Entradas

Descubre 50 bodegas de Castilla y León para visitar

bodegas de castilla Leon

50 bodegas que debes visitar

 

Que España es un país atractivo y rico en cultura y gastronomía, lo sabemos. Que sus vinos gozan de un prestigio y un reconocimiento nacional e internacional, también. Sin embargo, no está de más recordar de vez en cuando, el porqué de este reconocimiento, el porqué de su riqueza gastronómica y vinícola, el porqué de la maravillosa experiencia que supone una visita a, por ejemplo, las bodegas de Ribera del Duero, las bodegas de Salamanca y, en definitiva, la experiencia única de probar, catar, acompañar cualquier ruta turística por la región, con vinos de Castilla y León.

Los vinos de esta comunidad autónoma son referente mundial y, son ellos precisamente, los responsables de toda la cultura desarrollada a su alrededor. Las rutas del vino y las visitas a bodegas de la Ribera del Duero o a bodegas en Salamanca, por mencionar solamente dos de los cientos de ellas con las que cuenta Castilla y León, terminan siendo obligadas para todo aquel que haya partido hacia estas tierras con el objetivo de disfrutar de su patrimonio cultural. El vino y todo lo que le rodea a lo largo y ancho de estas tierras castellanas, forma parte de un legado cultural sin el cual no podría entenderse la cultura, el origen, en el más amplio sentido de la palabra, de sus pueblos y ciudades, de su gente y sus costumbres.

Entre pueblo y pueblo, valles y colinas, castillos y murallas, son múltiples las denominaciones de origen que han nacido en estas tierras. Con el vino siempre como protagonista, las actividades que no puedes dejar de hacer durante cualquier visita a sus bodegas, son incontables. Toro, Bierzo, Rueda, Cigales, Ribera del Duero o Salamanca, entre otras, componen parte de la oferta enoturística de la zona y junto a ellas, rutas a pie, a caballo, picnics o catas. Pero aun hay más. Conozcamos que nos ofrecen los vinos de Castilla y León, qué tienen sus bodegas que, una vez descubiertas, te dejan con ganas de más.

¿Qué te ofrecen las bodegas de Castilla y León?

Estas bodegas te ofrecen un amplio catálogo de posibilidades. En primer lugar, lo más importante: visitar la bodega. Podrás conocer las instalaciones y sus productos, aprender cómo se produce el vino y a partir de qué materias primas, sus viñedos, y el modo de funcionamiento de la bodega. Muchas de ellas ofrecen catas acompañados de excelentes productos gastronómicos de la zona, y algunas organizan actividades al aire libre.

Si quieres saber más, te invitamos a que vivas una auténtica experiencia enológica y te animes a conocer las 50 mejores bodegas que hemos seleccionado para ti.

Bodegas de Denominación de Origen Ribera del Duero

Entre ellas Bodegas Comenge. Un viaje a esta región no es lo mismo sin experimentar la oferta de una de las que pertenece a este primer grupo de bodegas. Su vino, uno de los mejores de la denominación Ribera del Duero. Su oferta de actividades al aire libre, entre las más apetecibles y enriquecedoras. Empaparse de paseos a caballo, catas en las visitas a sus bodegas, gastronomía y maridajes en plena naturaleza. Bodegas Comenge, emblema de vinos de Castilla y León y uno de los protagonistas de la denominación de origen Ribera del Duero, es prueba del carácter y de la calidad que han convertido al vino español en referente mundial. Pero aún hay más, porque además de Comenge, también puedes optar por realizar otras visitas a bodegas de Ribera de Duero:

