Entradas

Descubre 50 bodegas de Castilla y León para visitar

bodegas de castilla Leon

50 bodegas que debes visitar

 

Que España es un país atractivo y rico en cultura y gastronomía, lo sabemos. Que sus vinos gozan de un prestigio y un reconocimiento nacional e internacional, también. Sin embargo, no está de más recordar de vez en cuando, el porqué de este reconocimiento, el porqué de su riqueza gastronómica y vinícola, el porqué de la maravillosa experiencia que supone una visita a, por ejemplo, las bodegas de Ribera del Duero, las bodegas de Salamanca y, en definitiva, la experiencia única de probar, catar, acompañar cualquier ruta turística por la región, con vinos de Castilla y León.

Los vinos de esta comunidad autónoma son referente mundial y, son ellos precisamente, los responsables de toda la cultura desarrollada a su alrededor. Las rutas del vino y las visitas a bodegas de la Ribera del Duero o a bodegas en Salamanca, por mencionar solamente dos de los cientos de ellas con las que cuenta Castilla y León, terminan siendo obligadas para todo aquel que haya partido hacia estas tierras con el objetivo de disfrutar de su patrimonio cultural. El vino y todo lo que le rodea a lo largo y ancho de estas tierras castellanas, forma parte de un legado cultural sin el cual no podría entenderse la cultura, el origen, en el más amplio sentido de la palabra, de sus pueblos y ciudades, de su gente y sus costumbres.

Entre pueblo y pueblo, valles y colinas, castillos y murallas, son múltiples las denominaciones de origen que han nacido en estas tierras. Con el vino siempre como protagonista, las actividades que no puedes dejar de hacer durante cualquier visita a sus bodegas, son incontables. Toro, Bierzo, Rueda, Cigales, Ribera del Duero o Salamanca, entre otras, componen parte de la oferta enoturística de la zona y junto a ellas, rutas a pie, a caballo, picnics o catas. Pero aun hay más. Conozcamos que nos ofrecen los vinos de Castilla y León, qué tienen sus bodegas que, una vez descubiertas, te dejan con ganas de más.

¿Qué te ofrecen las bodegas de Castilla y León?

Estas bodegas te ofrecen un amplio catálogo de posibilidades. En primer lugar, lo más importante: visitar la bodega. Podrás conocer las instalaciones y sus productos, aprender cómo se produce el vino y a partir de qué materias primas, sus viñedos, y el modo de funcionamiento de la bodega. Muchas de ellas ofrecen catas acompañados de excelentes productos gastronómicos de la zona, y algunas organizan actividades al aire libre.

Si quieres saber más, te invitamos a que vivas una auténtica experiencia enológica y te animes a conocer las 50 mejores bodegas que hemos seleccionado para ti.

Bodegas de Denominación de Origen Ribera del Duero

Entre ellas Bodegas Comenge. Un viaje a esta región no es lo mismo sin experimentar la oferta de una de las que pertenece a este primer grupo de bodegas. Su vino, uno de los mejores de la denominación Ribera del Duero. Su oferta de actividades al aire libre, entre las más apetecibles y enriquecedoras. Empaparse de paseos a caballo, catas en las visitas a sus bodegas, gastronomía y maridajes en plena naturaleza. Bodegas Comenge, emblema de vinos de Castilla y León y uno de los protagonistas de la denominación de origen Ribera del Duero, es prueba del carácter y de la calidad que han convertido al vino español en referente mundial. Pero aún hay más, porque además de Comenge, también puedes optar por realizar otras visitas a bodegas de Ribera de Duero:

  1. Arzuaga Navarro
  2. Bodegas Portia
  3. Bodegas y Viñedos Valduero
  4. Dehesa de los Canónigos
  5. Durón S.A
  6. El Lagar de Isilla, SA
  7. Emilio Moro
  8. Emina
  9. Felix Callejo
  10. Finca Villacreces
  11. Ismael Arroyo
  12. Legaris
  13. Grupo Matarromera (también Denominación de Origen Rueda)
  14. Osborne Selección S.A
  15. Pago de Capellanes S.A
  16. Peñafalcón SL
  17. Peñafiel
  18. Protos
  19. Real Sitio de Ventosilla
  20. Tarsus
  21. Valdubón
  22. Viña Mayor – Ribera Duero
  23. Bodega Histórica don Carlos – Ribera Duero

