Entradas

¿Cómo diferenciar una variedad de uva de otra?

Ahora que los viñedos de la Denominación de Origen Ribera del Duero se encuentran en plena brotación y las cepas lucen ya pequeñas hojas, hemos querido tratar un asunto que ‘trae de cabeza’ a muchos visitantes que condicen entre el mar de viñedos de la Milla de Oro: Cómo distinguir la variedad de una cepa de otra.

La tarea no es nada sencilla, ni siquiera para los especialistas en el campo, ya que incluso cada variedad puede presentar una forma algo distinta (por ejemplo el tamaño de los racimos o las hojas) dependiendo de la zona vinícola en la que esté asentada.

La ampelografía es un campo de la botánica que estudia la identificación y clasificación de las especies del género ‘vitis’ y cuando hablamos de ampelografía práctica, nos referimos al reconocimiento visual de las variedades de vid y porta-injertos.

Ilustraciones del libro de Rojas Clemente (1879)

Ilustraciones del libro de Rojas Clemente (1879)


Para poder distinguir una variedad de otra, es necesario observar las diferencias de todas las partes de la vid e, incluso, en diversos momentos del ciclo vegetativo: el color de los racimos y las hojas, la vellosidad (si las partes tiene pelitos o no y cómo son), la forma tanto del tronco de la planta como de las hojas, de los racimos y de manera individual de las bayas, las características de los pámpanos, etc… Como hemos comentado, una labor concienzuda y que conlleva años y años de estudio y observación.

la foto 3

Con el fin de ayudar al ojo inexperto a empezar a distinguir algunas de las variedades de vid más comunes, recogemos algunas características diferenciadoras de cada una de ellas:

Tintas:

  • Tempranillo: Es un racimo ovalado, aunque no excesivamente alargado, de tamaño medio y con bayas redondas de color azulado. Suele ser bastante compacto. Las hojas presentan un color oscuro y tiene forma pentagonal con los dientes muy marcados.
  • Cabernet Sauvignon: Los racimos son pequeños, en forma de cono, no excesivamente compactos, con un tamaño y forma de las bayas mediana y homogénea. Las uvas no son tan coloreadas como las de Tempranillo y las hojas se diferencian por sus dientes ojivales. Es una cepa de porte erguido.
  • Merlot: Racimos muy pequeños de compactación media. Las hojas no son excesivamente grandes, están dividida en tres partes ojivales y los dientes son muy pequeños. La cepa tiene un porte semi-erguido.
  • la foto 2

Blancas:

  • Verdejo: Los racimos son pequeños en su origen, aunque incide mucho el porta-injerto, son alargados y con dos hombros bien diferenciados. El color de la uva es amarillo verdoso y las bayas son de tamaño medio cilíndricas. Las cepas de verdejo tiene un porte rastrero y las hojas con medianas y pentagonales.
  • Albillo: Racimos muy pequeñitos y cortos, bastante compactos. Las bayas son pequeñas y doradas, con una piel muy fina. En la Ribera del Duero se emplea el Albillo Mayor, también llamado Pardina, que es de porte más erguido que el Albillo Real. Las hojas son más bien pequeñas.
  • Chardonnay: Es una de las variedades más extendidas en el mundo, por lo que su distinción puede ser realmente complicada en función de la zona. Los racimos suelen ser pequeños y uniformes, con un color de las bayas amarillento y unas hojas prácticamente redondas y grandes compuestas de cinco lóbulos.
  • la foto 4

Estos son sólo algunos (muy pocos) de los elementos diferenciadores de las variedades de vid más conocidas. ¿Os imagináis aprender a distinguirlas entre unas 10.000 variedades de vid en el mundo? Para ir empezando, os recomendamos la lectura del libro La Vid y Los Vinos Españoles, escrita por Don Miguel Comenge, y que recoge sus estudios de caracterización de las distintas variedades que existían en España en los años 30.

Rutas del Vino por España: Rueda

No hay un plan mejor para disfrutar de un buen vino que realizando una ruta del vino, y en España hay un amplio abanico de posibilidades que seguro no te defraudarán.

La ruta Ribera de Duero es una de las más conocidas y representativas de Castilla y León, pero en pleno corazón de esta comunidad también se ubica una de las rutas más importantes y reconocidas del país: la Ruta del Vino de Rueda.

wine-664833_1920

Esta ruta, ligada a la Denominación de Origen Rueda, se centra en la provincia de Valladolid, integrando un total de 13 municipios de importante interés cultural y turístico. Actualmente se está trabajando para ampliarse a Segovia y Ávila.

Las condiciones climáticas y las características de sus suelos favorecen el cultivo de la vid, dando como resultado un fruto de gran calidad y personalidad, como la uva autóctona Verdejo. Se trata de una tierra con una larga tradición vinícola, la cual se complementa con una exquisita gastronomía y un importante legado cultural y artístico, en el que destacan templos mudéjares, conventos como el de Santa Clara de Tordesillas, monasterios, y castillos como el Castillo de la Mota en Medina del Campo.

En lo que respecta a la gastronomía, cobra especial importante el lechazo asado con Indicación Geográfica Protegida, el cochinillo, las lentejas de La Armuñas, y los garbanzos de Fuentesaúco, así como una amplia selección de quesos y una repostería tradicional que no deja a nadie indiferente. Para comer, destacan el restaurante La Botica de Matapozuelos, que cuenta con una estrella michelín.