  1. Arzuaga Navarro
  2. Bodegas Portia
  3. Bodegas y Viñedos Valduero
  4. Dehesa de los Canónigos
  5. Durón S.A
  6. El Lagar de Isilla, SA
  7. Emilio Moro
  8. Emina
  9. Felix Callejo
  10. Finca Villacreces
  11. Ismael Arroyo
  12. Legaris
  13. Grupo Matarromera (también Denominación de Origen Rueda)
  14. Osborne Selección S.A
  15. Pago de Capellanes S.A
  16. Peñafalcón SL
  17. Peñafiel
  18. Protos
  19. Real Sitio de Ventosilla
  20. Tarsus
  21. Valdubón
  22. Viña Mayor – Ribera Duero
  23. Bodega Histórica don Carlos – Ribera Duero

Bodegas Denominación de Origen Toro

  1. Bodega Pago de Matarredonda SL
  2. Bodega Valbusenda
  3. Bodega Viñaguareña S.L
  4. Bodegas Cyan S.L
  5. Bodegas Elías Mora S.L.U
  6. Bodegas Fariña, S.L
  7. Bodegas Frutos Villar S.L
  8. Bodega Estancia Piedra, SL

Bodegas Denominación de Origen Rueda

  1. Bodegas Menade
  2. Bodegas Felix Sanz SL
  3. Montepedroso Ricardo Rodríguez SL
  4. Pradorey SL – Rueda
  5. Grupo Yllera – Rueda

Bodegas Denominación de Origen Arlanza

  1. Arlanza Soc. Coop
  2. Valdesneros

Bodegas Denominación de Origen Cigales

  1. Bodegas y Viñedos Alfredo Santamaría – Cigales
  2. Finca Museum – Cigales
  3. Ovidio García SL – Cigales

Bodegas Denominación de Origen Bierzo

  1. Bodegas Estefanía – Bierzo
  2. Bodega Cuatro Pasos – Bierzo

Otras Bodegas

  1. Abadía de Retuerta – Vinos de Tierra de Castilla y León
  2. Arribes del Duero, SCP – Arribes
  3. Bodega Cooperativa San Esteban – Zona de Vinos Sierra de Salamanca
  4. Bodegas Mauro – Vinos de la Tierra de Castilla y León
  5. Bodegas y Viñedos Julio Crespo Aguiloche SL – Tierras de León
  6. Gordonzello SA – Tierras de León
  7. Viñas del Cantábrico – Zonas de Vinos Sierra de Salamanca

Imposible en este espacio mencionar a todas y cada una de las bodegas que se reparten a lo largo y ancho de una comunidad autónoma tan grande en todos los sentidos, como la que nos ocupa. Hemos querido mostrar una pequeña parte, lo justo para abrir boca y empezar a planear algunas de las que podrían ser las primeras visitas a bodegas de Salamanca, Valladolid o del Bierzo. Hemos querido facilitar esa primera elección que, como decíamos al principio, te dejarán, seguro, con ganas de más. Hay cientos de bodegas esperándote con los brazos abiertos, hay miles de bodegas en España esperando a que te sumerjas en la divertida y apasionante cultura del vino.

¿Qué son los Consejos Reguladores Vínicos?

Los Consejos Reguladores Vínicos son entidades que se ocupan de velar por la calidad y avalar el origen de los vinos que se elaboran en las bodegas adscritas a una determinada Denominación de Origen, así como de la vigilancia del cumplimiento de la normativa por las mismas.

En España, las Denominaciones de Origen, legisladas por los Consejos Reguladores, están íntimamente relacionadas con el ámbito geográfico y las particularidades características que una determinada zona ofrece en cuanto a sus productos. Es decir, el papel de los Consejos Reguladores no se puede entender sin pensar en las prácticas culturales tradicionales, en las zonas de plantación históricas o en las variedades de uva propias de una demarcación concreta.

El Consejo Regulador más antiguo de España es el de la Denominación de Origen Jerez, creado en 1933, aunque sus antecedentes se remontan un siglo atrás de esa fecha, debido que prácticamente el 90% de los vinos se exportaban al mercado británico y en ocasiones se creaban dudas sobre el origen de los mismos.