Bodegas Denominación de Origen Toro

  1. Bodega Pago de Matarredonda SL
  2. Bodega Valbusenda
  3. Bodega Viñaguareña S.L
  4. Bodegas Cyan S.L
  5. Bodegas Elías Mora S.L.U
  6. Bodegas Fariña, S.L
  7. Bodegas Frutos Villar S.L
  8. Bodega Estancia Piedra, SL

Bodegas Denominación de Origen Rueda

  1. Bodegas Menade
  2. Bodegas Felix Sanz SL
  3. Montepedroso Ricardo Rodríguez SL
  4. Pradorey SL – Rueda
  5. Grupo Yllera – Rueda

Bodegas Denominación de Origen Arlanza

  1. Arlanza Soc. Coop
  2. Valdesneros

Bodegas Denominación de Origen Cigales

  1. Bodegas y Viñedos Alfredo Santamaría – Cigales
  2. Finca Museum – Cigales
  3. Ovidio García SL – Cigales

Bodegas Denominación de Origen Bierzo

  1. Bodegas Estefanía – Bierzo
  2. Bodega Cuatro Pasos – Bierzo

Otras Bodegas

  1. Abadía de Retuerta – Vinos de Tierra de Castilla y León
  2. Arribes del Duero, SCP – Arribes
  3. Bodega Cooperativa San Esteban – Zona de Vinos Sierra de Salamanca
  4. Bodegas Mauro – Vinos de la Tierra de Castilla y León
  5. Bodegas y Viñedos Julio Crespo Aguiloche SL – Tierras de León
  6. Gordonzello SA – Tierras de León
  7. Viñas del Cantábrico – Zonas de Vinos Sierra de Salamanca

Imposible en este espacio mencionar a todas y cada una de las bodegas que se reparten a lo largo y ancho de una comunidad autónoma tan grande en todos los sentidos, como la que nos ocupa. Hemos querido mostrar una pequeña parte, lo justo para abrir boca y empezar a planear algunas de las que podrían ser las primeras visitas a bodegas de Salamanca, Valladolid o del Bierzo. Hemos querido facilitar esa primera elección que, como decíamos al principio, te dejarán, seguro, con ganas de más. Hay cientos de bodegas esperándote con los brazos abiertos, hay miles de bodegas en España esperando a que te sumerjas en la divertida y apasionante cultura del vino.

,

Vinos de maceración carbónica

La maceración carbónica es un proceso en el cual la fermentación alcohólica se desarrolla dentro de las uvas, en ausencia de oxígeno.

Aunque hay constancia de vinos de maceración carbónica en el S. XIX en La Rioja Alavesa, no fue hasta 1934, en Francia, cuando se acuñó este método como técnica de vinificación. De hecho, fue el científico Louis Pasteur quien introdujo el término y quien constató por primera vez la modificación del gusto de la uva entera durante la vinificación. En aquella época el estrujado no se realizaba mecánicamente, sino que se realizaba con los pies y muchas uvas quedaban enteras, produciéndose una maceración carbónica más o menos parcial en las cubas.

DSC_0562

La base del proceso de maceración carbónica es la fermentación de racimos enteros en un tanque con una mínima presencia de oxígeno. Las uvas, colocadas al abrigo del aire, adoptan un metabolismo anaeróbico, causado por los sistemas enzimáticos de las células de la baya, que se traduce en la producción de etanol a partir de los azúcares.

Este metabolismo intracelular es muy limitado, pues las células de las bayas son poco resistentes al etanol. La intensidad de dicho metabolismo anaeróbico depende de la variedad, las condiciones del año, la temperatura y la duración, produciéndose entre un 1,5% y 2% de etanol. Intervienen además fenómenos de maceración: los compuestos fenólicos, antocianos, sustancias nitrogenadas y otros constituyentes de las partes sólidas se difunden en el jugo de las uvas.

