Cinco consejos para comprar vino online

Internet, cómodo, rápido, útil y a veces más complicado de lo que pensábamos. Comprar vino Online es una de las innumerables ventajas que esta tecnología nos ha proporcionado, pero de la misma manera que nos facilita información útil y necesaria, es tal la cantidad de datos que pone a nuestro alcance, que puede incluso marearnos, despistarnos o desinformarnos. No son pocas las veces en las que nos gustaría poder contar con algún consejo que nos guíe y nos conduzca por el buen camino para poder dar con ese ansiado vino y poder conseguirlo al mejor precio; no son pocas tampoco, las veces en las que no terminamos de decidirnos como consecuencia de la desconfianza o de la duda ante posibles riesgos. Comprar el mejor vino por Internet y hacerlo bien, con todas las garantías, es más fácil si tenemos en cuenta algunos consejos.

Internet nos lleva hasta bodegas lejanas y no tan lejanas, nos permite ver y descubrir tesoros de los que, de no ser por ella, seguramente no tendríamos noticia. Sin embargo, la comodidad con la que ahora podemos ver, leer y comprar, puede llevar consigo, algún que otro despiste, algún que otro detalle oculto bajo tanta distracción.

Con el fin de evitar estas posibles distracciones o simplemente de ampliar información os proporcionamos cinco puntos importantes a tener en cuenta si vais a comprar vino por Internet, una forma de hacerlo muy cómoda sin tener que ir hasta la tienda o bodega, pero sobre la que conviene recordar algunas cuestiones que no tienen por qué ser evidentes.

¿Y si empezamos por preguntarnos si sabemos exactamente qué vino queremos comprar Online? ¿Tenemos claro el vino, la bodega o la denominación de origen que queremos? ¿Sabemos por dónde empezar a buscar? Cuanto más ajustada sea la información de la que dispongamos, tanto mejor, habremos conseguido reducir notablemente la cantidad de información que está a punto de aparecer en nuestra pantalla.

Con un producto o unas características aproximadas de lo que queremos comprar y dispuestos ya a navegar por incontables web con extensas ofertas, lo primero es estar seguro de que la web en la que vamos a adquirir nuestro vino cumple con todos los requisitos necesarios como para poder otorgarle nuestra confianza. ¡Ojo con los datos de contacto que aparecen! Es importante comprobar que la web en la que estamos pone a nuestra disposición número de teléfono y dirección, así como la información legal obligatoria de la que debe disponer cualquier empresa.

Ante cualquier duda o suspicacia, nada como buscar referencias sobre la misma. Si algo permite Internet es encontrar rápidamente críticas, referencias y comentarios sobre cualquier comercio, pertenezca o no al mundo digital. En este sentido, existen muchísimas plataformas especializadas en la compra de vino online que exponen opiniones y críticas de entendidos en el sector y son muchas las bodegas que se apoyan en las redes y diferentes escaparates digitales como medio a través del que dar voz a la calidad de sus productos.

En segundo lugar, tan importante como saber que se trata de un comercio que cumple con los requisitos legales requeridos, es averiguar si la información sobre el vino que queremos comprar es correcta. Hablamos de la información relativa a su añada, precio, volumen y en definitiva, la cantidad. Este punto es especialmente importante cuando se trata de descuentos en el precio por la compra de volúmenes considerables de vino.

Atención también a las medidas de las botellas y a la cantidad de producto; atención al sistema de medidas empleado en el país al que nos dirijamos para comprar nuestro vino Online.

Pero si hay algo que adquiere especial relevancia en materia de compras online, es el sistema de pago y el envío del producto que estamos a punto de adquirir. No debemos tener ninguna duda, ni acerca de la fiabilidad del sistema de pago, ni del precio del envío, del plazo de entrega o presencia de datos de contacto en el caso de tener que reclamar o tener que solicitar una devolución. Internet vuelve a darnos la oportunidad de comprobar fácilmente, la reputación de la tienda online en la que vamos a adquirir nuestro vino y de comprobar si se trata de un comercio serio que cumple con las condiciones anunciadas.

Nuestro penúltimo consejo tiene que ver con asegurarse de que el comercio en el que vamos a comprar el vino que hemos elegido cuenta con existencias suficientes, es decir, que no se ha agotado. En este sentido, puede ocurrir que un pequeño comercio se encuentre con una demanda mayor de la esperada, que no cuente con un sistema actualizado de control de existencias e incluso que aparezca un vino simplemente como reclamo debido al prestigio de la marca, sin que realmente cuente entre sus existencias. Este dato es especialmente importante si decidimos realizar la compra online en fechas señaladas en las que suele haber un aumento importante de pedidos.

