,

Descubre otros tamaños de botellas de vino para celebrar la Navidad a lo grande

¿Detallista? ¿Original? ¿Lo tienes casi todo pensado pero no sabes qué hacer con la bebida, qué vino escoger o qué cantidad de vino comprar para servir en esa cena en la que volveréis a reuniros unos cuantos? Quizás te hayas preguntado qué puedes hacer este año para no acumular tanto vidrio, todas esas botellas que se van quedando en casa después de las copiosas cenas y comidas; o quizás eres tú el que se va a desplazar y el que se encargará de llevar el vino que se servirá en la cena.

Sea cual sea la situación, hoy queremos recordar que en materia de vino, existen varios tamaños de botellas. Todos conocemos la tradicional y habitual botella Estándar de 75 cl, sin embargo, podéis encontrar en el mercado otros tamaños que bien pueden responder a alguna de las necesidades que vayáis a encontraros durante alguna de las reuniones navideñas a las que asistáis.

Empezaremos por recordar algunos de los tamaños de botellas que, aunque menos frecuentes que las habituales de 75 cl, posiblemente conozcáis. La más pequeña es la que se conoce con el nombre de Benjamín que, equivalente a ¼ de la botella estándar, solemos encontrar en los aviones o en los trenes.

Con toda seguridad habréis visto en alguna ocasión la medida Magnum; un tipo de botella que al contener un litro y medio de vino o dos veces la medida estándar, puede ser muy útil si vas a encargarte de llevar el vino a una cena o si vas a recibir a otros tantos comensales en Nochebuena, en Navidad o en la despedida del año.

Si lo que estás buscando es algo original, algo con lo que sorprender y que al mismo tiempo sea práctico, quizás te interese buscar la conocida como botella Jeroboam cuya capacidad equivale a 4 botellas de 75 cl; pero si ésta fuera pequeña, prueba con la Rehoboam, con capacidad para cuatro litros y medio de vino.

Si decides buscar alguna de las dos últimas medidas mencionadas, es muy posible que tengas que ir a comercios especializados y que tengas que destinar un presupuesto mayor al habitual. Por sus características son botellas que requieren de una fabricación especial para poder soportar el peso del vino que contienen.

Como curiosidad y por qué no, como sugerencia, añadir que existen también en el mercado botellas de mayor tamaño a las mencionadas anteriormente. Entre ellas, y haciendo honor a la Navidad, la medida Baltasar y la botella Nabucodonosor. No hay duda de que su capacidad para 12 y 15 litros respectivamente, las convierte en las mejores para celebrarlo todo ¡a lo grande!

Related posts: