,

8 formas de brindar con vino en 2019

¿Vas a empezar el año en un país diferente? ¿Te gustaría saber cómo y con qué brindan en otros países? Aunque siempre hay motivos para brindar, para celebrar y regalar vino, lo cierto es que el último día del año y el primer día del año próximo, son algunas de las fechas más señaladas para hacerlo. La esperanza, el optimismo y los nuevos propósitos se hacen patentes estos días y, todas y cada una de ellas, no serían lo mismo si no las celebráramos con vino, champán, cava o alguna otra bebida digna de estas fechas. Tanto si te quedas como si te vas, puedes estrenar el 2019 de una manera diferente, mira cómo.

Cómo brindan con vino en otros países

En Alemania, por ejemplo, y aunque parece que la cerveza es la reina de la fiesta, rituales y supersticiones admiten, por qué no, ser trasladadas a una copa de vino. Si vas a empezar el año ‘a la alemana’ que tu primera palabra sea Prost!; que las copas de todos los comensales choquen al mismo tiempo y ojo, con brindar de dos en dos entrecruzando brindis. No está bien visto.

¿Y los franceses? En el país vecino hay que mirar a los ojos, y la copa de vino no debe llenarse más de la mitad. Cuidado con beber antes de brindar o con beberse la copa de un trago después de haberlo hecho. Sigue estas pautas, disfruta del vino y una vez terminado el brindis, alza la copa y di Santé.

Si te vas a Irlanda, probablemente, pases fin de año en alguno de sus bares. También en Irlanda, manda la cerveza, pero si tú prefieres vino, no hay problema. Eso sí, cada vez que alguien pida una copa de vino o una bebida, deberá pedir otra para el resto de los integrantes del grupo. Todo termina cuando cada uno haya pagado su ronda. Dicho esto, no se puede pasar de una ronda a la siguiente sin, por supuesto, haber brindado antes.

Si tu destino es Hungría, tendrás que brindar, con toda probabilidad, con su vino de Tokaj; pero si estás en Rusia, no solo deberás vaciar la copa en cada brindis, sino que estaría bien que fueras capaz de pronunciar el nada fácil: Vashe zdorovie!

Si tienes algún comensal chino en tu mesa, no te sorprendas si se llena la copa hasta el borde y se la bebe de golpe o si en el momento de brindar no levanta el brazo por encima del tuyo porque eres el anfitrión y por lo tanto, te debe un respeto.

Y en Japón, la lealtad manda y lo hace obligando a los allí reunidos a que uno sirva y llene la copa de todos y no únicamente la suya. Después, llegado el momento del brindis, recuerda que la palabra mágica es Kanpai.

Brindes como brindes, empieces como empieces al año, que este 2019 te regale mucho vino, porque eso significará que tienes aún más motivos de celebración.

¡Feliz año!

5 consejos para regalar vino en 2019

Faltan pocas horas para terminar el año, pero las suficientes, quizás, como para empezar a pensar en esa declaración de intenciones con las que buena parte de la población decide estrenar el año nuevo. Si eres de los que empieza a pensar en los cambios y hábitos que va a incorporar a su vida en 2019 o de los que se dispone a empezar el año decidido a ayudar a otros a que lo hagan, estamos dispuestos a ayudarte con lo que mejor sabemos hacer: recordándote algunos de estos hábitos saludables que como siempre, tienen que ver con el vino y con conseguir que regalar vino o cualquier otro servicio o producto asociado a él, se convierta en algo tan inolvidable que, irremediablemente, pase a formar parte de tu estilo de vida y de tu ocio.