Conviene recordar que es interesante buscar información sobre las cosechas y la producción de vino de cada año, especialmente si se trata de vinos extranjeros sobre los que la información disponible no pueda estar tan al alcance como lo está la información relativa a nuestra industria vinícola.

Sea la que sea la información obtenida, quizás convenga adelantarse a estas fechas señaladas mencionadas anteriormente y realizar una pequeña compra por adelantado para, llegado el momento, ir directamente hasta ese producto que ya compramos por Internet y que nos ha gustado.

Por último, y en el caso de que el comercio elegido para comprar vino responda a tu gusto y a tus necesidades, estudia la posibilidad de registrarte para participar en promociones o descuentos de sus vinos. Si algo buscan los comercios, sean del tipo que sean, son clientes fieles a los que poder recompensar su fidelidad. Este tipo de acciones pueden resultar más atractivas en comercios especializados en vino que en otros más generalistas con una oferta llena de todo tipo de productos de consumo.

El tiempo pasa volando y parece que las Navidades o cualquier otra fecha señalada se nos echan encima … nunca nos sobra tiempo… por eso, quizás vaya siendo el momento de poner en práctica alguno de estos consejos para que podamos tener pronto en nuestra mesa esa botella de vino con la que brindar por lo que está por llegar… o brindar con cualquier excusa, porque brindar siempre es bueno.

 

5 ventajas de comprar vino por Internet

Internet, la tecnología que ha llegado para quedarse y que lejos de estancarse o dejar de evolucionar, avanza a pasos agigantados y, con ella, todo lo que sean compras. Las compras de vino por Internet son solo algunas de ellas, algunas de las que, a gran velocidad, atraen a los consumidores y usuarios habituales de la red. Y es que este tipo de compras sigue siendo uno de los canales preferidos por los consumidores; por perfiles de consumidores a los que une, básicamente, su gusto, amor y afición por el vino. No se trata necesariamente de expertos en tecnologías, ni siquiera de aquellos que no pueden pasar un minuto sin conexión. Son, como hemos dicho, amantes del vino y de su cultura y con ellos, de las facilidades y comodidades que significa poder comprar vino en Internet a, como se suele decir, ‘un golpe de clic’.

Entre las virtudes y maravillas de Internet, se encuentra su capacidad para atraer a quienes su gusto por un producto tan clásico y eterno como el vino, les ha llevado a buscar y a comprar vino Online; ese vino que con el que hasta ahora no habían podido dar; esa botella cuyo precio hacía difícil su compra hasta que fue descubierta en algún web; esa información detallada y ese consejo, ambos en formato digital, que terminaron por convencer a algún interesado en vinos. Todos buscamos en Internet y somos muchos, cada vez más, los que compramos. Y es que, como ya sabemos, la venta de vinos por Internet, aumenta. ¿Por qué será? ¿Qué es lo que tiene?

El precio, la facilidad para encontrar ofertas, la posibilidad de no pagar gastos de envío en según que tipo de compra de vino por Internet; la comodidad y la enorme variedad de vinos a nuestro alcance, son solo algunas de las razones.

Todo es posible, o eso parece… Si a algo nos tiene acostumbrados Internet es a poder satisfacer un deseo de forma casi inmediata. Afortunadamente, en el caso del vino la intolerancia a la frustración o la impaciencia por tener tal tesoro en nuestra mesa y en cuestión de horas, se convierten en algo positivo y, todo, porque podemos comprar vino en Internet. De otra forma, no sería posible.

wines-573182_1920

Compra con una oferta mucho más amplia y variada

Recordemos que estamos en Internet, y aquí no existen límites. En una tienda física, simplemente por el espacio en metros cuadrados, la oferta siempre es más limitada. La ventaja de la red es que te pone al alcance de la mano cualquier vino que desees, teniendo acceso a todas las denominaciones de origen existentes, tanto nacionales como de otros países productores.

A pesar de que Internet no terminará con los tradicionales comercios y tiendas especializadas en vino porque ambos negocios son complementarios, sí que podemos afirmar que Internet permite a quienes realizan sus ventas de vino por Internet, llegar en poco tiempo a un inmenso número de personas. La competencia en la red y las exigencias que ésta impone para poder destacar entre sus semejantes, obliga y permite ofrecer precios más asequibles y dar a conocer variedades menos populares.

