, la lógica. Un método que aún se usa. Por ejemplo, un tinto de Ribera del Duero con lechazo asado, jamón ibérico con fino o manzanilla o vinos blancos jóvenes para acompañar mariscos y pescados. Esta armonía entre recetas tradicionales y vinos locales siempre estará en la palestra y, probablemente, sea  una apuesta segura.

Otro de los métodos para maridar vino y comida es el llamado ‘maridaje por afinidad’, es decir, unir bebida y gastronomía que comparten similares características. Por ejemplo, tomar un vino dulce con un postre o una carne con salsa con un vino tinto potente con un tanino presente o un plato muy especiado con un vino muy aromático con recuerdos a especias. En muchas ocasiones el razonamiento del porqué de estas armonías funcionan es que “siempre se ha hecho así” o porque tienen gustos similares. Es un acierto, sin duda, pero como arriesgado, ¿no creéis?

El siguiente tipo de maridaje es el llamado por contraste. Sin duda el más arriesgado pero quizás también el más interesante. Estas armonías crean una sensación de ‘enfrentamiento’ positivo, una experiencia gastronómica, como el ying y el yang, como un puzzle. Por ejemplo un vino blanco con cuerpo irá estupendamente con un jamón ibérico, pues la acidez limpiará la grasilla de las papilas gustativas y favorecerá el deseo de seguir comiendo y bebiendo.

La cocina molecular, por su parte, ha revolucionado las teorías del maridaje. Pero eso se lo dejamos a los expertos.

Ahora queremos exponer algunos aspectos a tener en cuenta en el momento de acompañar un plato con los vinos. Por un lado, cuántos vinos se van a tomar a lo largo de una comida, en un menú degustación normalmente se acompaña cada plato con un vino; pero es muy habitual tomar un solo vino a lo largo de toda la comida, por lo que éste deberá ser más versátil. No hay que perder de vista cómo están cocinados ciertos alimentos, si el plato lleva alguna salsa y que algunos vinos potencian determinados sabores como el picante.

Y tú, ¿qué platos escoges para tomar con los vinos de Bodegas Comenge?

, ,

Familia Comenge, el mejor regalo para el Día del Padre

16174710_1394946670536484_4350372241193792608_n

En Bodegas Comenge hemos preparado un regalo muy especial para el Día del Padre, una botella en formato mágnum (1,5 L) de Familia Comenge a un precio especial.

Familia Comenge es el vino reserva de la bodega, 100% Tempranillo procedente del viñedo más viejo que está certificado como ecológico, 26 meses de crianza en barrica francesa.  

El objetivo de este vino es rescatar la tradición de las largas crianzas en roble que se elaboraban en la Ribera del Duero, por ello se escogió una uva de excepcional calidad, la del ‘Pago de los Ismas’, plantado en 1983 en Curiel de Duero. Una parcela de entre 830 y 860 metros de altitud, en ladera con una orografía sinuosa.

El suelo de la parcela es sobre todo arcillo-calcáreo, con algunos afloramientos arenosos,  que  favorece una muy buena maduración, da lugar a vinos con alta capa colorante y de buena estructura, con taninos muy finos. Un vino elegante, sedoso, profundo que se puede acompañar con todo tipo de gastronomía, por lo que es un regalo perfecto para cualquier padre en este día tan especial.

La elaboración de Familia Comenge se reserva a las añadas excelentes, para conseguir la máxima elegancia posible. La añada 2011 fue una de esas cosechas, la primera ocasión en la que se ha elaborado este vino.

El origen del Día del Padre

En el viejo continente el Día del Padre se festeja el 19 de marzo en honor a San José, pero en otros países del mundo se celebra el tercer domingo de junio y sin embargo en marzo se celebra el Día del Hombre.

La tradición quiere poner en valor la figura del padre de familia y la labor que éste desempeña en cuidar a sus hijos, en torno a una comida especial con un gran vino (bueno, esto último es cosecha propia), como Familia Comenge.

Además, el tratarse de un formato grande, de un litro y medio, y después de varios años en los que el vino ha estado criando en la botella, el vino se encuentra mucho más refinado y ensamblado. Ya hemos comentado en otras ocasiones en este blog que cuanto más grande sea el recipiente, mejor se conservará el vino.

