Entradas

Vino para regalar, vino para celebrar y vino para enamorar


Cuando de regalos se trata, hay siempre dos grupos diferenciados de personas. Están aquellos a los que les encanta recibir y aquellos que, por el contrario, se sienten mucho más cómodos obsequiando, y si el obsequio consiste en regalar vino, la ilusión se multiplica fácilmente.

Tanto si te sientes identificado con uno como con otro perfil, estás de suerte porque, aunque no es necesario ningún motivo especial, para regalar vino a alguien, el día de los enamorados vuelve a estar, otra vez, a la vuelta de la esquina.

¿Ya habías pensado en esto? ¿Esperabas solo el momento en el que poder dedicarle algo de tu tiempo a encontrar ese vino que te gustaría regalarle a una persona especial? ¿Te gustaría ser más que generoso?

¿Qué regalar?

Aunque regalar vino es siempre una idea fantástica, regalar una botella puede no ser bastante; la idea de que nos va a saber a poco tiene el suficiente peso como para plantearse regalar alguna más. ¿Has visto los lotes de vinos para regalar que Bodegas Comenge tiene en oferta y que harán las delicias de quien espere poder celebrar ese día por todo lo alto sin temor a quedarse con ganas de más? Descubrirás grandes vinos para regalar en nuestra tienda.

El acto de regalar vino es de por sí elegante. Si además le añadimos los detalles que los estuches Comenge incluyen junto a muchos de sus mejores vinos, a la elegancia y a la ilusión buscadas con nuestro gesto, habrá que añadir una dosis de exquisitez y de refinamiento difíciles de encontrar en otros posibles regalos.

 

 

Y, ¿por qué esperar? El catorce de febrero es una fecha señalada, pero ¿no podría haber muchos catorces de febrero? Es más, ¿no deberíamos vivir buena parte de los días del año como si fueran catorce de febrero? El vino está hecho para disfrutarlo, para celebrar pequeños y grandes acontecimientos, para acompañar el día a día, … para regalar.

El acto de regalar vino puede adoptar diferentes formas. La cultura del vino así lo permite. Un viaje o una estancia en cualquiera de las cunas del vino de nuestro país, una visita a una bodega de la que salir más que satisfecho con uno de sus estupendos lotes de vino o de sus estuches elegantes, hace de cualquier día del año, una fecha susceptible de ser doblemente celebrada.

No importa a qué grupo de personas de los anteriormente mencionados, pertenezcas. Si eres de los que van a recibir: elige vino; pero si eres de los que van a regalar: regala vino. El resultado, ya lo conoces: insuperable.

5 consejos para regalar vino en 2019

Faltan pocas horas para terminar el año, pero las suficientes, quizás, como para empezar a pensar en esa declaración de intenciones con las que buena parte de la población decide estrenar el año nuevo. Si eres de los que empieza a pensar en los cambios y hábitos que va a incorporar a su vida en 2019 o de los que se dispone a empezar el año decidido a ayudar a otros a que lo hagan, estamos dispuestos a ayudarte con lo que mejor sabemos hacer: recordándote algunos de estos hábitos saludables que como siempre, tienen que ver con el vino y con conseguir que regalar vino o cualquier otro servicio o producto asociado a él, se convierta en algo tan inolvidable que, irremediablemente, pase a formar parte de tu estilo de vida y de tu ocio.

Regalar vino es regalar su cultura

  1. Regalar vino en Reyes. Una de las fiestas más importantes del año, una de aquellas que se esperan con mayor ilusión, es la Noche de Reyes. ¿Te falta algún regalo todavía? ¿Estás pensando cómo sorprender a alguien especial? ¿Te gustaría empezar el 2019 con una escapada maravillosa? Haz enoturismo, regala vino y regala cultura del vino en un viaje a la Ribera del Duero o a cualquiera de las múltiples regiones ricas en vino de nuestro país. Bodegas, hoteles, catas… todas esperando tu llegada.
  2. Vinoterapia. Regalar vino es regalar salud. Si uno de tus propósitos es empezar el año cuidando tu cuerpo y tu mente, prueba alguna de las terapias con vino que han sido creadas para tal fin. Existen multitud de balnearios que incluyen en su oferta tratamientos a base de uva y de vino. Pruébalos y aprovecha este viaje a la Ribera del Duero para conocer la zona y la región. Tu cuerpo lo agradecerá y tu mente, más aún.
  3. Ferias del vino. ¿Has pensado en recorrerte España y parte del extranjero yendo de feria en feria? ¡Genial! Descubre cuáles son las ferias de vino que más te interesan y visítalas. Una entrada a alguna de estas ferias puede ser un gran regalo y no cabe duda de que es otra forma de llevar la cultura del vino a ese alguien que empieza a disfrutar y a interesarse por tan grandísimo producto.
  4. Regalar vino también es regalar literatura. Novela, guías, libros de viajes y educativos. El vino llega a todos los rincones y la posibilidad de aprender sobre él y de entretenerse con él, está ahí. Para ti o para esa persona con la que te encantaría compartir esta afición, la oferta es tan variada como extensa. Seguro que encuentras alguna publicación sorprendente.
  5. Curso de cata vinos. Pero tal vez prefieras empezar por el final, por regalarle a alguien o regalarte a ti mismo ese curso de cata de vinos que te ayudará, por fin, a distinguir los sabores y olores del vino; a reconocer las características de cada variedad y a acertar cuando lo compres. Un curso de cata de vinos puede ser la excusa perfecta para empezar este año inaugurando con una primera botella, lo que será tu bodega particular. ¡Adelante!