El resultado de esta fermentación es el de unos vinos frescos, ligeros, aromáticamente muy intensos afrutados, con poca tanicidad y escaso potencial de envejecimiento, con una especificidad aromática innegable, que resta protagonismo y desdibuja la tipicidad de la variedad. Esta técnica de vinificación permite acortar los tiempos de maceración y los posteriores tratamientos, por lo que suelen ser los vinos que primero están disponibles en el mercado tras la vendimia.

1 (75)

Como hemos descrito anteriormente, en España los vinos de maceración carbónica se producen principalmente en La Rioja Alavesa, pero también en otras zonas vitivinícolas como en la Denominación de Origen Toro o en el Bierzo. Sin embargo, los vinos de maceración intracelular más conocido del mundo son los producidos en la región francesa de Beaujolais – entre el sur de Borgoña y el norte de Lyon, que han conseguido hacer de su temprana llegada al mercado todo un acontecimiento internacional -.

En ambos casos, la materia prima es lo principal. Durante la vendimia, los racimos escogidos para elaborar este tipo de vinos han de recogerse a mano en pequeñas cajas con el fin de evitar aplastamientos indeseados, pues la fermentación alcohólica del mosto comenzaría de manera descontrolada. Los racimos deben llegar intactos a la bodega y, una vez allí, no se despalillan ni se estrujan, deslizándose completamente enteros al interior de los depósitos de fermentación, iniciándose el metabolismo anaeróbico intracelular explicado anteriormente.

En España, la técnica tradicional consiste en verter los racimos en un depósito abierto (que antiguamente estaban ubicados en lagares de piedra). Evidentemente, dependiendo de la capacidad del tanque y de los kilos de uva, los racimos que se encuentran en la parte inferior se estrujan por gravedad y sale el mosto de las uvas. Ese mosto comienza una fermentación alcohólica tradicional, emitiendo CO2. Este gas desplaza al oxígeno del tanque y crea una atmósfera inerte para el resto de los racimos enteros.

Es en ese preciso momento es cuando empieza el metabolismo anaeróbico dentro de cada una de las bayas. En algunos casos, los enólogos permiten que la maceración carbónica se complete antes de estrujar las uvas y, en otros, prensan las uvas antes de que esta termine. En cualquier caso, tras esta primera etapa, la cuba es vaciada y las uvas prensadas, para continuar con una fermentación alcohólica normal del mosto obtenido.

La diferencia con los famosos vinos franceses de Beaujolaus es que, en este caso, la atmósfera inerte se crea de forma ‘artificial’, es decir, se desarrolla en tanques cerrados donde se añade CO2 para forzar la fermentación alcohólica intracelular.

El proceso fermentativo suele durar entre 7 y 8 días, de ahí que sean los vinos que normalmente puede disfrutar antes el consumidor.

Los vinos de maceración carbónica no pretenden ser vinos complejos o de guarda; resultan vinos muy afrutados, divertidos y con una cierta ‘aguja’ o presencia de carbónico que favorecen su disfrute. ¿Buscan un vino para gente joven? ¡Puede que lo hayan encontrado este tipo de elaboración!

 

Descubre la Ruta del vino de El Bierzo

Sabemos que una de las mejores maneras de disfrutar del vino es sumergirse de lleno en una experiencia enoturística. Además de poder probar vinos de excelente calidad y reputación, el enoturismo nos ofrece la posibilidad de conocer el patrimonio cultural e histórico de la zona, así como su gastronomía y su entorno natural.

purple-grapes-553462_1920

Una de las rutas del vino más interesantes de nuestro país en las que disfrutar esta experiencia es la de la comarca de El Bierzo. Sus exquisitos vinos maridan a la perfección con la gastronomía leonesa, y la belleza de sus paisajes naturales y su riqueza cultural hacen de esta región una de los destinos más importantes dentro de la oferta de enoturismo en España.