Regalar vino es regalar su cultura

  1. Regalar vino en Reyes. Una de las fiestas más importantes del año, una de aquellas que se esperan con mayor ilusión, es la Noche de Reyes. ¿Te falta algún regalo todavía? ¿Estás pensando cómo sorprender a alguien especial? ¿Te gustaría empezar el 2019 con una escapada maravillosa? Haz enoturismo, regala vino y regala cultura del vino en un viaje a la Ribera del Duero o a cualquiera de las múltiples regiones ricas en vino de nuestro país. Bodegas, hoteles, catas… todas esperando tu llegada.
  2. Vinoterapia. Regalar vino es regalar salud. Si uno de tus propósitos es empezar el año cuidando tu cuerpo y tu mente, prueba alguna de las terapias con vino que han sido creadas para tal fin. Existen multitud de balnearios que incluyen en su oferta tratamientos a base de uva y de vino. Pruébalos y aprovecha este viaje a la Ribera del Duero para conocer la zona y la región. Tu cuerpo lo agradecerá y tu mente, más aún.
  3. Ferias del vino. ¿Has pensado en recorrerte España y parte del extranjero yendo de feria en feria? ¡Genial! Descubre cuáles son las ferias de vino que más te interesan y visítalas. Una entrada a alguna de estas ferias puede ser un gran regalo y no cabe duda de que es otra forma de llevar la cultura del vino a ese alguien que empieza a disfrutar y a interesarse por tan grandísimo producto.
  4. Regalar vino también es regalar literatura. Novela, guías, libros de viajes y educativos. El vino llega a todos los rincones y la posibilidad de aprender sobre él y de entretenerse con él, está ahí. Para ti o para esa persona con la que te encantaría compartir esta afición, la oferta es tan variada como extensa. Seguro que encuentras alguna publicación sorprendente.
  5. Curso de cata vinos. Pero tal vez prefieras empezar por el final, por regalarle a alguien o regalarte a ti mismo ese curso de cata de vinos que te ayudará, por fin, a distinguir los sabores y olores del vino; a reconocer las características de cada variedad y a acertar cuando lo compres. Un curso de cata de vinos puede ser la excusa perfecta para empezar este año inaugurando con una primera botella, lo que será tu bodega particular. ¡Adelante!

Elegir vino en Navidad: 5 cosas que no debes olvidar

Tanto si eres de los que esperan al último minuto, como si eres de los que prefieren prepararse para el ajetreo navideño con calma y tiempo suficiente para tenerlo todo a punto, seguro que agradecerás algunos consejos que te ayuden a que todo salga perfecto o, por lo menos, a que te faciliten el trabajo al que inevitablemente, van asociados estos días de alboroto. Especialmente durante estas fechas el vino ocupa un lugar protagonista en comidas y cenas familiares. Si vas a elegir el vino para un evento navideño recuerda que nunca está de más hacerse algunas preguntas como las que te exponemos a continuación.

5 cosas que no debes olvidar al elegir vino estas navidades

  1. ¿Qué vino le gusta a tus invitados? ¿Es posible que alguno de ellos tenga problemas con un vino en particular? Antes de comprar el vino para esta Navidad, asegúrate de que todos pueden beber el vino que has elegido. Alergias, intolerancias e incluso gustos exquisitos, aparecen muchas veces cuando estamos todos sentados a la mesa dispuestos a brindar.
  2. ¿Sabes ya que menú vas a servir? El maridaje es importante. Puedes pensar primero en la comida y después en el vino que mejor la acompañe o, al contrario. Si te hace especial ilusión un vino en particular, comprar el vino y después, acompañarlo con los platos más adecuados.
  3. Si te gusta el vino y disfrutas eligiéndolo para eventos especiales como los que se avecinan, seguro que habrás pensado ya en que lo mejor es contar con vinos diferentes durante la comida o la cena. Intenta acompañar tu vino favorito con otros. Un mismo vino para toda la velada hace que ésta no luzca como se merece.
  4. Ten siempre más de una botella del mismo vino. Cuando vayas a comprar el vino para tu cena o comida, llévate más de una botella. Podría ocurrir que alguno de ellos estuviera defectuoso. No abras la botella para probar el vino antes de la cena. La forma de anticiparse a un posible contratiempo es tener varias botellas del mismo vino. De esta forma la calidad está asegurada.
  5. ¿Tienes las copas adecuadas? Otro de los olvidos más habituales es darse cuenta en el último momento de que no contamos con las copas idóneas. Si vas a comprar un vino online por primera vez, si esta Navidad has decidido sorprender a tu gente con un nuevo tipo de vino, asegúrate de que tienes dónde servirlo y de que las copas con las que cuentas son las perfectas para la ocasión. Puedes aprovechar tu viaje a la tienda para elegir el vino sorpresa, pero también para llevarte esas copas con las que estrenar el año.