Sin embargo fue en 1925 cuando se creó por primera vez la ‘marca’ Vino de Rioja como indicación geográfica protegida, que no pudo ser ratificado como Denominación de Origen porque no constaba de un reglamento ni de un Consejo Regulador que vigilara el adecuado desempeño de la normativa.

29256500812_19831a56e5_z

Reciente visita de representantes de los Consejos Reguladores de Castilla y León a Ribera del Duero © José I. Berdón – C.R.D.O. Ribera del Duero

Los Consejos Reguladores Vínicos dependían en un principio del Estatuto del Vino promulgado en 1970, que posteriormente sufrió diversas modificaciones, sobre todo con la Constitución de 1978, hasta convertirse en la Ley de la Vid y el Vino promulgada en 2003. Esta Ley depende a su vez de los dictámenes europeos de la OCM del Vino, que también ha sufrido algunos cambios desde 1987.

La labor de los Consejos Reguladores Vínicos en España es regular cuatro puntos fundamentales:

  • Los aspectos generales de la vitivinicultura
  • La protección del origen y la calidad de los vinos
  • El régimen sancionador
  • El Consejo Español de Vitivinicultura

Estos órganos deben elaborar su reglamentación en función de la Comunicad Autónoma a la que pertenezca. Es el gobierno regional quien establece qué variedades son las autorizadas o no en una determinada Denominación de Origen, por ejemplo. Aunque en este caso particular siempre, en última instancia, es obligatorio acudir al Consejo Europeo.

En realidad, el funcionamiento es como en política, hay un organismo europeo que fija las bases de las leyes, que después son desarrolladas por los gobiernos nacionales, a continuación por las comunidades autónomas y, finalmente en este caso, por los Consejos Reguladores.

¿Qué ventajas tiene para el consumidor final una botella de vino en cuya contra-etiqueta aparece que pertenece a una Denominación de Origen? Muy sencillo, por un lado el origen geográfico del mismo; por otro lado, que el vino ha sido elaborado bajo unas prácticas culturales adecuadas al terroir (entorno) del que procede la uva; que la producción de la cepa no ha excedido lo aprobado por los técnicos y, sobre todo, unos estándares de calidad, además de muchos otros garantes.

Para los consumidores aficionados al vino, no deja de ser interesante el comparar  (a grandes rasgos) las normativas de los distintos Consejos Reguladores de España, pues en ellos se encuentran las respuestas al por qué de ciertos métodos de elaboración o vinos.

,

La zonificación de las Denominaciones de Origen

Desde hace meses asistimos a diversas ‘declaraciones de intenciones’ de distintas zonas vinícolas en España que buscan la zonificación e incluso la creación de nuevas denominaciones de origen atendiendo a criterios más profundos que una mera línea geográfica o la aseguración de una cierta calidad de los vinos por parte de los Consejos Reguladores al consumidor final.

Pero, ¿qué quiere decir ‘zonificación’? No es otra cosa que el acotar o diferenciar subregiones dentro de las denominaciones de origen ya existentes. La diferencia con las DOs es que estas zonificaciones se realizarán teniendo en cuenta criterios muy concretos, como pueden ser el tipo de suelo, prácticas culturales tradicionales, la elaboración con variedades de uva autóctonas y muy minoritarias o incluso la procedencia por municipio, esto es, los ‘vinos de pueblo’.

El objetivo de las zonificaciones no es otro que buscar la singularidad de los viñedos y los vinos, así como poner en valor el terroir y una clara apuesta por la calidad. Un ejemplo muy claro (aunque en este caso aún no se ha puesto encima de la mesa ningún asunto relativo a la zonificación) podría ser el caso de la D.O. Rueda, que comprende municipios de las provincias de Valladolid, Segovia y Ávila. A estas alturas es ya más que evidente que un verdejo de La Seca (Valladolid) no presenta las mismas características que su homónimo en Nieva (Segovia), debido al tipo de suelo, climatología y la adaptación de la variedad a la zona. Leer más