Encender el ordenador o instalar cualquiera de las múltiples aplicaciones destinadas a la compra de vino, te da la oportunidad y el privilegio de buscar ese vino extraño, diferente, o vinos foráneos difíciles de encontrar en tu país… ese vino que de no ser porque la tecnología es capaz de acercarlo hasta tu propia casa a través de la pantalla, nunca pensarías en su existencia y ni te plantearías la más mínima posibilidad de poder tenerlo y probarlo. Internet te permite la posibilidad de comprar vinos que son prácticamente imposibles de encontrar en tiendas normales, fundamentalmente los que son ecológicos, o aquellos que son especiales por estar elaborados mediante procesos diferentes. Te recomendamos que, además de optar por tu vino favorito, te arriesgues a investigar y a probar alguno del que no hayas oído hablar nunca, ¡seguramente te sorprendas!

Precios más económicos en la venta

Es un hecho que comprar vino por Internet, en el caso de algunas marcas, puede ser más barato. Las tiendas online tienen la ventaja de que hacen frente a menos gastos, ya que un almacén (normalmente situado en la periferia) tiene un precio de compra o alquiler bastante más bajo que el de un espacio comercial, el cual si quiere atraer clientes deberá estar situado en zonas más céntricas.

En segundo lugar, las tiendas online hacen ofertas especiales muy atractivas y, si superas una determinada cantidad de mercancía, puedes ahorrarte los gastos de envío.

Un buen asesoramiento

Sabemos que los expertos a cargo de las tiendas físicas están para ayudarnos en todo y podrán hablarte de las particularidades de los vinos que comercializan con detalle, pues en muchas ocasiones mantienen un contacto directo con el producto. Las tiendas online de vinos nos permite la posibilidad de recoger también mucha información acerca de los vinos que ofrecen y resulta sencillo contrastar datos y opiniones de expertos y aficionados para estudiar tranquilamente nuestra compra. Además, también podrás comparar precios de determinados vinos con los de otras tiendas similares.

Mucha información relevante sobre la compra

Internet acerca también información que de lo contrario llevaría mucho más tiempo conseguir. En materia de información, Internet tiene también mucho que ofrecer. Si bien es cierto que con solo abrir el ordenador la cantidad ingente de información a nuestro alcance nos obliga a aprender a seleccionar y a buscar adecuadamente, las ventajas son siempre mayores que los inconvenientes. Para comprar vino en Internet conviene aprender a ser selectivo y poner algunas de nuestras alertas en funcionamiento, todo con el fin dar con el producto y el comercio adecuado.

 

Comprar vino por Internet, permite cotejar información específica sobre vinos de igual o diferente denominación de origen; información sobre el consumo de un vino en concreto; críticas y premios otorgados en el sector del vino y las últimas tecnologías empleadas en las diferentes bodegas y viñedos. Toda la información que Internet pone al alcance de los amantes del vino con el fin de facilitar en un momento dado, la decisión de un comprador potencial, viene a completar finalmente, el asesoramiento y consejo que cualquier usuario de Internet que frecuente diferentes sitios web destinados las ventas de vino por Internet, pretende conseguir.

Comprar botellas especiales para eventos

La posibilidad de ser original es otra de las ventajas de la compra de vino Online. Rara es la vez que buscando un producto determinado, no nos hayamos topado con otro que supera con creces nuestras expectativas iniciales y que no nos haya sorprendido. Este tipo de sorpresas agradan y cuando se trata de vino, todavía más.

Simples ideas o simples recuerdos que llegan de inmediato tras contemplar alguna imagen, vienen acompañadas por lo general, de ofertas interesantes, de información hasta ahora desconocida, de ese ánimo necesario para apretar el botón y comprar por Internet ese vino en el que minutos antes no habíamos pensado; esa botella que acaba de dejarte boquiabierto.

¿Has oído hablar de las botellas magnum? Son botellas de litro y medio, el doble de una normal, destinadas para grandes eventos y celebraciones en las que se vaya a consumir gran cantidad de vino. Aunque pueda parecer una tontería, son bastante útiles si no quieres pasarte la noche descorchando botellas, y en las tiendas online también puedes encontrarlas.

