La cultura del vino en tiempos de cambios de hábitos

Todos nos hemos dado cuenta de que los hábitos y costumbres de nuestra sociedad han cambiado. Han cambiado obligatoriamente como resultado de la pandemia. Desde la manera de congregarnos a la manera de saludarnos. Quién nos diría que un día nos dejaríamos de dar dos besos o de darnos la mano para saludarnos o que llevar máscara se haría imprescindible para la salud. La cultura del vino en cambio es distinta. Aunque cambie la manera en que lo consumimos, con más dificultad en sitios públicos y cada vez más en casa, no cambia la cultura que lo rodea y que le da vida. De la misma manera, aunque no podamos darnos dos besos, la cultura española sigue siendo gregaria y familiar. Pueden cambiar los hábitos y las formas pero no la cultura.

En los últimos años ha habido quien decía que la cultura del vino estaba de capa caída, mientras otros decían precisamente lo contrario, que vivíamos en un boom del vino. Lo que sí es cierto es que el consumo de vino sigue creciendo al igual que la calidad y la capacidad para apreciar los buenos vinos. La cultura del vino es milenaria, ha estado con nosotros desde hace miles de años, y a su alrededor se ha generado una cultura que abarca casi todas las sociedades del mundo. Desde ritos religiosos, a bodas o celebraciones, el vino ha tenido un papel representativo en las distintas sociedades del mundo. En España se ha estimado que la vid ha estado presente, en la cuenca mediterránea, desde hace por lo menos 5.000 años. El vino lleva mucho tiempo con nosotros y no va a desaparecer en ningún momento cercano.

Es cierto que el vino está de moda, y que las modas pueden ser pasajeras. Pero eso no tiene un efecto real sobre lo que representa la cultura del vino en este país ni en otros. El hecho de que cada vez se hable más del vino y de lo que le rodea, como la gastronomía, no hace más que enriquecer la cultura del vino. Si en los próximos años pierde predominancia en los medios de comunicación, eso no hará desaparecer la cultura del vino, porque esta es milenaria y sobrevive a todo tipo de cambios. La importancia que le damos al vino puede ser una moda, pero también es cultura y la cultura pervive.

La cultura del vino como pegamento social

La forma que tiene el vino de ser una parte de nuestra cultura es fácil de ver en cómo se integra en nuestras vidas, por ejemplo como parte de nuestra dieta mediterránea. Es aceptado que un consumo responsable de vino puede tener beneficios para nuestra salud. Aunque esto sea un tema controvertido, si podemos afirmar que la dieta mediterránea en su conjunto es saludable y alarga la vida de quienes la siguien. El vino es parte de esa dieta mediterránea y por tanto parte de esa dieta saludable. En otros países el vino se integra de distintas formas. Es el conjunto de costumbres y ritos de todas nuestras culturas humanas, asociadas al vino, las que generan y mantienen una cultura global del vino. El vino está en nuestras religiones, en nuestras bodas y en nuestras celebraciones, está en nuestro arte, en nuestra literatura y en nuestra música. Nos permite disfrutar de la compañía de los demás y es una herramienta más de cohesión social.

La Bodega como representante de la cultura del vino

Cuando una bodega con nobleza nace, lo hace con el objetivo de dejar su huella, de conseguir algo único y representativo de los valores de quienes hacen nacer la bodega y de la tierra y la cultura donde se encuentra. Dar la importancia que merece a cada aspecto de la creación de un vino consigue que el resultado sea inolvidable.

Para crear un buen vino hace falta experiencia, vocación, tiempo y paciencia. Es D. Jaime Comenge quien en el año 1999 crea las Bodegas Comenge y la filosofía detrás de ella. Sabe que para que los vinos tengan una personalidad propia, deben ser el resultado de un proceso minucioso, basado en la experiencia, la innovación y la investigación. La unión del proceso científico y de la cultura de nuestra bodega es la que resulta en los vinos que muchos ya aprecian en todo el mundo.

En nuestra tienda podrás aprender todo lo que quieras saber acerca de nuestros vinos. Aprenderás que el cultivo de nuestra viña es exclusivamente ecológico, contando con la certificación necesaria. Nuestros rendimientos son pequeños, se mantiene la cubierta vegetal para mantener un cepa equilibrada y saludable. Esto revierte además en el entorno natural.