Rutas del vino en España: el Penedés

La riqueza vitícola de España se hace visible en la cantidad de rutas de enoturismo que tenemos a nuestra disposición para disfrutar y conocer los diferentes vinos que se producen en cada región. Una de ellas es el Penedés, en Cataluña, situada entre Barcelona y Tarragona, entre la costa mediterránea y la sierra prelitoral, y que se divide a su vez en tres comarcas: Alto Penedés, el Garraf, y el Bajo Penedés. Es una de las zonas vitícolas más antiguas de Europa, y aunque es más famosa por la producción de cava, el Penedés posee una Denominación de Origen propia que respalda unos exquisitos vinos tintos y blancos reconocidos a nivel internacional.

IMG_0142

¿Cómo son los vinos del Penedés?

La mayoría de los vinos de esta zona son jóvenes y muy aromáticos. Los vinos blancos son afrutados y los tintos más corpulentos e intensos. Sin embargo, el protagonismo lo tiene el cava, un vino espumoso natural famoso por ser utilizado en celebraciones y momentos más especiales. No podrás volver a casa sin antes haber probado alguno de los mejores y famosos cavas del Penedés.

¿Qué te ofrece el Penedés?

Además del vino, el Penedés ofrece un paisaje espectacular y único que no deja indiferente: las masías, los extensos viñedos, su riqueza patrimonial, sus diferentes bodegas,… Un entorno inigualable para disfrutar además de la mejor gastronomía catalana y divertirse en sus fiestas populares.

En tu ruta enoturística no puede faltar una visita a los conjuntos patrimoniales que alberga esta bella región, como el conjunto monástico de Sant Sebastià de Gorgs, una de las muestras románicas más importantes de la zona, el conjunto de Olèrdola, y los castillos de Gelida Mediona, Sant Martí Sarroca, y el de Castellet. Si te gusta algo más actual, también puedes optar por la ruta modernista, y visitar Sant Sadurní d’Anoia, Vilafranca del Penedès y Gelida, sin obviar uno de los edificios más representativos, el Cavas Codorniú, de Josep Puig i Cadafalch. Los amantes de la naturaleza también tienen la opción de realizar excursiones a pie, a caballo o en bicicleta por los viñedos, y los que opten más por el camino cultural pueden hacer una visita al VINSEUM (Museo de las Culturas del Vino de Catalunya) o al CIC Fassina (Centro de Interpretación del cava). La diversidad de opciones de enoturismo hace del Penedés una región óptima para todos los gustos.

IMG_0167

Nada como probar los exquisitos vinos del Penedés con unos buenos platos típicos autóctonos. La cocina de esta región se basa en aves de corral, como los patos mudos o los gallos de raza Penedés. También puedes degustar otros platos típicos como el xató, y mención especial merecen los embutidos artesanales y la pastelería, en la que destacan las catànies, los carquiñolis, la coca y las garlandas.

Sabemos que, como amantes del vino, disfrutar de esta exquisita bebida es mejor si lo hacemos directamente en la tierra de donde procede. No dejes pasar la oportunidad de conocer una de las zonas más ricas y más interesantes a nivel vitícola en nuestro país. Una de las bodegas más relevantes de esta zona es Bodegas Torres, donde podrás descubrir a fondo los diferentes matices y variedades del vino del Penedés. Toda la información podrás encontrarla en esta página web y en las oficinas de turismo: www.enoturismepenedes.ca

Descubre la Ruta del vino de El Bierzo

Sabemos que una de las mejores maneras de disfrutar del vino es sumergirse de lleno en una experiencia enoturística. Además de poder probar vinos de excelente calidad y reputación, el enoturismo nos ofrece la posibilidad de conocer el patrimonio cultural e histórico de la zona, así como su gastronomía y su entorno natural.

purple-grapes-553462_1920

Una de las rutas del vino más interesantes de nuestro país en las que disfrutar esta experiencia es la de la comarca de El Bierzo. Sus exquisitos vinos maridan a la perfección con la gastronomía leonesa, y la belleza de sus paisajes naturales y su riqueza cultural hacen de esta región una de los destinos más importantes dentro de la oferta de enoturismo en España.

Esta ruta certificada acoge los siguientes municipios de la provincia de León: Astorga, Castrillo, Ponferrada, Villafranca, Cacabelos y Las Médulas. Aunque las dos primeras no pertenecen a la propia comarca de El Bierzo, han sido incluidas en la ruta por su proximidad y por su interés enológico y patrimonial.

El clima continental de esta región y la riqueza de sus viñedos producen unos vinos muy personales y especiales, entre los que destacan los elaborados con las variedades Mencía (la más importante dentro de los tintos de esta Denominación) y Doña Blanca y Godello (ambas blancas). Asimismo, esta tierra da como fruto diversos productos típicos como la manzana reineta y el pimiento del Bierzo, miel, frutos secos como castañas y nueces, y el producto estrella, el Botillo del Bierzo, en torno al cual se organizan diferentes fiestas a lo largo del año.

Astorga

Una ruta del vino sin pasar por Astorga no puede concebirse. La antigua ciudad romana Castro Ligur, ubicada en plena vía la plata, es un punto cultural e histórico imprescindible: el templo de Aedos Augusti, las termas, el foro romano, entre otros, son restos de la era romana de incalculable valor. Otros sitios de interés turístico son el museo del chocolate, el Palacio Episcopal, diseñado por Antonio Gaudí, la catedral, y la iglesia de Santa Marta, patrona de la ciudad.

Castrillo de Polvazares

A sólo 7 kilómetros de Astorga, este municipio está declarado como conjunto histórico artístico, de modo que su importancia cultural se hace incuestionable. El lugar perfecto para pasear, comprar en sus tiendas de artesanía, y probar el típico Cocido Maragato en uno de sus magníficos restaurantes acompañado de un buen vino denominación de origen Bierzo.

Ponferrada

Si lo que estás buscando es deleitarte con la exquisita gastronomía de esta comarca, Ponferrada es tu sitio. En esta pequeña localidad leonesa podrás disfrutar de uno de sus embutidos más típicos, el anteriormente mencionado botillo. Además del atractivo gastronómico y enológico (no dejes de acompañar el botillo con un vino de la zona), también podrás disfrutar de su patrimonio cultural y artístico. Destacan la Basílica de Nuestra Señora de la Encina, y el castillo templario, perfectamente conservado, y el Museo Nacional de la Energía.

Villafranca del Bierzo

Otra de las paradas fundamentales que deberás hacer durante tu ruta del vino es Villafranca, la capital de la comarca. Ubicada en pleno camino de Santiago, cuenta con un patrimonio religioso sin igual: el convento de San Nicolás, la Iglesia de San Francisco, la Colegiata de Santa María, y la iglesia de Santiago, de estilo románico, entre otros. Para disfrutar de los mejores vinos, fundamental ir a la calle del Agua, donde además podrás degustar los productos típicos de la región.

Cacabelos

La zona fundamental de producción de Mencía se encuentra en esta localidad. Pero además de su importancia vinícola, también es relevante su patrimonio, dentro del cual destacan la iglesia de Santa María, la plaza de San Lázaro, o el puente Mayor sobre el río Cúa.

Las Médulas

Sorprendente paraje natural, declarado patrimonio de la Humanidad, que no hay que dejar de visitar. Además de admirar la belleza de sus formaciones rocosas de color rojizo, admirar las antiguas minas romanas, y respirar auténtico aire puro, podrás realizar rutas de senderismo y pasear por sus bosques. Como recomendación, acercarse al Mirador de Orellán, desde el que disfrutar de unas vistas impresionantes mientras disfrutas de un buen vino de la zona.

Otros espacios naturales de interés son el valle del Sil y los montes Aquilianos, aunque si lo que te interesa incorporar a tu visita es un poco de senderismo, te recomendamos La Mirada Circular, una ruta por la Sierra de Ancares, declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

La comarca de El Bierzo tiene mucho que ofrecerte. Además de su atractivo cultural y patrimonial, su riqueza gastronómica y la especialidad de sus vinos hace de esta zona una de esas que no puede faltar en tu agenda.