Siempre al tanto de promociones, ofertas, y novedades

Las ofertas en las tiendas online son realmente atractivas, ya que se realizan sobre vinos que promociona la bodega y no sobre vinos en stock que necesitan ser vendidos cuanto antes. Como no podemos estar siempre mirando las webs para consultar sus ofertas, juegan un papel importante las newsletters y boletines por parte de estas tiendas virtuales, ya que nos permiten estar al tanto de todas las novedades y promociones que puedan surgir.

De la misma forma, el creciente número de aplicaciones que podemos llevar encima en muchos de los dispositivos móviles, y entre ellas, las dedicadas al vino, son de gran ayuda cuando queremos estar al tanto de maridajes, precios asequibles, rebajas, celebración de ferias nacionales y extranjeras o ideas para regalar. Sin lugar a dudas, la velocidad a la que las nuevas tecnologías nos informan de muchas de estas ventajas, es algo a considerar de cara a comprar vino por Internet. Es precisamente esta rapidez con la que recibimos la información más interesante del sector, la responsable de que podamos estar disfrutando en pocas horas y en nuestra mesa, de ese gran vino recién adquirido.

Comprar vino por Internet tiene sus ventajas: mucha información y nada de esperas. Desde Comenge te invitamos a que consultes nuestra tienda virtual y te decidas a probar alguno de nuestros exquisitos vinos de Ribera de Duero, una opción única e inmejorable que no te dejará indiferente. Y si eres de los de la antigua usanza, ¡no dudes en venir a visitarnos! o pregúntanos en qué vinoteca especializada cercana a tu residencia puedes también encontrarnos.

 

office-1069207_1920

Elaboración y tipos de Whisky

El Whisky es una bebida espirituosa elaborada a partir de granos de cereales, que son ricos en una sustancia llamada almidón, la cual se emplea para obtener el alcohol.

El almidón, por si solo, no puede ser fermentado, tal y como ocurre con las uvas y el mosto, sino que ha de transformarse en azúcares. Para conseguir convertir el almidón indisoluble en azúcares fermentables, los cereales han de pasar por el proceso de germinación.

Para que un cereal germine, se emplea agua caliente, de tal manera que el grano comienza a crecer. Este proceso se llama malteado.

Antes de que el cereal crezca por completo, la germinación se frena mediante el secado de los granos en un horno. Normalmente se emplea la turba para calentar y secar los cereales, por lo que es muy común esos aromas ahumados en el producto final.

Una vez que el grano ha sido malteado y secado, se muele y después se mezcla con agua caliente. El siguiente paso es añadir levaduras para que comience el proceso de fermentación.

Tras la fermentación, llega el momento de la destilación. En un anterior post ya hablamos sobre la elaboración de las bebidas espirituosas de manera generalizada. En el caso de los whiskies, los de mayor calidad se destilan mediante alambiques de cobre, que son los responsables de catalizar el sabor.

Una vez concluye la destilación, lo más habitual es que envejezca en barricas de roble durante varios años, lo que también va a ser determinante en la calidad y las características organolépticas del Whisky final.

Tipos de whiskies según su procedencia

Whisky escocés: Debe ser destilado y criado en Escocia durante un tiempo mínimo de tres años en barricas de roble. Los mejores whiskies realmente permanecen en barriles más de tres años pero el tiempo que indica la etiqueta no hace referencia a la edad del producto sino a la de su componente más joven.

Hay varios subtipos de Whisky escocés. En el de malta sólo se puede empelar cebada malteada y la destilación debe ser llevada a cabo obligatoriamente mediante alambiques de cobre.

El Whisky Single Malt es similar al anterior, pero debe provenir de una sola destilería. Influye mucho el ‘secreto’ del elaborador, como puede ser el nivel de tostado, así como la turba o barricas utilizadas.

El whisky de grano hace referencia a que se mezclan distintos cereales para su elaboración, como cebada malteada, trigo o maíz. Normalmente se mezcla con whisky de malta para crear el Blended Scoth Whisky.

Whisky irlandés: En este caso pueden ser elaborados a partir de cebada malteada y cebada sin maltear, también se permite añadir otros tipos de granos de cereal. No siempre se utiliza turba y pueden ser destilados mediante alambiques de cobre, columnas de destilación o una combinación de ambos métodos.

Whisky americano: El whisky es una bebida muy popular en Norteamérica, sobre todo en los estados de Kentucky y Tennessee. En Norteamérica, sobre todo en Kentucky, el whisky más conocido es el Bourbon, que debe estar elaborado con al menos un 51% de granos de maíz. Además, envejece en barricas de roble americano nuevas muy tostadas. La diferencia fundamental con el de Tennessee es que éste se filtra con carbón de arce sacarino antes de la crianza en barriles.