Conservarlo, si puedes claro. Porque además el mágnum es un formato fantástico para disfrutar en comidas familiares. En Bodegas Comenge somos completamente ‘fans’ de las botellas grandes debido, precisamente, a la evolución del vino en las mismas y las notas diferenciadoras del mismo vino en una botella de 0,75 cl.

 

,

Sibaritas Klub, la cocina canalla de Valladolid

sibaritas

Conceptos como sacrificio, compañerismo y puesta en escena podrían definir muchos aspectos de la filosofía de Chef Peña, gerente del restaurante Sibaritas Klub, que desde la primavera del año pasado se ubica en la décima planta del Museo de la Ciencia de Valladolid.

El programa televisivo Top Chef le sirvió como lanzadera, pero también quizás para demostrarse que tenía una gran carrera por delante. Es habitual que algunos fans lo paren por la calle para fotografiarse, pero en la capital del Pisuerga ya era conocido por regentar el céntrico gastro-bar La Candela.

Javier Peña reconoce que llegó a la cocina “por casualidad”, gracias a un curso público de esos que en los que algunos alumnos se lo toman más en serio que otros. El vallisoletano se lo tomó en serio y cogió carrerilla.

Tras su paso por el programa volvió a sus orígenes, ya que el espacio donde en la actualidad se asienta Sibaritas Klub estuvo el afamado restaurante de Jesús Ramiro, merecedor de una Estrella Michelín, donde Peña trabajó durante un tiempo.

Pero Sibaritas Klub no es un restaurante al uso. Es un concepto rompedor. Las vistas, sobre todo por la noche, no dejan indiferente al comensal, y la decoración habla por sí sola de la personalidad de Chef Peña. Fresca, divertida, moderna y canalla, como él define su cocina.

La propuesta gastronómica se basa en la ‘vuelta de tuerca’. Apuesta por productos de la tierra y platos tradicionales para transformarlos mediante el juego de texturas y la introducción de ingredientes innovadores, influenciado por sus viajes.

Cenar en Sibaritas Klub no es cenar, es más bien una experiencia. Menú cerrado, doce pasos y lo mejor: No tienes que escuchar la “vida y milagros” de cada plato. Comes. Disfrutas y luego cuentas qué te ha parecido. En este punto es imprescindible destacar la entrega de su equipo para que el momento sea único y, sobre todo, divertido.

Polivalente y polifacético

Cursos de cocina para niños y adultos, celebración de cumpleaños, cenas furtivas con un chef y una bodega invitada, menús maridados con cervezas, cocina en familia en plazas públicas de distintas ciudades de España, cocina callejera… Está claro que Chef Peña y su equipo no se aburre. Pero faltaba una modalidad que aún no habían experimentado, trasladar los fogones a una bodega.

Hace unos meses tuvimos el placer de recibirlo junto a Bárbara, la sumiller, en Bodegas Comenge y, tras probar los vinos, pensamos en crear algo que permanezca en la memoria de quienes lo vivan.

El próximo 12 de marzo 50 personas tendrán la ocasión de conocer el viñedo y la bodega, ubicada en Curiel de Duero (D.O. Ribera del Duero) y gozar de un menú especialmente diseñado por Javier Peña que estará armonizado a la perfección por los vinos de Bodegas Comenge: Comenge Verdejo, Comenge, Familia Comenge y Don Miguel. La salida será desde el Estadio Santiago Bernabéu de Madrid (puerta 0) a las 10.15 horas, para volver a las 17.00 horas. El precio es de 90 euros por persona y las inscripciones se pueden hacer en el email visitas@comenge.com o en el teléfono 983 880 363.­­­

 

Los vinos de Bodegas Comenge

Algunos de los vinos de Bodegas Comenge ya se encuentran en la carta de vinos de Sibaritas Klub y tendremos el placer de probarlos en la bodega para acompañar las creaciones del vallisoletano Chef Peña.

Comenzaremos con un vino perfecto para el aperitivo, Comenge Verdejo, cuya uva procede de cepas con más de 80 años asentadas en suelo de canto rodado de la zona de Rueda. Un vino, fresco, con aromas a hierba, hinojo, flores blancas y fruta de hueso; untuoso y con volumen.

Comenge Crianza es el buque insignia de la bodega. Un vino con una paleta aromática llena de matices, sedosidad y muy equilibrado. El rojo picota es el referente en este vino, donde los aromas varietales se funden con notas tostadas, especias y balsámicos.

