Enoturismo en el puente de diciembre, ¡estás a tiempo!

A escasos días para terminar el que es el penúltimo mes del año, ¿quién no ha pensado ya en el larguísimo puente de diciembre? No debe de ser casualidad de que el último mes del año, cuente entre sus primeros días, con festivos que nos ofrezcan la posibilidad de descansar o, mejor aún, de prepararnos para el temido ajetreo que llegará dos semanas más tarde. No es casualidad tampoco, que las ofertas con escapadas y rutas del vino o de alternativas para hacer enoturismo, acaparen la atención de quienes esperan con ganas esos próximos días de descanso.

Son muchas las razones por las que dedicar estos días del puente de diciembre a practicar enoturismo, conocer las rutas del vino que tengamos pendientes o viajar hasta cualquier región con denominación de origen propia y vinos exquisitos. ¿No has pensado que tal vez podrías aprovechar estos días de descanso y enoturismo para resolver otras tantas cuestiones que después se te echarán encima? Te damos algunas ideas para aprovechar completamente tu escapada enoturística durante el próximo puente de diciembre.

4 ideas para hacer enoturismo y aprovechar al máximo el puente de diciembre:

1. Mira las ofertas de viajes para hacer enoturismo. ¡Estás a tiempo! Busca viajes de última hora, reserva tu excursión y visita las bodegas. Llegan las Navidades y con ellas, las mejores promociones de vino.

2. Si decides practicar enoturismo durante el puente, aprovecha para ir a alguna de las provincias que aún no conozcas. Una vez allí, no olvides que en breve tendrás reuniones sociales y familiares, y que el vino no puede faltar durante las comidas o las cenas de esos días señalados. Disfruta de los productos de la tierra a la que vayas, prueba sus vinos y prepárate para llevarte unas cuantas botellas para no tener que preocuparte después de comprar vino y el resto de bebidas.

 

 

3. Compra el vino durante tu viaje de enoturismo y pide que te lo envíen a casa. Mejor hacer estos recados con antelación y, dadas las fechas, estarás a tiempo. No tienes por qué volver cargado a casa. Puedes comprar el vino y te lo enviarán a casa. Lo agradecerás llegado el momento.

4. Si lo que te preocupa es ese evento social o esa cena de empresa con la que celebrar las Navidades, ¿por qué no acercarte hasta una localidad cercana, a alguna de sus bodegas y disfrutar entre todos de un evento gastronómico? Aprovecha el puente para vivir en primera persona esa escapada enoturística con la que celebrar el final del año.

¡Habrás descansado y listo para empezar el año brindando con vino!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.