Sin duda, el Whisky es una bebida realmente interesante en la que se pueden encontrar multitud de matices en función de la materia prima utilizada, del proceso de destilación y del envejecimiento en barricas.

El glamur del vino

Anglicismos y galicismos están presentes en nuestro vocabulario habitual, los utilizamos sin apenas darnos cuenta de que se trata de palabras extranjeras, sobre todo si forman parte del día a día de nuestra profesión. ¿Qué pasa si cambiamos de sector y nos trasladamos a otro cuyo vocabulario no nos resulta tan familiar? ¿Seríamos capaces de entender que significan algunos de estos galicismos empleados en el sector del vino? Nuestro gusto por el vino no es, a veces, suficiente para entender de qué nos hablan los expertos cuando intentan explicarnos las bondades de esa botella que acabamos de pedir.

El vino es glamuroso

Que el vino es glamuroso, está claro. Que sus términos en francés lo hacen más glamuroso todavía, seguramente, también. Expliquemos entonces algunas de estas palabras habituales que trasladan a quienes las utilizan ese encanto que de por sí tiene ya nuestro vino.
Si en algún momento alguien nos explica que el vino del que vamos a disfrutar ha pasado por un assemblage único que lo convierte en arte, nos estarán hablando de una maravillosa mezcla de aromas y de vinos que ha sido llevada a cabo antes de dejarlos reposar.

Para decir que un vino huele a corcho, habrá quien prefiera utilizar el término bouchonné, una sensación que experimentaremos al descorchar la botella y percibir un cierto olor a moho.

Para hablar de aquel lugar, generalmente bajo tierra, en el que el vino se conserva, los franceses dicen cave, que no château, porque esta última se emplea para encabezar el nombre de algunas de las bodegas del país vecino, ya sean éstas grandes o pequeñas.

Cuando tiene lugar una mezcla de uvas de diferentes variedades, estaremos hablando de coupage y si lo que queremos es saber a qué se refiere exactamente el término bouquet, tendremos que apellar al sentido del olfato. Y es que si el primero de ellos mencionaba la combinación de diferentes variedades de uvas, el segundo, se emplea para referirse a esa sensación que provoca la mezcla de olores y sabores que solo un vino es capaz de producir una vez lo saboreamos.

No podemos terminar sin explicar que si en algún momento nos preguntan si queremos que nos sirvan un vino chambré, se estarán refiriendo a un vino servido a temperatura ambiente. En este caso, quizás convenga recordar que lo ideal sería que la temperatura de nuestro vino blanco fuera de entre 10º y 12º, y de entre 16º y 18º, para el tinto.

A este vocabulario tan breve como útil, solo le queda añadir una última palabra que no puede faltar cuando nos encontramos ante una estupenda copa de vino a punto de ser bebida: santé! ¡Salud!

Unos vinos diferentes

Si te gusta el vino, estás pendiente de la actualidad del sector y te encanta descubrir muchas de las curiosidades relacionadas con él, tal vez te interese saber algo sobre los que parecen ser algunos de los vinos más raros del mundo.

Si alguien menciona un meteorito en un momento dado, en lo último en lo que pensaríamos sería en vino. Sin embargo, puede ocurrir que ese alguien esté, precisamente, hablando de una variedad de vino chileno cuya creación nace, tras múltiples experimentos, de la mezcla de una roca estelar caída en la Tierra hace miles de años, con Cabernet 2010.

A pesar de que es difícil pensar en un vino aun más extraño que este con el que abrimos el artículo de hoy, existen otros que llaman también la atención. El segundo, conocido como vino Nettle, está hecho a base de ingredientes fuera de lo común; unos ingredientes que no llamarían tanto la atención si se emplearan en la elaboración de otro tipo de productos, pero que en el caso del vino, producen sin lugar a dudas, cierta curiosidad. El vino Nettle está elaborado con partes muy concretas de la ortiga. Yemas y pequeños capullos de la ortiga se mezclan con otras plantas como perejil o tomillo hasta conseguir un vino de sabor original.

Vinos curiosos

¿Es posible que exista el vino de chocolate? Sí. Los amantes del dulce, aquellos que a duras penas pueden esperar al postre por ser su plato estrella de la cena o de la comida, no descartarán esta posibilidad, seguro. Elaborado con gotas de chocolate natural y uvas de Francia, este vino goza de gran popularidad en países anglosajones.