Comprar vino por Internet ¿Cuándo es el mejor momento?

La posibilidad de comprar vino por Internet y dadas las fechas en las que estamos, cualquier otro producto, parece multiplicarse desde el momento en el que a alguien se le ocurre recordarnos la llegada del ya archiconocido Black Friday o incluso, Black Week y, por qué no, Cyber Monday. Pero, a pesar de contar con el incondicional apoyo del marketing, de la publicidad y del boca a boca, cuyo resultado suele traducirse en más de una compra innecesaria, ¿se le ha ocurrido a alguien que quizás no sea esta la mejor época del año para comprar vino por Internet? Esperar algunos días, ¿no sería tal vez, lo más conveniente?

A todos aquellos amantes del vino que no puedan resistirse a comprar su vino favorito y que estén dispuestos a bucear por las profundidades de Internet hasta dar con la mejor oferta, ¡adelante! Pero para quienes prefieran esperar y asegurarse de que el exceso de demanda puede dar al traste con algún que otro envío o simplemente, prefieran comprar vino online de forma más pausada, tal y como lo piden los hábitos y costumbres asociados a tan noble industria, aquí van algunos consejos y reflexiones sobre momentos ideales para comprar vino.

5 reflexiones antes de comprar vino por Internet

1 – Los primeros meses del año el mercado del vino recibe la llegada de los vinos más jóvenes, los vinos  producidos como resultado de la vendimia de septiembre. Quizás sea una buena idea abastecerse para estas navidades y esperar un poquito a que éstos aparezcan en los diferentes escaparates de los comercios especializados. Comprar vino por Internet recién terminado el año, sin prisa, y pasado ya el ajetreo habitual de estas fechas, puede ser muy agradable.

2 – Es importante saber que muchas bodegas bajan el precio de sus vinos justo antes de lanzar un producto nuevo. Solo hay que estar pendiente. Puedes suscribirte a alguna de las newsletters con las que cuentan muchas de ellas para mantener informados a sus clientes.

3 – De los siete días de la semana, los lunes suelen ser especiales, y lo son porque muchas veces son días de grandes ofertas. Aprovecha la ocasión, pero asegúrate de que la oferta es tan buena como la calidad del vino que vas a comprar.

4 – Antes de comprar vino por Internet y recibir ese gran pedido, asegúrate también de que tienes el espacio adecuado para almacenarlo. Excepto algunas reliquias, no conviene guardarlos demasiado tiempo.

5 – Si vas a comprar vino blanco o rosado, mejor que sea de ese año; si prefieres Crianza, Reserva o Gran Reserva, escoge añadas anteriores, pero infórmate sobre la añada que vayas a comprar. Hay mucha información en Internet al respecto que te puede orientar, incluso en el web de la propia bodega encontrarás información.

Dicho esto, ya sabes que aunque siempre te damos consejos útiles de cara a tu próxima compra de vino online, cualquier momento puede ser bueno para descubrir nuevos vinos y productos relacionados con el vino, ya sea Black Friday, Black Week, Cyber Monday o por ejemplo, tal día como hoy.

¿Dónde comprar vino? Vinoteca, bodega o tienda de vinos

La industria del vino, como cualquier otra industria especializada y con gran peso dentro de la economía, goza de un vocabulario muy específico que, con el tiempo y las nuevas formas de comprar vino y venderlo, se ha ampliado, extendido y especializado muchas veces, con el fin de acercar y facilitar su acceso a usuarios y compradores habituales de tan característico producto.

Así, desde la modernización de todos los agentes y procesos que forman parte de esta industria, los escaparates y comercios, las plataformas y espacios en las que comprar vino, han ido adquiriendo diferentes términos que diferencian a unas de oras y que como consecuencia de su variedad, pueden dar lugar a confusión. La posibilidad de comprar vino se da desde hace tiempo a través de diferentes espacios a los que diferencian pequeños matices.
Términos como vinoteca, bodega o tienda de vinos, no significan lo mismo y, sin embargo, son empleados en ocasiones indistintamente, por aquellos cuyo objetivo es comprar un vino de determinadas características en función de las cuales deberían dirigirse a uno de estos espacios y no a otro.

