Cinco consejos para comprar vino online

Internet, cómodo, rápido, útil y a veces más complicado de lo que pensábamos. Comprar vino Online es una de las innumerables ventajas que esta tecnología nos ha proporcionado, pero de la misma manera que nos facilita información útil y necesaria, es tal la cantidad de datos que pone a nuestro alcance, que puede incluso marearnos, despistarnos o desinformarnos. No son pocas las veces en las que nos gustaría poder contar con algún consejo que nos guíe y nos conduzca por el buen camino para poder dar con ese ansiado vino y poder conseguirlo al mejor precio; no son pocas tampoco, las veces en las que no terminamos de decidirnos como consecuencia de la desconfianza o de la duda ante posibles riesgos. Comprar el mejor vino por Internet y hacerlo bien, con todas las garantías, es más fácil si tenemos en cuenta algunos consejos.

Internet nos lleva hasta bodegas lejanas y no tan lejanas, nos permite ver y descubrir tesoros de los que, de no ser por ella, seguramente no tendríamos noticia. Sin embargo, la comodidad con la que ahora podemos ver, leer y comprar, puede llevar consigo, algún que otro despiste, algún que otro detalle oculto bajo tanta distracción.

Con el fin de evitar estas posibles distracciones o simplemente de ampliar información os proporcionamos cinco puntos importantes a tener en cuenta si vais a comprar vino por Internet, una forma de hacerlo muy cómoda sin tener que ir hasta la tienda o bodega, pero sobre la que conviene recordar algunas cuestiones que no tienen por qué ser evidentes.

¿Y si empezamos por preguntarnos si sabemos exactamente qué vino queremos comprar Online? ¿Tenemos claro el vino, la bodega o la denominación de origen que queremos? ¿Sabemos por dónde empezar a buscar? Cuanto más ajustada sea la información de la que dispongamos, tanto mejor, habremos conseguido reducir notablemente la cantidad de información que está a punto de aparecer en nuestra pantalla.

Con un producto o unas características aproximadas de lo que queremos comprar y dispuestos ya a navegar por incontables web con extensas ofertas, lo primero es estar seguro de que la web en la que vamos a adquirir nuestro vino cumple con todos los requisitos necesarios como para poder otorgarle nuestra confianza. ¡Ojo con los datos de contacto que aparecen! Es importante comprobar que la web en la que estamos pone a nuestra disposición número de teléfono y dirección, así como la información legal obligatoria de la que debe disponer cualquier empresa.

Ante cualquier duda o suspicacia, nada como buscar referencias sobre la misma. Si algo permite Internet es encontrar rápidamente críticas, referencias y comentarios sobre cualquier comercio, pertenezca o no al mundo digital. En este sentido, existen muchísimas plataformas especializadas en la compra de vino online que exponen opiniones y críticas de entendidos en el sector y son muchas las bodegas que se apoyan en las redes y diferentes escaparates digitales como medio a través del que dar voz a la calidad de sus productos.

En segundo lugar, tan importante como saber que se trata de un comercio que cumple con los requisitos legales requeridos, es averiguar si la información sobre el vino que queremos comprar es correcta. Hablamos de la información relativa a su añada, precio, volumen y en definitiva, la cantidad. Este punto es especialmente importante cuando se trata de descuentos en el precio por la compra de volúmenes considerables de vino.

Atención también a las medidas de las botellas y a la cantidad de producto; atención al sistema de medidas empleado en el país al que nos dirijamos para comprar nuestro vino Online.

Pero si hay algo que adquiere especial relevancia en materia de compras online, es el sistema de pago y el envío del producto que estamos a punto de adquirir. No debemos tener ninguna duda, ni acerca de la fiabilidad del sistema de pago, ni del precio del envío, del plazo de entrega o presencia de datos de contacto en el caso de tener que reclamar o tener que solicitar una devolución. Internet vuelve a darnos la oportunidad de comprobar fácilmente, la reputación de la tienda online en la que vamos a adquirir nuestro vino y de comprobar si se trata de un comercio serio que cumple con las condiciones anunciadas.

Nuestro penúltimo consejo tiene que ver con asegurarse de que el comercio en el que vamos a comprar el vino que hemos elegido cuenta con existencias suficientes, es decir, que no se ha agotado. En este sentido, puede ocurrir que un pequeño comercio se encuentre con una demanda mayor de la esperada, que no cuente con un sistema actualizado de control de existencias e incluso que aparezca un vino simplemente como reclamo debido al prestigio de la marca, sin que realmente cuente entre sus existencias. Este dato es especialmente importante si decidimos realizar la compra online en fechas señaladas en las que suele haber un aumento importante de pedidos.

Conviene recordar que es interesante buscar información sobre las cosechas y la producción de vino de cada año, especialmente si se trata de vinos extranjeros sobre los que la información disponible no pueda estar tan al alcance como lo está la información relativa a nuestra industria vinícola.

Sea la que sea la información obtenida, quizás convenga adelantarse a estas fechas señaladas mencionadas anteriormente y realizar una pequeña compra por adelantado para, llegado el momento, ir directamente hasta ese producto que ya compramos por Internet y que nos ha gustado.

Por último, y en el caso de que el comercio elegido para comprar vino responda a tu gusto y a tus necesidades, estudia la posibilidad de registrarte para participar en promociones o descuentos de sus vinos. Si algo buscan los comercios, sean del tipo que sean, son clientes fieles a los que poder recompensar su fidelidad. Este tipo de acciones pueden resultar más atractivas en comercios especializados en vino que en otros más generalistas con una oferta llena de todo tipo de productos de consumo.

El tiempo pasa volando y parece que las Navidades o cualquier otra fecha señalada se nos echan encima … nunca nos sobra tiempo… por eso, quizás vaya siendo el momento de poner en práctica alguno de estos consejos para que podamos tener pronto en nuestra mesa esa botella de vino con la que brindar por lo que está por llegar… o brindar con cualquier excusa, porque brindar siempre es bueno.

 

Related posts:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *