El vino en Argentina

La historia de viticultura en Argentina se remonta al S. XVI en la época de la colonización y los primeros viñedos fueron plantados en las zonas de Mendoza y San Juan.

Argentina siempre ha sido un país productor y consumidor de vinos, de hecho, existen más de 20.000 hectáreas de superficie de viñedo lo que representa un 2,7% del total mundial. El vino principalmente se exporta a Estados Unidos, pero cada vez es más sencillo encontrarlo en establecimientos especializados de Europa, sobre todo aquellos vinos elaborados con la uva Malbec.

Antes de detallar las variedades de uva y las zonas de producción argentinas, es importante remarcar que la viticultura está marcada en gran medida por la orografía. A grandes rasgos, se distinguen tres zonas en función de la climatología y las características de los suelos: Zona Noroeste, Centro-Oeste y Sur.

Variedades de uva en Argentina

Malbec: Es la uva más importante y con la que se elaboran vinos de alta calidad. Es una uva cuyo origen se ubica en Burdeos y fue introducida en Argentina en 1868.

Bonarda: No confundir con la Bonarda italiana. Es la segunda variedad más cultivada y sobre todo se da en La Rioja y Mendoza.

Cabernet Sauvignon: A veces se encuentra elaborada por si sola y en ocasiones también mezclada con Malbec. Principalmente se cultiva en la región de Mendoza.

Syrah: Variedad más minoritaria que sobre todo se emplea en vinos de mezcla. Sobre todo se cultiva en San Juan y en Mendoza (Valle de Uco)

Pinot Noir: También se da en Valle de Uco en Mendoza y en la Patagonia.

Torrontés: Es la variedad principal con la que se elaboran vinos blancos. 

Zonas de producción de vino en Argentina

Como se ha comentado anteriormente, el viñedo en la República de Argentina ocupa un gran territorio, con una gran diversidad de suelos, orientaciones, uvas, etc. Pero es posible dividirlo en tres áreas, la Noroeste, Centro-Oeste y Sur.

Sin embargo, la zona más importante y en la que se encuentra la mayor parte del viñedo, un 90%, es la zona Centro-Oeste. En esta región, a su vez se distinguen dos zonas con particularidades muy diferenciadas: Mendoza y San Juan.

Mendoza se experimentado un gran desarrollo en las últimas décadas. Al ser una zona muy seca, los viñedos están ubicados cerca y también se lleva a cabo perforaciones para irrigar con el agua subterránea.

En la zona de Mendoza la uva por excelencia es la Malbec, aunque también se elaboran blancos de calidad con Chardonnay.

La variedad Torrontés, por su parte, aunque es minoritaria comparada otras internacionales,  se ha puesto de moda entre el público estadounidense y británico. Es una uva blanca emparentada con el Albillo Mayor y la Malvasía Riojana o Alarije. Las cepas se ubican, sobre todo, en la región vinícola de Gayafate, al norte, en la provincia de Salta. Con la Torrontés se elaboran blancos secos de poco cuerpo y alta graduación alcohólica.

En Argentina también se elaboran tintos con variedades foráneas como la Cabernet Sauvignon, Merlot o Syrah, sobre todo en copuages. Aunque sin duda los vinos de Malbec son los más conocidos fuera del país, cada vez se elaboran vinos de medias crianzas con una gran calidad con dichos tipos de uvas.

Related posts:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *