Un vino de garAGE

Detrás de cada palabra hay una historia. Cada sufijo explica un origen. Detrás de cada vino y, probablemente, de cada botella, están las anécdotas y vivencias de quienes las manipulan y las trabajan. Hoy es el propio lenguaje el que nos da pie a introducir otra de estas pequeñas historias sobre el vino, sobre un tipo de vino en concreto, bien conocido por su proceso de creación y por el término por el que se le conoce. En cualquier caso, historias interesantes, como siempre lo son todas aquellas que nos descubren lo que encierran y lo que viven los protagonistas de este sector.

cellar-97512_1280

Si hablamos de garajista, ¿a qué podríamos referirnos? Sin duda a algo relacionado con el mundo del garaje, o al menos, con alguna suerte de espacio de dimensiones parecidas… pero no necesariamente con el mundo del motor.

Ista’, sufijo que suele indicar profesiones o trabajos especializados. Pero antes de entrar en materia, ¿sabían ustedes que la influencia extranjera a lo largo de la historia es la responsable de buena parte de nuestra terminología especializada? Y, ¿que buena parte de esta influencia extranjera es francesa?

decantar vino

Dicho esto, está claro que garajista, viene de garaje y la terminación aje es, ni más ni menos, que un sufijo tomado del francés (age) que forma parte de términos que indican especialización. En el sector del vino existen también los garajistas o personas que crean sus propios vinos en sus propios espacios, en sus pequeños terrenos. Los profesionales de esta fabricación a pequeña escala protagonizan y viven ellos mismos cada uno de los pasos requeridos en la fabricación del vino. Ellos mismos recogen sus uvas, ellos mismos las limpian y ellos mismos ponen especial atención en dar con un producto especialmente artesanal y limitado.

En este arte reina lo tradicional y las pequeñas cantidades y quizás, probablemente por esta razón, pueden disponer de elementos y materiales de máxima calidad. El resultado: vinos de alta exclusividad, vinos únicos y vinos escasos.

En un arte como el descrito, y al tratar con pequeñas producciones, los garajistas parecen poderse permitir favorecer algunos aspectos del vino en lugar de otros. Es decir, pueden concentrarse en el sabor y en el cuerpo del vino por encima de otros aspectos que más tienen que ver con el rendimiento de la vid y de la uva…y todo ello es elaborado, estudiado y creado en pequeños espacios.

stockvault-old-french-house132400-1

Entre los lugares más representativos que cuenta con productores de este tipo de vinos de gran calidad, pero poco conocidos en general, se encuentran Estados Unidos y, como no podía ser de otra manera, Francia. De hecho, es un francés Jean-Luc Thunevin- el responsable del apelativo por el que hoy se conoce a este producto que, como podrán imaginar, empezó a cultivar sus vides en un pequeño terreno cercano a Burdeos y a producir su vino en, como diría él mismo, su propio garage.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.