Diferentes maneras de comprar vino

Mientras el término bodega parece no crear demasiada confusión por dejar claro que se trata del lugar en el que se elabora, produce y almacena el vino y que además, suele ir asociado a la posesión de viñedos de los que viene la uva que se empleará en dichos procesos, otros como vinoteca y tienda de vinos, merecen alguna que otra explicación.
Es posible que la creciente llegada de establecimientos y locales comerciales que cuentan con una buena oferta de vinos a los que acompaña otra gastronómica no menos importante, sea la razón por la que a veces, tengamos que recurrir a esta aclaración.

Una bodega puede contar con su propia vinoteca y que en ella se oferten toda una serie de actividades para promocionar su vino, pero no siempre ocurre que una bodega disponga de la mencionada oferta.

La vinoteca es un espacio en la que un usuario puede comprar vino, pero puede también disfrutar de las actividades mencionadas con anterioridad y cuyo objetivo es la promoción de la cultura vinícola. Catas, exposiciones, cursos de formación o charlas y conferencias sobre temas relacionados con el vino son una muestra de algunas de las actividades complementarias a la compraventa de vino.

Una tienda de vinos, por su parte, no tiene por qué contar entre su oferta con esta serie de actividades culturales, sino que su actividad se centra exclusivamente en la venta de vino, pertenezca o no éste a una denominación de origen concreta o a una región específica. Junto al vino, es habitual que un comercio de estas características, ofrezca también productos gastronómicos con los que maridar su vino estrella.

La creciente importancia de la industria del vino y con ella su desarrollo tecnológico y la llegada de nuevos escaparates en los que mostrar a los compradores de vino la inmensa oferta de productos, puede a veces, tener consecuencias algo confusas; unas confusiones sin embargo, que una vez aclaradas, no hacen sino descubrir y acercar todo un mundo de posibilidades cuando se trata de comprar vino y de hacerlo, bien presencialmente, bien a través de Internet.

¿Quién compra vino por Internet?

Pocos son los productos y servicios que no puedan comprarse por Internet. Quién le iba a decir a nuestros antepasados que comprar y vender vino, que consumirlo, disfrutarlo y vivirlo como lo hacemos ahora, dejaría de ser algo exclusivo… porque decían que el mejor vino estaba reservado para unos pocos y decían que algunos de los mejores se destinaban a celebrar victorias importantes. No cabe duda de que en la antigüedad, el perfil del consumidor de vino estaba más definido, o por lo menos, muchos tenían muy claro qué vino podían consumir y cuál no.

Desde entonces han pasado los años, han cambiado y mejorado los sistemas de producción y la forma de comprar y vender vino… han cambiado los perfiles de los consumidores e Internet ha llegado para ponerlo al alcance de todos y con ello, dejar claro que quien quiera, por lejos que esté, solo necesita una conexión a Internet para comprar aquel vino que más le guste y servirse una copa en su propia casa días después.

Sin embargo, y a pesar de que los criterios por los que clasificar a quienes compran vino están lejos de los considerados antiguamente, Internet sí puede hablarnos de cómo son los que acuden a ella para comprarlo o para venderlo; Internet puede explicarnos los gustos de quienes emplean la red para adquirir este producto y enseñarnos cómo son los gustos de los consumidores.

El vino se compra los lunes

De entre todos los datos que la ‘imprescindible’ red nos ha proporcionado hasta ahora, parece que más del 80% de los compradores de vino online, son varones. De este porcentaje, cerca un 50% tienen entre 30 y 45 años y algo más de un 30% tienen entre 45 y 60 años de edad. No sorprende. A pesar de que la gran mayoría de la población está ya familiarizada con este medio de comunicación, parece ser que los usuarios de mayor edad se resisten todavía a algunas de las funcionalidades que nos proporciona.

Un dato curioso que nos deja Internet es que es el lunes a la hora de comer, cuando más se anima el personal a comprar vino. ¿Qué vino? El vino tinto es al parecer el que más se vende online con un porcentaje superior al 70%. Entre las denominaciones de origen más compradas en nuestro país, Rioja, Ribera de Duero y los vinos del Bierzo destacan frente al resto, como lo hacen también, por este orden Madrid, Barcelona y Valencia; tres de los destinos a los que han llegado un mayor porcentaje de las compras realizadas por Internet.