,

La D.O. Jerez – Sherry, el sistema de criaderas y soleras (II)

Continuamos este segundo post sobre los vinos de la Denominación de Origen Jerez-Sherry en el año de su 80 cumpleaños. En la anterior entrada sobre el tema, hablamos sobre las características de esta región vitivinícola – su suelo, climatología…- , así como de los tipos de vinos que allí se elaboran.

En esta ocasión nos centraremos en una fase (larga, muy larga) de los vinos de Jerez que les hace mundialmente conocidos: la crianza en  barricas mediante el sistema de criaderas y soleras.

Antes de ello, debemos explicar los dos tipos de crianza a los que se someten los vinos de Jerez: la crianza biológica y la crianza oxidativa.

La crianza oxidativa es la crianza en barricas que realiza habitualmente en cualquier zona vitivinícola. Tras la fermentación alcohólica, los vinos se introducen en barricas –o ‘botas’, como se les denomina en Jerez –  para ser sometidos a una larga crianza. Se llama ‘oxidativa’ por la transmisión de este elemento entre los poros de la madera y el vino; la crianza en barrica aporta complejidad, estructura y aromas como tostado, tofes, vainilla o chocolate.

Pero si hay algo que distingue a los vinos de Jerez es la crianza biológica o bajo ‘velo de flor’. El velo de flor es una capa que se crea en la superficie del vino cuándo éste esta en barrica. Este velo está formado por las propias levaduras del vino y en él existe una gran actividad microbiológica.

Este velo,  por un lado, protege al vino contra la oxidación y, por otro, genera gran cantidad de unos compuestos llamados  ‘acetaldehídos’, derivados del consumo de alcohol por parte del velo de flor y que ofrecen unos aromas agradables y muy característicos de los vinos de Jerez – o de los vino ‘rancios’ de Serrada, sobre los que ya hemos hablado en alguna ocasión-.

El método de elaboración clásico de un vino de Jerez (fino, manzanilla, amontillado…) es que primero son sometidos a una crianza biológica y después a una oxidativa. Sin embargo, la crianza oxidativa es una crianza dinámica, es decir, el vino no permanece durante ‘x’ meses en la barrica, si no que se va mezclando con vinos de añadas anteriores.

El sistema de criaderas y soleras

Se denomina ‘solera’ a la bota que está apoyada en el suelo. Esta bota contiene el vino más antiguo, el primer vino, el que sentará la base para desarrollar el sistema de las criaderas. Hay algunas bodegas en Jerez que presumen de tener soleras de hace más de cien años.

Al año siguiente de sentar la solera, se establecerá la primera criadera, una segunda bota con vino de la posterior cosecha que se situará encima de la primera bota a modo de pirámide.

De la solera, se obtendrá el primer vino para embotellado, en torno a 1/3 del contenido de la bota, aunque esto depende del tipo de vino qué se quiera conseguir. A este proceso se le llama ‘saca’ y se suele hace una vez al año. Ese tercio, se rellenará con el vino de la primera criadera, es decir, en la solera habrá vino de dos añadas distintas.

En el tercer año, se pondrá la segunda criadera. Las botas de la primera criadera se rellenarán con vino de la segunda y la solera con algo de vino de la primera criadera. Este proceso se puede alargar durante muchísimos años, de ahí el porqué son tan apreciados los vinos de Jerez y la razón por la que en sus etiquetas no aparece reflejada ninguna añada.

Imagen: CR DO Jerez - Sherry

Imagen: CR DO Jerez – Sherry

Rutas del Vino por España: Rueda

No hay un plan mejor para disfrutar de un buen vino que realizando una ruta del vino, y en España hay un amplio abanico de posibilidades que seguro no te defraudarán.