Familia Comenge Reserva es un vino monovarietal Tempranillo, procedente del viñedo más viejo certificado como ecológico, con 26 meses de crianza en barrica francesa.  Este vino se enfoca en la idea de rescatar la tradición de las largas crianzas en roble, propia de los grandes vinos de guarda que se elaboraban en España y, por supuesto, en la Ribera del Duero hace años, y que en la actualidad son difíciles de encontrar.

El vino Don Miguel Comenge, por último, sólo se elabora en las mejores añadas con la uva procedente del ‘Pago de las Hontanillas’, en Pesquera de Duero, una parcela de 2.7 Ha de extensión que cuenta con la certificación ecológica. Don Miguel Comenge reposa durante unos 20 meses en barricas nuevas de roble francés, donde gana en cuerpo, complejidad y aromas. El largo periodo de crianza en botella favorece un vino redondo y elegante.

Menú

Chupachups de foie

Falsa Ostra de sardina ahumada

Cucurucho de remolacha y brandada de bacalao

Macaron de Hongos

**********

Ceviche de Gamba con esfera de leche de tigre

**********

Carpaccio de Chuletón con huevo texturizado,

 gel de pepinillo y cebolleta encurtida

**********

Coulant de callos de Bacalo con crema

de garbanzos de Fuentesaúco

**********

Crema de Chirivías, con mollejas de ternera fritas,

boletus edulis y trufa soriana

**********

Corvina en Consomé de Tomate y aceite de hierbabuena texturizado

**********

Lechazo laqueado, con tomates confitados y rábano picante

**********

Falso tomate de queso y helado de fresas silvestres

 

 

 

Cuando el frio pide vino y platos de cuchara

frio

 

En estos días es difícil ignorar el frío que tiene en vilo a toda Europa; tan difícil como que apenas apetece moverse de casa. El frío y con él, la sensación heladora que nos invade al pisar la calle, solo nos invitan a pensar, por ejemplo, en una chimenea, un buen plato de cuchara y, como no podía ser de otra manera, en un buen vino. Cocido madrileño, fabada asturiana, sopa de ajo, lentejas… Buenísimo ¿Con qué vino puedo acompañarlas?

 

Como siempre, hay un buen vino para cada uno de estos platos de cuchara y, como siempre, hay un buen vino que las acompaña sin que por ello el plato pierda todo su protagonismo. Así, las sopas de pescado, las cremas de verduras, los platos más ligeros, son dados a servirse junto a vinos blancos. Los vinos blancos han de servirse frescos y no fríos para que combinen a la perfección con el sabor de los alimentos a los que acompañan y que el tiempo obliga a servir calientes, muy calientes.

 

Al que le guste el vino rosado, quizás le apetezca más un menú en el que las verduras o la pasta destaquen por encima de otros alimentos. Sin embargo, los arroces, el pescado, el marisco y las cremas, piden si no son demasiado fuertes, vinos blancos frescos pero menos ligeros.

Un vino para cada plato

 

Si algo tienen de bueno los platos de cuchara es que los hay para todos los gustos. Aquellos que incorporan carne y embutidos convirtiéndolos en un placer de difícil digestión, piden vinos tintos de crianza, reserva y gran reserva. Todos ellos equilibran los sabores fuertes e intensos del plato que se sirve y que es precisamente, el que nos lleva a buscarlos en estos días especialmente fríos.

 

Las especias ocupan también lugar indiscutible en muchos platos de cuchara. Entre ellas, el picante es especialmente exigente con la bebida, porque necesita de un vino ligero que lo aplaque sin hacerlo desaparecer del todo, sin quitarle el protagonismo. Un Sauvignon blanc, por ejemplo, sería una de las mejores opciones con las que acompañar un plato condimentado con especias o guindilla.

 

Para quienes huyen de comidas grasas y pesadas pero no pueden pasar sin un buen consomé durante el invierno,  hay quien opina que el mejor acompañamiento viene dado por un vino licoroso. Sea cual sea la elección, la oferta empieza a abrir el apetito. Y es que al final, si algo tiene el invierno además de hacernos pasar mucho frío, es esto de permitirnos volver a disfrutar de tan tradicionales platos y de tan exquisitos vinos.