Si además quieres probar algunos de nuestros vinos te ofrecemos la posibilidad de comprarlos en cajas preparadas con distintos vinos, para que puedas hacerte una idea de lo que el vino representa para Bodegas Comenge. Sabemos que encontrarás tu favorito y que nuestros vinos se convertirán en una parte importante de tu referencia vinícola.

Aquí os dejamos con algunos de los estuches y cajas de vino que puedes comprar ahora mismo. ¡Pero tendrás que darte prisa porque la demanda es alta!

Cajas de vino de Bodegas Comenge

Estuche de 6 botellas de vino: 2 claretes + 2 verdejos + 2 jóvenes

PACK PRIMAVERA

A falta de pocas semanas para terminar esta primavera y pensando ya en el verano, ¿por qué no darnos el gusto de adquirir alguno de los estuches de vino con los que hemos ampliado nuestra oferta? ¿Por qué no poner fin a esta estación de la mano de alguno de los vinos que componen el surtido de vinos de nuestro Pack Primavera?

Ante la indecisión que a veces se instala en cada compra, ante la duda de si elegir uno u otro vino, en Comenge ofrecemos la posibilidad de llevarnos varios de nuestros vinos en un mismo estuche. El Pack Primavera, compuesto por seis botellas de vino: dos claretes, dos verdejos y dos jóvenes, puede terminar por fin, con la duda de cuál sería el más apropiado para acompañar cualquiera de nuestros platos o, incluso, cualquiera de nuestros aperitivos matutinos tan indispensables en este momento del año.

Carmen by Comenge 2018 es un clarete de producción limitada, fresco, vivo, aromático, que destila toda la elegancia y el cariño con el que este vino rinde homenaje a Carmen, la esposa del fundador de Bodegas Comenge y con ella, a aquellas generaciones de viticultores que cuidaron de sus viñas como a su propio tesoro. Hecho a base de la uva tempranillo, la valenciana y la garnacha, las dos botellas de Carmen que incluye este estuche, incorporan con creces la elegancia, potencia y riqueza aromática que siempre anhelamos en un vino.

Dos botellas de la Colección Comenge Verdejo 2019 forman parte, junto a las dos anteriores, del Pack Primavera. Comenge Verdejo 2019 es un Verdejo fresco, elaborado con las uvas de viñedos de la localidad de Rueda de más de ochenta años de vida. Su carácter auténtico y agreste se consigue a base de su elaboración con levaduras salvajes y de cuatro meses en reposo.

Comenge Biberius 2018 es el vino joven de Bodegas Comenge, el hermano pequeño que, como tal, pone en este estuche la alegría y frescura del carácter que corresponde a un Tempranillo que ha pasado cinco meses en barrica y cuyas uvas han sido cultivadas sobre suelos calizos bajo los principios de la agricultura ecológica.

Dos botellas de Comenge Biberius 2018 de intenso aroma vienen a completar este estuche, toda una novedad con la que amenizar, celebrar o, simplemente, disfrutar, el final de esta estación del año que le da nombre.

Estuche de 6 botellas de vino: 3 claretes + 3 verdejos

PACK PRIMAVERA II

Una opción que compra para esta primavera: el pack Primavera II compuesto por seis botellas de vino: tres claretes y tres verdejos. Pensado para aquellos que prefieren la cantidad a la variedad y que, en un momento dado, están dispuestos a dejar la opción Comenge Biberius 2018 presente en el estuche Pack Primavera, para otro momento; o tal vez, para adquirirlo aparte.

Las tres botellas de Carmen by Comenge 2018 y las otras tres de Colección Comenge Verdejo 2019 que las acompañan, consiguen hacer de este estuche un producto tan completo, elegante y fresco como sus vinos.

El estuche Pack Primavera II combina la elegancia y tradición de Carmen by Comenge con la frescura y autenticidad de Comenge Verdejo. Toques agrestes, de aroma potente, la frescura y el cuidado de la uva procedente de viñedos antiguos, la uva recogida manualmente y tratada con levaduras salvajes y levaduras propias. Todo, en seis botellas pensadas para disfrutarlas solos o en compañía, durante unas cuantas veladas.

¿Te hemos convenido? Visita nuestra tienda y elige uno de estos paquetes de vino o cualquier otro que encontrarás disponible en nuestra tienda de vinos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.