La ruta Ribera de Duero es una de las más conocidas y representativas de Castilla y León, pero en pleno corazón de esta comunidad también se ubica una de las rutas más importantes y reconocidas del país: la Ruta del Vino de Rueda.

wine-664833_1920

Esta ruta, ligada a la Denominación de Origen Rueda, se centra en la provincia de Valladolid, integrando un total de 13 municipios de importante interés cultural y turístico. Actualmente se está trabajando para ampliarse a Segovia y Ávila.

Las condiciones climáticas y las características de sus suelos favorecen el cultivo de la vid, dando como resultado un fruto de gran calidad y personalidad, como la uva autóctona Verdejo. Se trata de una tierra con una larga tradición vinícola, la cual se complementa con una exquisita gastronomía y un importante legado cultural y artístico, en el que destacan templos mudéjares, conventos como el de Santa Clara de Tordesillas, monasterios, y castillos como el Castillo de la Mota en Medina del Campo.

En lo que respecta a la gastronomía, cobra especial importante el lechazo asado con Indicación Geográfica Protegida, el cochinillo, las lentejas de La Armuñas, y los garbanzos de Fuentesaúco, así como una amplia selección de quesos y una repostería tradicional que no deja a nadie indiferente. Para comer, destacan el restaurante La Botica de Matapozuelos, que cuenta con una estrella michelín.

La Denominación de Origen de Rueda fue la primera Denominación de Origen de Castilla y León en ser reconocida como tal, y sólo tardo seis meses en obtener dicho reconocimiento. La uva Verdejo, la variedad de uva autóctona más importante, produce un vino blanco de alta calidad con toques afrutados y una buna acidez. Además de esta variedad, existen otros blancos como el Sauvignon Blanc, además de vinos tintos y rosados. El esfuerzo por proteger y cuidar sus variedades se traduce en un vino personal y único que, actualmente, goza de una importante fama a nivel mundial.

En esta ruta se encuentran algunas de las mejores bodegas de España entre las que se encuentran Bodegas Grupo Yllera, Bodegas Prado Rey, Montepedroso , Mocén, y Bodegas Menade, que cuenta con bodega subterránea, y en la que se organizan desde clases de yoga, baile latino, cata de zumos naturales, esgrima, entre otras actividades.

Rueda es la localidad que le da nombre a la Denominación. Se encuentra al lado de la carretera de la Coruña (A6), a unos 170 kilómetros de Madrid. Además de su importante tradición vinícola, destaca por su patrimonio cultural: la Iglesia de la Asunción, importante muestra del barroco español, y la Ermita, que goza de unas maravillosas vistas, son sólo algunos de los ejemplos.

La ruta se completa con otras localidades como La Seca, Medina del Campo, Posadles, Villaverde de Medina, Serrad y Villafranca de Duero, en las que es posible visitar bodegas tradicionales de la Edad Media, caracterizadas por sus galerías subterráneas, y bodegas modernas punteras en métodos de producción.

Para disfrutar al máximo de tu experiencia vinícola, puedes aprovechar a asistir a las Fiestas de la Vendimia de Rueda y Serrada, la fiesta del Verdejo, o la Semana Santa de Medina del Campo, declarada de Interés Turístico Internacional. Sin duda, se trata de eventos de importante tradición en los que podrás empaparte de todo el patrimonio cultural que caracterizan a esta región.

No podemos hablar de esta ruta sin citar a Casa Lola, una empresa familiar dedicada durante 20 años a la hostelería y a la venta de productos gourmet, y que se ha convertido notablemente popular en la zona. Sin duda, un punto imperdible a incluir en tu visita.