Lejos, muy lejos, está este mercado del vino de aquel otro que representa la botella de vino más antigua del mundo; una botella de 1.650 años de vida que el museo histórico Pfalz, en Alemania, tiene el honor de acoger en su interior desde hace más de cien años. Es posible que sea esta una de las pocas botellas que ni siquiera la gran red puede llevarnos a casa.

Siete lugares donde comprar un buen vino en la Ribera del Duero

La Denominación de Origen Ribera del Duero está compuesta por más de 300 bodegas y cientos de etiquetas. Normalmente los visitantes acuden a bodegas específicas a comprar sus vinos, pero desde Peñafiel hasta Soria también existen algunas vinotecas a tener en cuenta que disponen de una gran variedad de vinos.

Vinotecas en Peñafiel

Del Terroir a la Copa: Es más que una tienda especializada de vinos, se trata de un establecimiento de reciente creación que dispone de una sala de catas. El establecimiento está dirigido por un sumiller que ofrece distintas actividades para que los visitantes conozcan en profundidad la Ribera del Duero: catas sensoriales, recorridos por el viñedo, maridajes, juegos para el aprendizaje… Todo ello se completa con una zona de venta de vinos.

Vinos Ojos Negros: La Tienda de Martín es otro estupendo emplazamiento para comprar vinos en Peñafiel, pues ofertan una gran cantidad de referencias, desde los productores más clásicos hasta los más pequeños. Un espacio emblemático con más de 50 años de historia. También disponen de productos gourmet.

Vinotecas en Curiel

Bodegas Comenge: En este listado no podía faltar la vinoteca ubicada en las instalaciones de nuestra bodega. Aquí están disponibles todos los vinos de la bodega, incluidos los más exclusivos como Jacobus, Don Miguel Comenge y el nuevo clarete Carmen. Entre nuestras referencias se encuentran algunas añadas antiguas y formatos especiales.

Vinotecas en Aranda de Duero

El Ventorro: Todo visitante que acude a Aranda de Duero desde Valladolid pasa por la puerta de El Ventorro, un clásico de la Ribera del Duero que abrió sus puertas en 1979. Es un negocio familiar en el que, además de disponer de una tienda con decenas de referencias de la Ribera del Duero, también es posible comer y alojarse. Asimismo, ofrecen información de rutas culturales y gastronómicas por la zona.

Bodega histórica Don Carlos: La localidad de Aranda de Duero cuenta con más de bodegas subterráneas históricas. La de Don Carlos es una de ellas, ubicada en el centro de la ciudad. Es uno de los lugares de imprescindible visita pues, además de la tienda especializada en vinos de la Ribera del Duero, es posible visitar la bodega que data de finales del siglo XIV y principios del S.XV. Disponen de tours y actividades que incluyen la degustación del tradicional lechazo asado el horno de leña e, incluso, alojamiento.

Vinotecas en Roa de Duero

Vinos Majete: Es otro de esas tiendas con solera en el corazón de la Ribera del Duero, donde se encuentra la sede del Consejo Regulador. Priman las referencias vinícolas de la zona, pero también es posible adquirir productos gourmet como aceite de oliva virgen extra, mermeladas, quesos, conservas… Una vinoteca que lleva en funcionamiento desde 1958 pero que se han ido renovando con el paso de los años y ahora presenta una estética muy cuidada.

Enoteca Entrevinos: Otra tienda especializada en vinos de la zona donde sobre todo es posible encontrar referencias clásicas de la Ribera del Duero. Disponen de un Club de Vinos y asesoramiento personalizado.

 

Mejores vinos para regalar y quedar como un entendido en vino

familia comenge

familia comenge

Durante el verano es bastante habitual pasar las vacaciones en casa de amigos o familiares, pero siempre es conveniente tener algún detalle para disfrutar como es debido de esas fantásticas barbacoas en la época estival. Regalar vino es, sin duda, una fantástica opción.

Pero ¿qué vino regalar para quedar bien? Seguro que alguna vez te has topado con ese cuñado que todo lo cuestiona. El que más sabe de vinos, de gastronomía, de viajes.. ¡y de la vida en general!

