Personas ilustres del mundo del vino (III)

Vamos con la tercera entrega de personalidades del mundo del vino. Como en las anteriores vamos a hablar de algunas personas con relevancia en el sector vitivinícola.

Este mundo que nos apasiona está lleno de personas maravillosas que han ido aportando su granito de arena a lo largo del tiempo. En muchas ocasiones, no son profesionales que trabajen directamente en el sector, pero sus aportaciones han sido muy valiosas.

Manuel María González Gordón (1886-1980)

Nacionalidad: española

Profesión: ingeniero industrial

Aportación: escribió el libro que fue denominado “La Biblia del Jerez”, un referente a nivel mundial y ha sido editado en diferentes idiomas.

Descendiente de Manuel María González Ángel, fundador de la bodega González Byass, fue un gran defensor de los vinos de Jerez, siendo un altavoz para este vino en todo el mundo.

Se graduó como ingeniero industrial en Alemania y cuando regresó a Jerez compaginó su carrera con el negocio familiar. Lo que le hizo realmente importante fue su defensa del vino de Jerez y la publicación del libro “Jerez-Xerez-Scheris” en 1935, considerado el libro más importante sobre el mundo del vino de jerez y que ha sido denominado por muchos como “La biblia del Jerez”. En él se habla de los aspectos que conciernen a la bodega, el vino, la viña, la crianza, el envasado y la comercialización. Tiene un carácter ameno y comprensible para cualquier lector.

Formó parte de la Comisión que fundó el Regulador de la Denominación de Origen Jerez-Xères-Sherry.

También fue conocido por su solidaridad y generosidad: se preocupó por sus trabajadores, fue presidente de Cruz Roja, fue nombrado guarda honorario del Parque Nacional de Doñana y financió la recuperación del Monasterio de la Cartuja. Por todas sus aportaciones y acciones se ganó el cariño de los jerezanos que le apodaron “Tío Manolo” y en 1950 fue nombrado Hijo Predilecto de la Ciudad de Jerez.

Émile Peynaud (1912-2004)

Nacionalidad: francesa

Profesión: enólogo e investigador

Aportación: hizo importantes aportaciones a la enología y destacó la importancia de la figura del enólogo en las bodegas.

Fue pionero en la aparición de la figura de enólogo asesor y la labor del enólogo como persona indispensable en las bodegas. Hasta entonces solo estaba la figura del ‘químico sanador’ o salvador de vinos.

En nuestro país tuvo dos actuaciones de vital importancia: Una fue la de elegir la mejor ubicación a Enrique Forner para su bodega y, otra, la de dar a entender el potencial de la uva Verdejo a Francisco Hurtado de Amézaga. Estos hechos supusieron un cambio de rumbo para Rioja y Rueda respectivamente y fue la semilla para la revolución del vino en España.

Marcó un antes y un después en el vino de Burdeos y del mundo, en el conocimiento de la uva y de los procesos de elaboración del vino. Calificado como “el padre de la enología moderna”, Peynaud fue aprendiz de químico en la casa Clavez con solo 15 años hasta que fue la Universidad de Burdeos donde construyó su filosofía enológica y posteriormente volvió.

Introdujo algunas técnicas para solucionar algunos de los problemas que se daban en los vinos, como enturbiamiento, problemas con los posos, fermentaciones incontroladas… Algunas de sus medidas fueron: control en las fechas de vendimia, selección de la uva, separación y elaboración por lotes, así como control de la temperatura de fermentación.

En 1947 publicó el libro “Análisis y Control” para divulgar sus ideas. Los profesionales enológicos empezaban a pasar de ser ‘médicos del vino’- llamados únicamente para solucionar los problemas-, a dirigir las elaboraciones y evitar la aparición de esos problemas. La base de la enología actual.

Escribió además numerosos artículos y libros entre los que destacan “El Gusto del Vino” (1983) y “Descubrir el gusto del Vino” (200) ambos sobre la cata de vinos. Contribuciones de gran importancia para el mundo de la enología francesa y mundial.

Luis Antonio de Vega Rubio (1900-1977)

Nacionalidad: española

Profesión: periodista y escritor.

Aportación: escribió la Guía vinícola de España.

Desde muy joven, este bilbaíno procedente de empresarios del mundo del espectáculo comenzó a escribir sobre muy diversos temas, convirtiéndose en un prodigio de la escritura y la traducción. Publicó diferentes libros y novelas. En la vertiente gastro-enológica publicó tres libros:

  • Guía gastronómica de España
  • Viaje por las cocinas de España
  • Guía vinícola de España

Una forma muy curiosa de escribir ya que supone un retrato del mapa vinícola español de la época escrito como un retrato, como si estuviera escrito desde su estómago.

En su guía afirma que la España vinícola se divide en “seis alcoratos” que denomina de los Vinos Verdes (cornisa Cantábrica y norte de Navarra), de las Taifas Vinícolas (CYL, parte de Álava, Guadalajara y parte de Cuenca), de Al Manchara (meseta sur y Extremadura), de los Pámpanos Fragantes (Andalucía), Puno-Helénico (costa levantina) y de los Vinos Machos (Álava, La Rioja, Navarra y Aragón), a los que añade un capítulo sobre los Vinos del archipiélago canario. Incluye refranero y curiosas opiniones sobre la relación de las mujeres con el vino, todo trufado de anécdotas, historias y vivencias personales.

 

Cada una de las aportaciones han sido fundamentales para el desarrollo en los diferentes ámbitos que conciernen al mundo del vino.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.