Esta ruta certificada acoge los siguientes municipios de la provincia de León: Astorga, Castrillo, Ponferrada, Villafranca, Cacabelos y Las Médulas. Aunque las dos primeras no pertenecen a la propia comarca de El Bierzo, han sido incluidas en la ruta por su proximidad y por su interés enológico y patrimonial.

El clima continental de esta región y la riqueza de sus viñedos producen unos vinos muy personales y especiales, entre los que destacan los elaborados con las variedades Mencía (la más importante dentro de los tintos de esta Denominación) y Doña Blanca y Godello (ambas blancas). Asimismo, esta tierra da como fruto diversos productos típicos como la manzana reineta y el pimiento del Bierzo, miel, frutos secos como castañas y nueces, y el producto estrella, el Botillo del Bierzo, en torno al cual se organizan diferentes fiestas a lo largo del año.

Astorga

Una ruta del vino sin pasar por Astorga no puede concebirse. La antigua ciudad romana Castro Ligur, ubicada en plena vía la plata, es un punto cultural e histórico imprescindible: el templo de Aedos Augusti, las termas, el foro romano, entre otros, son restos de la era romana de incalculable valor. Otros sitios de interés turístico son el museo del chocolate, el Palacio Episcopal, diseñado por Antonio Gaudí, la catedral, y la iglesia de Santa Marta, patrona de la ciudad.

Castrillo de Polvazares

A sólo 7 kilómetros de Astorga, este municipio está declarado como conjunto histórico artístico, de modo que su importancia cultural se hace incuestionable. El lugar perfecto para pasear, comprar en sus tiendas de artesanía, y probar el típico Cocido Maragato en uno de sus magníficos restaurantes acompañado de un buen vino denominación de origen Bierzo.

Ponferrada

Si lo que estás buscando es deleitarte con la exquisita gastronomía de esta comarca, Ponferrada es tu sitio. En esta pequeña localidad leonesa podrás disfrutar de uno de sus embutidos más típicos, el anteriormente mencionado botillo. Además del atractivo gastronómico y enológico (no dejes de acompañar el botillo con un vino de la zona), también podrás disfrutar de su patrimonio cultural y artístico. Destacan la Basílica de Nuestra Señora de la Encina, y el castillo templario, perfectamente conservado, y el Museo Nacional de la Energía.

Villafranca del Bierzo

Otra de las paradas fundamentales que deberás hacer durante tu ruta del vino es Villafranca, la capital de la comarca. Ubicada en pleno camino de Santiago, cuenta con un patrimonio religioso sin igual: el convento de San Nicolás, la Iglesia de San Francisco, la Colegiata de Santa María, y la iglesia de Santiago, de estilo románico, entre otros. Para disfrutar de los mejores vinos, fundamental ir a la calle del Agua, donde además podrás degustar los productos típicos de la región.

Cacabelos

La zona fundamental de producción de Mencía se encuentra en esta localidad. Pero además de su importancia vinícola, también es relevante su patrimonio, dentro del cual destacan la iglesia de Santa María, la plaza de San Lázaro, o el puente Mayor sobre el río Cúa.

Las Médulas

Sorprendente paraje natural, declarado patrimonio de la Humanidad, que no hay que dejar de visitar. Además de admirar la belleza de sus formaciones rocosas de color rojizo, admirar las antiguas minas romanas, y respirar auténtico aire puro, podrás realizar rutas de senderismo y pasear por sus bosques. Como recomendación, acercarse al Mirador de Orellán, desde el que disfrutar de unas vistas impresionantes mientras disfrutas de un buen vino de la zona.

Otros espacios naturales de interés son el valle del Sil y los montes Aquilianos, aunque si lo que te interesa incorporar a tu visita es un poco de senderismo, te recomendamos La Mirada Circular, una ruta por la Sierra de Ancares, declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

La comarca de El Bierzo tiene mucho que ofrecerte. Además de su atractivo cultural y patrimonial, su riqueza gastronómica y la especialidad de sus vinos hace de esta zona una de esas que no puede faltar en tu agenda.