En este post queremos darte algunas pistas sobre los mejores vinos para regalar y quedar como un entendido, siempre ojo avizor de las últimas novedades y tendencias del sector. Porque en el vino, también hay modas.

Vinos ecológicos

No se puede negar. El universo ‘eco-friendly’ ha llegado a la cesta de la compra. Y el caso de los vinos no es una excepción. Cada vez son más las personas que se preocupan por consumir alimentos sanos, saludables y de temporada. A lo que es necesario añadir los consumidores vegetarianos o veganos. Regalar un vino ecológico puede ser un gran cierto. En Bodegas Comenge lo ponemos muy fácil, ya que a partir de la añada 2014 todos nuestros vinos cuentan con certificación eco, aunque desde la fundación de la bodega siempre hemos sido especialmente respetuosos con el medio ambiente.

Vinos de Jerez

Cada vez hay más ‘sherrylovers’, aquellos que acompañan absolutamente todo tipo de gastronomía con vinos de Jerez (o casi). No es de extrañar, además de tener una estupenda relación calidad-precio, los vinos de Jerez son muy gastronómicos y versátiles, por lo que pueden maridar perfectamente con multitud de elaboraciones. Si regalas un vino de Jerez, serás el más ‘hipster’ de la fiesta.

Variedades minoritarias

Las uvas autóctonas también están de moda. Listán, Rufete, Bruñal, Merenzao, Treixadura, Loureira… ¿Te suena alguna de estas variedades? Cada vez es más sencillo encontrar en vinotecas vinos elaborados al 100% con estas uvas, reflejo de la cultura y tradición de un territorio. Si regalas una de estas exquisitas rarezas dejarás a tus invitados o anfitriones con la boca abierta.

Blanco de Ribera del Duero, Tinto de Galicia

Salir de las ideas preconcebidas y cánones establecidos es otra de las mejores opciones. Regalar un vino blanco de Ribera del Duero o de Rioja, como por ejemplo un Albillo Mayor o una Malvasía (respectivamente); o un tinto de Galicia, como un Brancellao, no dejarán indiferente a nadie.

Elaboraciones tradicionales y grandes vinos

En este caso la idea es ir ‘a tiro hecho’. Las elaboraciones tradicionales de una determinada zona han vuelto. Un buen ejemplo es nuestro rosado Carmen, elaborado con uvas tintas típicas de la zona (Tempranillo, Valenciana, Garnacha…) y la blanca Albillo, como se hacía históricamente.

Además, Carmen es un vino que ha salido al mercado hace muy pocas semanas, por lo que demostrarás estar a la última de las novedades en el sector vitícola. Otro ejemplo es Familia Comenge, con el que quisimos recuperar la tradición de los vinos con largas crianzas de la Denominación de Origen Ribera del Duero.

 

¿Cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos?

A todos nos ha pasado. Puede que el sacacorchos no sea precisamente ese objeto que siempre llevamos con nosotros en el bolso, en el coche o en la mochila cuando salimos de casa (¡aunque debería ser un imprescindible!). Pero entonces llega el momento de abrir la botella de vino y nos damos cuenta de que nos falta el preciado utensilio.

Si eres como nosotros y no dudas en llevarte una botella de vino a la playa, al camping, a la montaña… Sigue leyendo este post en el que explicamos cuatro formas de abrir una botella de vino sin sacacorchos.

1. Abrir una botella de vino con un zapato

Hay que tener paciencia, pero funciona. Lo primero que debes hacer es quitar la cápsula (obvio). Después introduce la base de la botella de un zapato. Debe ser calzado cerrado y con una suela relativamente grande, es decir, no sirven sandalias, chanchas o zapatos de tacón. La técnica es ir dando golpecitos con la suela del zapato y la botella dentro en una pared, así el corcho irá saliendo poco a poco. Los golpes deben ser suaves, con la intención de sacar el corcho, ¡no colgar un cuadro!

2. Abrir una botella de vino con cuchillo

En este caso son necesarias tres cosas imprescindibles: Sentido común, mucho cuidado y un cuchillo de sierra. Lo primero, de nuevo, es quitar la cápsula. Después hay que clavar la punta del cuchillo de sierra en el corcho de la botella e introducirlo poco a poco, sin llegar a traspasar el corcho para que no caigan restos en el vino. A continuación, es necesario girar el cuchillo con una mano, mientras que con la otra se gira la botella. Es mejor emplear un cuchillo de sierra para que haya un mejor agarre.