Más suave o por lo menos más romántico parece ser el vino de pétalos de rosa; un vino semiseco del que su aroma destaca por encima de otras de sus virtudes. En el vino de serpiente y de escorpión, el siguiente vino que nos ocupa, el aroma no es sin embargo, lo más destacable. Difícil de creer pero cierto. El vino de serpiente y de escorpión se elabora introduciendo en su interior los mencionados animales para posteriormente, dejarlos fermentar. Se decía de él que era capaz de curar enfermedades y que su origen estaba en China.

De momento estos son algunos de los vinos elaborados a base de extravagantes ingredientes. Sus creadores pueden presumir de originalidad y de creatividad y probarlos sería sin duda toda una experiencia pero, para nuestro día a día, nuestros aperitivos y comidas familiares, un buen vino de la tierra se nos hace, a la vista de lo recién explicado, poco menos que irreemplazable.

 

¿Ha cambiado la imagen del vino español?

La respuesta al título del artículo de hoy bien podría resumirse en dos palabras: valor y reconocimiento. Vender menos cantidad y hacerlo a un precio más caro, ha conseguido buenos resultados. En cuestiones comerciales, no es solo el producto en sí lo que determina su éxito. El vino español, uno de nuestros más preciados productos, siempre se se exportó en grandes cantidades, pero ¿a qué precio? A lo largo de los últimos años, el esfuerzo del sector por reforzar y mejorar la imagen de nuestro vino, parece haber dado resultado; un resultado que ha terminado por traducirse en unas ventas menores en cantidad pero mayores en precio y, por lo tanto, en imagen, valor y prestigio.

¿Quién compra nuestro vino?

Al hablar de exportación de vino, ¿qué países son nuestros principales clientes? ¿Quiénes han estado dispuestos a pagar este incremento del precio? Francia, vecino y competidor también en materia de vinos, llegó a pagar el pasado año un 15% más por las compras de vino a granel. Sin embargo, la respuesta a la misma pregunta pero en lo que se refiere a vinos embotellados, la encontramos algo más al norte. Alemania ha sido en este último año, el que más recursos ha dedicado a la compra de vino español, tanto en precio como en volumen. Otros de los países que durante el pasado año pagaron más por nuestros vinos fueron Hong Kong y Corea del Sur.

El año pasado fue bueno. La imagen del vino español se consolidó y su valor aumento en el mercado extranjero. El vino español se ha revalorizado en el exterior y este hecho ha repercutido positivamente tanto desde el punto de vista económico, como desde el del prestigio y la imagen que se tiene de ellos en el resto del mundo.

Dentro de nuestro país, la política llevada a cabo por el sector parece haber funcionado también; aunque los consumidores españoles no han consumido más, si han aumentado el presupuesto destinado a la compra de diferentes vinos.

Y es que aunque calidad y cantidad no tienen por qué estar reñidas cuando hablamos de vino español, el esfuerzo de los profesionales del sector por acercarnos una imagen diferente de nuestros productos y de haberlo hecho también en el extranjero, ha conseguido que los consumidores perciban y dediquen a nuestro vino, un valor y una consideración más que merecida.

Con un buen producto como el vino español, un cambio de estrategia capaz de tocar la disposición y la emoción de los consumidores de cualquier parte del mundo, solo puede terminar con un final feliz.

,

En busca del vino milenario

Quienes disfrutan del buen vino y de todo lo que éste encierra, lo hacen también de las rutas gastronómicas y enológicas; están dispuestos a recorrer los lugares más remotos en busca de esa cata de vino, de esa bodega o de esa botella especial. A quienes les gusta el vino y todo lo que su cultura encierra, habrán recorrido con seguridad las regiones españolas más distinguidas en materia de vino, y en ese ir y venir, en ese paseo por la geografía española, posiblemente hayan pasado por alto el lugar que parece guardar el que dicen es el vino más viejo del mundo. Estamos hablando de un vino milenario sobre el que se han pronunciado ya medios de comunicación; sean o no expertos en vino, muchos han querido darnos a conocer ese lugar, que tan secreto como sagrado, esconde semejante tesoro.

La Real Colegiata Basílica de San Isidoro

Es una iglesia y está en León. La Real Colegiata Basílica de San Isidoro guarda en su interior una barrica con vino de mil años de antigüedad. Aseguran que es un vino único al que custodian cuidadosamente todos los días del año y que solo pueden probar algunos privilegiados. Acaba de terminar la Semana Santa, y los seis clérigos afortunados, han vuelto a probarlo una vez más, el pasado Jueves Santo.