Si quieres saber más acerca de esta ruta y planificarla para tu próxima escapada, podrás consultar toda la información en la página oficial: www.rutadelvinoderueda.com/

,

El vino fuera de España: Italia

Italia es otro de los grandes protagonistas dentro del marco vinícola mundial. Si prestamos atención a su historia, podemos comprobar que el vino es una parte fundamental para comprender su cultura; incluso antes de la llegada de los romanos, la práctica de producción del vino ya había llegado a este país gracias a los etruscos y los griegos, por lo que existe una larga tradición vinícola en esta zona. Actualmente, con una quinta parte de la producción mundial y un índice de consumo por habitante de unos 38 litros al año, Italia es uno de los países vinícolas por excelencia.

wine-557896_1920

Los vinos italianos son considerados, indiscutiblemente, como unos de los mejores del mundo. Uno de los principales motivos es el amplio abanico de sabores, texturas y variedades de alta calidad que brinda cada región de este país. Aunque total podríamos sumar alrededor de 500 Denominazione di Origine (405 vinos DOP,73 de las cuales son DOCG), a continuación te ofrecemos una visión general de las denominaciones más importantes procedentes de esta bella región.

Piamonte. Se trata de una de las regiones más importantes. Sus viñedos ocupan la sexta parte de la superficie total de viñedos del país, y sus vinos son únicos y muy personales. La uva principal es la Nebbiolo, protagonista de los famosos vinos Barolo DOCG y Barbaresco DOCG. Si nos vamos al sureste, encontraremos otras variedades de vino tinto como la Barbera. En cuanto a blancos, destaca el vino Asti Spumante elaborado con la uva Moscato Bianco.

Veneto. Situada en el noreste, esta zona es la más variada en cuanto a producción y posee tres denominaciones de gran relevancia: Valpolicella DOC (vino ligero, sabroso, de color rubí), el Bardolino DOC (más ligero y con aroma a cereza) y el Soave DOC (seco, sabroso, de aromas afrutados con un suave toque de almendra tostada). Dentro de esta región se elabora también el mundialmente conocido Prosecco, el vino espumoso más consumido en Italia.

Toscana. Esta es una zona de larga tradición vinícola que fue notablemente impulsada en los años 80, produciendo un efecto inspirador en las demás regiones italianas. Sus vinos más conocidos son los de Chianti. La denominación Chianti DOCG, que engloba un total de cinco provincias, da nombre un vino tinto en el que la cepa Sangiovese, mezclada con Canaiolo y variedades blancas como Trebbiano y Malvasía, es la protagonista. Otras denominaciones notables son: Brunello di Montalcino DOCG (vinos de cuerpo y sabor intenso), Vino Nobile di Montepulciano DOCG, Carmignano DOCG, y Pomino DOCG.

Sicilia. Dentro de la producción vinícola de esta isla destaca el Marsala, uno de los vinos encabezados más importantes a nivel internacional. Se produce en los alrededores de la ciudad de Marsala a raíz de vinos blancos de las cepas Catarratto, Grillo Damaschino e Inzolia. Por ley, debe encabezarse con aguardiente de vino, y puede llegar a reposa hasta diez años en barrica de roble. Otros vinos destacados son Alcamo DOC (blanco seco) y Cerasuolo di Vittoria DOC (tinto).

Emilia-Romagna. El vino más famoso de esta región es el Lambrusco (frizzante), de aguja y dulce. Aunque generalmente es tinto, igualmente puede ser blanco o rosado. En esta zona destacan: Lambrusco di Sorbara DOC, Lambrusco Salamino di Santa Croce DOC, Lambrusco Grasparossa di Castelvetro DOC y Lambrusco Reggiano DOC, este último de mayor producción.

Trentino/ Alto Adige. Esta región se ha convertido hoy en día en la más importante de Italia en cuanto a la producción de vinos blancos aromáticos, elaborados con las variedades Pinot Blanco, Riesling, Chardonnay y Gewürztraminer. También está reconocida como una de las mejores regiones productoras de vinos espumosos del mundo, empleando el método clásico para su elaboración.

Otras zonas importantes dentro del país italiano son: Lombardía, Valle de Aosta, Liguria, Friul-Venecia Julia, la isla de Cerdeña y Apulia, la región que recoge una mayor producción.