La Denominación de Origen de Rueda fue la primera Denominación de Origen de Castilla y León en ser reconocida como tal, y sólo tardo seis meses en obtener dicho reconocimiento. La uva Verdejo, la variedad de uva autóctona más importante, produce un vino blanco de alta calidad con toques afrutados y una buna acidez. Además de esta variedad, existen otros blancos como el Sauvignon Blanc, además de vinos tintos y rosados. El esfuerzo por proteger y cuidar sus variedades se traduce en un vino personal y único que, actualmente, goza de una importante fama a nivel mundial.

En esta ruta se encuentran algunas de las mejores bodegas de España entre las que se encuentran Bodegas Grupo Yllera, Bodegas Prado Rey, Montepedroso , Mocén, y Bodegas Menade, que cuenta con bodega subterránea, y en la que se organizan desde clases de yoga, baile latino, cata de zumos naturales, esgrima, entre otras actividades.

Rueda es la localidad que le da nombre a la Denominación. Se encuentra al lado de la carretera de la Coruña (A6), a unos 170 kilómetros de Madrid. Además de su importante tradición vinícola, destaca por su patrimonio cultural: la Iglesia de la Asunción, importante muestra del barroco español, y la Ermita, que goza de unas maravillosas vistas, son sólo algunos de los ejemplos.

La ruta se completa con otras localidades como La Seca, Medina del Campo, Posadles, Villaverde de Medina, Serrad y Villafranca de Duero, en las que es posible visitar bodegas tradicionales de la Edad Media, caracterizadas por sus galerías subterráneas, y bodegas modernas punteras en métodos de producción.

Para disfrutar al máximo de tu experiencia vinícola, puedes aprovechar a asistir a las Fiestas de la Vendimia de Rueda y Serrada, la fiesta del Verdejo, o la Semana Santa de Medina del Campo, declarada de Interés Turístico Internacional. Sin duda, se trata de eventos de importante tradición en los que podrás empaparte de todo el patrimonio cultural que caracterizan a esta región.

No podemos hablar de esta ruta sin citar a Casa Lola, una empresa familiar dedicada durante 20 años a la hostelería y a la venta de productos gourmet, y que se ha convertido notablemente popular en la zona. Sin duda, un punto imperdible a incluir en tu visita.

Si quieres saber más acerca de esta ruta y planificarla para tu próxima escapada, podrás consultar toda la información en la página oficial: www.rutadelvinoderueda.com/

Comenge Verdejo 2012

Comenge Verdejo 2012

Este vino está elaborado con uvas de la variedad verdejo, procedentes de viñedos de más de 80 años de antigüedad de pequeños viticultores de la localidad de Rueda.  Están plantados en terrenos cubiertos de cantos rodados, pobres en materia orgánica. En las viñas plantadas en las zonas superiores de la meseta de Rueda, aparecen suelos calizos, dotando a los vinos de una gran elegancia, finura y persistencia.

ELABORACIÓN

Toda la vendimia se realiza a mano en pequeñas cajas. Una vez en la bodega, se realiza una maceración en frío durante 12 horas. Tras la prensada de los racimos, el mosto fermenta a baja temperatura en depósito de acero inoxidable. Durante la etapa de la fermentación el mosto cuenta ya con el agente clarificante, colaborando en la preservación de los aromas varietales y dando limpidez al vino una vez finalizada ésta. Posteriormente se ha estabilizado y filtrado, siendo embotellado el día 14 de diciembre.

NOTA DE CATA

Color: amarillo pajizo brillante, con reflejos verdosos.

Aroma: muy intenso y limpio. Es muy expresivo; nos recuerda a un perfume de fruta fresca, flores blancas sobre un fondo de hierba seca y pedernal. Resulta especialmente elegante y fresco.

Gusto: en boca se muestra igualmente afrutado y fresco, con volumen, equilibrio y persistencia. Es aquí donde la viña vieja muestra toda su grandeza: es untuoso, goloso, con buena acidez, llena el paladar de agradables sensaciones, dejándonos tras su paso un largo y elegante recuerdo en el paladar.

Comprar Comenge Verdejo 2012

Verdejo D.O. Rueda acompañamiento perfecto para fabes con almejas

Las chicas del blog gastronómico La cajita de Nieveselena  se acuerdan de nuestros vinos.

En el post de la receta de las fabes con almejas, las maridan con nuestro Verdejo D.O. Rueda, “vino que será el nexo de unión entre la tierra y el mar y dará el toque final a nuestro plato concretamente de Bodegas Comenge que adquirí en una visita a sus instalaciones y que guardaba para una ocasión especial”

 

Comenge Verdejo 2011

Comenge Verdejo de Rueda

AÑADA 2011

Conscientes de la cada vez más habitual tendencia a elaborar verdejos de marcado dulzor y carácter exótico, hemos hecho un especial esfuerzo en la selección de los viñedos y en las técnicas de elaboración, tratando de ser fieles al carácter de la variedad y al estilo elegante que desde el inicio hemos querido resaltar en nuestros vinos. No en balde, nuestra andadura como vinateros comenzó hace ahora 11 años con la elaboración de un vino verdejo a partir de una viña plantada en el año 1896 -según indica las escrituras- y que todavía mantenemos. Aquellas primeras 2000 botellas causaron sensación y nos han servido hoy de guía para marcar el estilo personal de nuestro verdejo: elegante, potente y profundo.

NOTA DE CATA

Esta añada destaca por sus aromas de cítricos, flores blancas, pétalos de rosa y lichi. En boca es equilibrado y serio, con cuerpo y una buena untuosidad alegrada por una maravillosa y fresca acidez, seco y sabroso, amplio y con un elegante y fino toque amargo de salida.

DATOS TÉCNICOS

  • Variedad: 100 % Verdejo.
  • Suelos: cascajo.
  • Producción: 15.000 botellas.
  • Alcohol: 13 % vol.