 

3. Abrir una botella de vino con tornillo y un bolígrafo

En este tercer método lo que se intenta es imitar la forma de los antiguos sacacorchos, que estaban compuestos por un tornillo y un mango de madera formando una T. Se necesita un tornillo en forma de L (los clásicos para colgar los cuadros) y un boli. Lo primero, como siempre, retirar la cápsula; después, clavar el tornillo en el corcho sin llegar al final para nos traspasarlo y, finalmente, encajar el bolígrafo en la parte superior del tornillo de manera perpendicular. Una vez se ha formado el utensilio en forma de T, hay que girar despacio hasta que salga el corcho.

4. Degüelle de un espumoso

Cada vez están más de moda los vinos espumosos elaboradoras con el método ancestral que, en muchos casos, se cierran con una simple chapa. Tras la crianza, el cuello de la botella acumula las levaduras muertas y es preciso ‘degollar’ o, lo que es lo mismo, romper el cuello de la botella. Los más habilidosos pueden hacerlo con el filo de un cuchillo o la base de una copa dando pequeños golpecitos con la botella inclinada. ¡Un método sólo para valientes!

Así que si este verano no tienes un sacacorchos a mano, que no cunda el pánico, la última opción, la que no recomendamos, es meter el tapón dentro de la botella.

¿Conoces alguna otra técnica para abrir botellas de vino? ¡Cuéntanoslo!

La venta de vino online, imparable y sin fronteras

Entre las ventajas indiscutibles que Internet ofrece a sus usuarios es la inexistencia de fronteras u obstáculos que impidan llegar hasta los consumidores de cualquier parte del mundo. Sin importar de qué producto se trate, saber que podemos hacernos con él allá dónde nos encontremos, supone una gran motivación y un impulso para quienes deseen ‘conquistar’ buena parte del mundo. Esto es lo que le ha ocurrido al vino español en particular y al vino en general. Internet ha sido uno de los factores que ha contribuido a su conocimiento y a la consolidación de su imagen mucho más allá de nuestras fronteras.

La venta de vino Online está en auge

Pero en España, como en el resto del mundo, las ventas de vino online están en auge. De la misma manera que los vinos españoles se han dado a conocer con facilidad en recónditos lugares del planeta, vinos extranjeros han llegado hasta nosotros gracias a las mismas tecnologías y a la capacidad visionaria de quienes se dedican a este arte, a esta industria; de quienes en un momento dado, tuvieron claro que era necesario invertir en la creación de plataformas online para diversificar su negocio.

La venta online crece desde hace años. No tiene intención de volver atrás. La venta de vino por Internet puede aumentar, estancarse, crecer moderada o significativamente, pero es difícil que deje de extenderse y de llegar a un público cada vez mayor.

En la medida en la que las tecnologías se desarrollan, el acceso a ellas de los usuarios y las infraestructuras asociadas a las ventas de vino online, se ajustan y responden a las necesidades de comercios y consumidores, la Red se hace indispensable para poder adquirir cualquier producto.

Conscientes de esta realidad, los consumidores y compradores de vino, utilizan Internet con auténtica destreza. Así lo demuestra el hecho de que el sector vinícola y por añadidura, el de la alimentación, estén teniendo cada vez más éxito entre los usuarios del mundo online.

Sirva de ejemplo que ya en el año 2014, las expectativas previstas para los años siguientes eran optimistas. En Argentina, sin ir más lejos, la venta online de vino aumentó un 60% y en China la venta de vino por Internet suponía un 20% del total de las ventas. Aún más cerca en el tiempo, otros datos demuestran que estas previsiones no se equivocaban. Organismos como el ICEX se hacían eco, hace tan solo algunos meses, de cifras más optimistas en lo que respecta a las ventas online de vino. En este sentido, parece que todo apunta a que durante los próximos cuatro años el comercio electrónico del vino puede llegar a aumentar en cerca de 6.000 millones de euros, y que serán Suecia, Austria, Alemania, Bélgica y Reino Unido, quienes verán aumentar en mayor proporción sus ventas de vino por Internet.