El incógnito lugar que lo custodia solo se abre una vez al año para permitir el acceso a quienes están destinados a catar el que dicen es un vino fuerte, algo dulce y con cierto sabor a coñac. El resto del año su doble puerta de hierro y madera permanece herméticamente cerrada impidiendo el acceso a cualquiera que que tenga el remoto pensamiento de intentar acceder al interior de este lugar secreto.

Lugares como estos, inaccesibles y deliciosos, son siempre susceptibles de crear leyendas a su alrededor… y La Real Colegiata Basílica de San Isidoro que hoy nos ocupa , no podía ser menos. En su caso dicen que cuando alguno de los abades elegidos probaba este vino, oía después cantar al gallo de la torre. Con el tiempo, algunas autoridades pudieron saborear este vino milenario cuya cata queda restringida, desde hace casi quince años, a los abades de la basílica antes mencionados. Ni siquiera los más expertos en vino ni los mejores enólogos han conseguido una pequeña muestra para analizarlo. Todo un misterio que vive desde hace mil años en la Comunidad autónoma de Castilla – León; todo un tesoro que se oculta con esmero en el interior de una de las construcciones románicas más importantes de la geografía española.

,

¿Qué forma tiene el vino?

En sectores como el del vino, es necesario, a veces, recurrir a lo subjetivo e incluso a lo metafórico para poder transmitir un concepto extenso, completo; todo un conjunto de características que lo definen. Que el vino sea olor, sabor, textura, color y sonido, obliga a recurrir a términos más visuales cuya imagen consigue inmediatamente, comunicar ese amplio significado del que hablábamos al principio.

Redondo, recto, con aristas, equilibrado. ¿A qué hacen referencia algunas de estas formas cuando hablamos de vino? Como en otras disciplinas, ponerle forma a las cosas nos las acerca, nos abre puertas y consigue que las entendamos mejor; nos sitúa en una perspectiva diferente desde la que nos es más fácil comprenderlas y disfrutarlas. Esto ocurre también con el vino.

Las formas del vino

Hablar de la forma del vino, de su esqueleto, no hace más que describirnos su composición, sus cualidades y, por lo tanto, su sabor.

Así, un vino redondo es aquel cuyo gusto y aroma armonizan perfectamente. Hablamos de un vino sin defectos y de un vino de calidad. Sin embargo, como en todo, el exceso no es bueno. Lo mejor es a veces enemigo de lo bueno, y un vino en exceso redondo, puede terminar estando mal proporcionado. En definitiva, un vino redondo no es más que un vino equilibrado y sin carencias.

Lo contrario sería un vino con aristas, es decir, aquél que posee asperezas, lo contrario a la ‘suavidad’ que proporcionan las formas redondeadas y afinadas.

El vino delgado es aquel al que le falta cuerpo, el que por su poca consistencia apenas despierta las papilas gustativas, y el opaco, el que por ser demasiado turbio y poseer un exceso de colorante no deja pasar la luz.

Muchos son los adjetivos que, en principio, cuesta asociar a un producto como el vino bien por tratarse de conceptos subjetivos, bien por todo lo contrario; por aludir a formas puramente geométricas. Así es el vino. Quebrado, redondo, delgado, velado, viejo, joven o noble; recio y con cuerpo, débil y de carácter poco pronunciado. Pálido o manchado, fino, generoso o elegante. Cualquiera de estos términos bien podrían emplearse para definir la personalidad de alguien. Y es que al vino le pasa lo mismo, su personalidad es la que lo define y la que generalmente, termina siendo la razón de que lo elijamos para acompañarnos en momentos memorables, en esos momentos que pueden ser tan justos, abiertos, golosos y redondos como el propio vino.

El arte de abrir una botella de vino

Poder disfrutar en casa de un buen vino pasa, inevitablemente, por saber abrir la botella de vino, o lo que es lo mismo, por ser capaz de utilizar el sacacorchos correctamente.

Como en todo, parece que la agilidad en el manejo de tan indispensable utensilio de cocina, podría ser cuestión de práctica, pero no siempre es así. Hay a quien a pesar del paso del tiempo y de innumerables botellas de buen buen vino a sus espaldas, sigue resistiéndosele un artilugio que cuenta ya con diversas versiones y sobre el que todos manifiestan determinadas preferencias.

Esperamos poder ayudar con este artículo a todos aquellos que a fecha de hoy siguen huyendo del sacacorchos y adjudicándole la apertura de la botella de vino a cualquier otro comensal presente en la cena.

Como abrir una botella de vino correctamente

Sea cual sea el tipo de sacacorchos que poseamos y una vez lo hayamos clavado en el corcho, conviene girarlo sin llegar hasta el fondo, es decir, no debemos introducirlo completamente con el fin de que no se atraviese por completo.

Hecho esto procederemos a tirar por primera vez dándole un primer tirón para continuar con una segunda muesca a la que seguirá un segundo tirón con el que conseguiremos sacar el corcho y abrir la botella de vino.

Pero puede ocurrir y ocurre, con cierta frecuencia, que se nos rompa el corcho. En estos casos en los que parece que el vino ya no sabrá igual, en los que la rabia se apodera de nosotros y en los que ya no hay otra solución, más que la de continuar con la tarea como bien podamos, los expertos aconsejan continuar con la botella inclinada. Es decir, se trataría de volver a introducir el sacacorchos pero no con la botella en posición vertical, sino con ésta levemente inclinada hacia abajo.

Lo ideal sería emplear un sacacorchos de dos tiempos y para no encontrarnos con la situación descrita anteriormente, debemos mantener la botella lo más quieta posible, no moverla ni agitarla y mantenerla siempre apoyada en alguna superficie. Es completamente desaconsejable dejar la botella en el aire e intentar abrirla sin apoyo alguno y en una posición que no sea la vertical -excepto si, como acabamos de comentar, se nos ha roto el corcho en la primera vuelta-.

Cuando hayamos abierto nuestra botella de vino, deberíamos proceder a limpiar aquellas gotas que hayan podido derramarse y comprobar el estado del corcho para asegurarnos de que está en buen estado. Hecho esto, solo faltaría servirlo, olerlo y ¡probarlo con un buen brindis!

El próximo día de San Valentín, ¡no te olvides del vino!

Una vez más a punto de vivir el día de San Valentín, ese día que, a pesar de ser eminentemente comercial, no deja de despertar recuerdos que apetece celebrar; ese día que se convierte en la excusa perfecta para regalar y disfrutar, que le da un toque diferente al mes e febrero; ese día que se viste de color rojo vino, mientras esperamos la llegada del siguiente puente o del próximo fin de semana largo.

Desde aquí, ¿cómo no íbamos a sugerir vino para San Valentín? ¿Cómo no aprovechar este día para acercarnos hasta alguna bodega, vinoteca o tienda de vino online para darnos ese capricho que nos sabrá aun mejor si es en buena compañía?

¿Nuestras sugerencias? Acércate hasta la Ribera del Duero, hasta por ejemplo, Bodegas Comenge y descubre nuestros viñedos, nuestras instalaciones, los procesos por los que pasan nuestras uvas y el mimo con el que son tratadas hasta llegar a la botella. San Valentín pide a gritos una escapada a la provincia de Valladolid y un paseo por sus viñas, una visita a alguno de sus restaurantes y un buen menú acompañado de un buen vino tinto; un vino tan rojo o más que el color del que se tiñe tan romántica fecha.

Comprar Ribera de Duero Online

Pero si las circunstancias te lo impiden, ¿por qué no llevarte a casa algo de la Ribera del Duero y alguno de los caprichos de estas tierras? No tienes ni que salir por la puerta. Las nuevas tecnologías, afortunadamente, nos lo ponen fácil sobre todo, en días como el de San Valentín. Las diferentes tiendas de vino y muchas de las bodegas que se reparten por nuestra geografía están ya listas para responder a miles de demandas tan caprichosas como justificadas. En cinco minutos puedes comprar Online ese estupendo Ribera de Duero que no has podido probar en la tierra que lo produjo pero cuyos dueños pueden enviarte para que lo tengas a punto en San Valentín.

¿Menos romántico? ¿No te convencen nada estas fechas? No importa. El vino no necesita de muchas excusas para ser disfrutado. Bodegas, viñas y vinos siempre estarán ahí en múltiples escaparates virtuales y físicos esperando a que decidas darte el “lujo” que te hará feliz a ti y a tu paladar en cualquier momento del año.

Así que, hagas lo que hagas el próximo catorce de febrero -una escapada, un concierto, una cena romántica, una fiesta- no te olvides de brindar pero sobre todo, no te olvides de hacerlo después de comprar un buen Ribera de Duero.